jueves, 6 de octubre de 2016

LA BUENA GESTIÓN DE VAERSA HA DE SATISFACER A TODOS

Comenzamos a desencallar dos cuestiones o, como mínimo, vamos avanzando, sin prisa pero sin pausa, en dos cuestiones de importancia destacada.

Vamos a participar en Sevilla en unas jornadas sobre el Ciclo Integral del Agua que pueden aportar mucha luz a la voluntad que tenemos, desde la Dirección General del Agua que encabeza Manuel Aldeguer, de conseguir un servicio de abastecimiento de mejor calidad, más transparente y mejor controlado.

Las políticas de agua que más llegan a los medios de comunicación son las ligadas a la Agricultura, los grandes trasvases o el debate sobre las desaladoras. Sobre ello he escrito muchas veces. Toca también referirse al agua que llega a nuestras casas, a las de cada uno. Supone un volumen de agua menor pero afecta al conjunto de la ciudadanía de manera directa. Una agencia, un observatorio o alguna instancia que mejore el control. Ése es nuestro objetivo. Estamos en la fase de adaptar nuestras necesidades y objetivos a las prácticas y modelos concretos de otros puntos del Estado.

La otra cuestión en marcha (y a mejor) son las propuestas que nos hacen los diferentes sindicatos de VAERSA para mejorar el funcionamiento de algunas encomiendas que, desde la Conselleria, le hacemos a la empresa.
Con representantes de la UGT en VAERSA
Ayer tuvimos una reunión con los representantes de la UGT y nos trasladaron toda una serie de observaciones sobre el funcionamiento del Plan de Prevención de Incendios y también nos ocupamos de temas más generales relacionados con la empresa. El tema de la Comisión Negociadora, como punto de encuentro de las diferentes sensibilidades que conviven en la casa, es donde tenemos puestos todos nuestros esfuerzos. No puede ser que la vuelta que le estamos dando al funcionamiento de VAERSA, de las sombras a la luz, no se note también en el clima de la relación con la mayoría de los agentes sociales.

A continuación, sin poder quedarme mucho tiempo, mantuvimos una reunión en el despacho de la consellera Elena Cebrián con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, para ir preparando el próximo Consejo de Administración. De allí me fui al Palau de Castellfort, a la calle Cavallers de Valencia, que es donde se celebran los “Consellets”, las reuniones previas a la reunión del Consell de los viernes. Al margen de cuestiones más generales, ayer de nuestra Conselleria llevamos una serie de convenios, especialmente con la Universidad, para estudios relacionados con el agua.

Ya por la tarde, y en la sede de Compromís, nos reunimos por vez primera la nueva Ejecutiva de VerdsEquo del País Valencià. Dos temas centrales: el reparto de responsabilidades por áreas y nuestro posicionamiento de cara al Congreso federal del partido. 
Primera Ejecutiva de VerdsEquo del PV después del II Congreso
La reunión acabó a las 7 y media, y de allá me fui a la cancha del València Basquet que jugaba contra el Real Madrid. Esta semana, junto a Ecovidrio y el equipo valenciano, hemos presentado una campaña de sensibilización sobre la gestión de residuos y, por esa razón, nos invitaron al partido. No sé si volveremos. No le dimos suerte al València Basquet que perdió por casi 20 puntos.

No hay comentarios: