viernes, 7 de octubre de 2016

MALA COSA CUANDO EL GOBIERNO DE ESPAÑA SE DECLARA DISPUESTO A INCUMPLIR LA LEY

La mañana de ayer fue un maratón en forma de dos reuniones de lo más potentes.

La primera, a las nueve y media de la mañana, fue con los directores generales de la Secretaría Autonómica de Medio Ambiente. Uno a uno fuimos revisando todos los temas pendientes e hicimos algo que no hacemos normalmente, discutir en común el sentido político de alguna de las cosas que hacemos y cuáles son las mejores estrategias para conseguir lo que nos proponemos. Habitualmente los debates son siempre sobre gestión, sobre calendario, sobre los problemas que van saliendo pero dedicamos poco tiempo a pensar sobre el fondo de aquello que hacemos. A mi son las discusiones que más me gustan y, aunque alguno pueda pensar que son discusiones poco útiles, a mi me parece que son básicas.

En temas concretos, diseñamos la jornada sobre retorno y depósito de envases (SDDR) que queremos hacer en los próximos meses y, también, definimos el calendario de cara a la presentación de la revisión de la Estrategia de Energía y Cambio Climático que queremos tener preparada para antes de Navidad.

Inmediatamente después de acabar esa densa reunión interna, nos ocupamos de un tema en el que llevamos trabajando mucho tiempo y en el que vamos avanzando poco a poco: el traslado de la cantera de Lafarge de Sagunto de su emplazamiento actual en el “Salt del Llop” a la zona, más alejada de la costa y más al oeste, del Piñal (La Catalana).
Con la dirección de Lafarge y el Ayuntamiento de Sagunto hablando de la protección del bosque de Romeu
La de ayer no fue una reunión especialmente fructífera. Hay coincidencia en que el desbloqueo de la zona del Piñal ha de ser simultáneo a la protección de la totalidad del bosque de Romeu, allí donde la empresa tiene ahora derechos mineros y el Ayuntamiento quiere hacer un paraje natural municipal. Las dos partes están de acuerdo pero entienden la simultaneidad de forma diferente: para la empresa la protección de Romeu debe hacerse efectiva cuando pueda explotarse el Piñal; en cambio, el Ayuntamiento mantiene que el momento de la protección es cuando la tramitación urbanística para explotar el Piñal ya esté cerrada porque, después, Lafargue todavía tiene 10 años para seguir en el “Salt del Llop”, tiempo más que suficiente para iniciar la nueva explotación.

Quedamos en volver a vernos en diciembre cuando las dos partes tengan avanzado el estudio de en qué puntos de la nueva zona de la cantera han de realizarse las futuras extracciones.


No quiero acabar sin hacer referencia a unas declaraciones del delegado del Gobierno (en funciones) de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, en relación a “Puerto Mediterráneo” y sobre las que algunos periodistas me han pedido opinión. Moragues ha dicho que “el gobierno de España dará el máximo de facilidades para tirar adelante el proyecto” y que ellos siempre están “al lado de las inversiones internacionales”. Parece que el delegado del Gobierno olvida que estamos hablando del cumplimiento de la Ley, que si “Puerto Mediterráneo” tiene una memoria ambiental desfavorable es porque no cumple los requisitos que se le piden, y no por otra cosa. Las palabras de Moragues son el anuncio de que la Ley no les importa. Facilidad para invertir, todas. Nosotros seremos los primeros en garantizarlas. Eso sí, con un límite fundamental, el cumplimiento de la Ley. Si tanta prisa tienen ahora y tanta atención dice que pondrán en modificar los inconvenientes planteados, podría haberse tomado algún interés antes ya que alguno de los informes desfavorables son de su propio Gobierno.
El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, a la izq., con el promotor de "Puerto Mediterráneo", Salvador Arenere (foto Delegación del Gobierno publicada por "20 minutos")

No hay comentarios: