lunes, 31 de octubre de 2016

EQUO SERÁ PLURAL O NO SERÁ


A escasos días de la Asamblea Federal, creo que es mi obligación decir que apoyo a los compañeros y compañeras de "Equo en Acción".  En el texto que sigue explico el por qué.
 
Recuerdo, perfectamente, la Asamblea Federal de 2102 de EQUO cuando no conseguimos que se aprobase el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado español, como si la realidad pudiera depender de una votación. Aquello, ya superado, supongo, me parece un síntoma significativo, algo así como la punta del iceberg, de la cerrazón y las miras limitadas que han dificultado nuestro crecimiento y que, si volvemos a esas andadas, acabarán con todo lo conseguido en estos últimos años.

Hablamos de política. De política pensando en la gente. No de política interna, ni de tal o cual punto de los estatutos, ni de un determinado procedimiento normativo, ni de quién ha dicho qué en la Ejecutiva o de cómo se han repartido los votos en la Mesa Federal. Hablamos de política. De poder cambiar las cosas para facilitarle la vida a la gente, para que los de arriba dejen de explotar a los de abajo. Estamos hablando de decir, alto y claro, que somos los únicos que tenemos un discurso alternativo al neoliberalismo criminal y a su cara B, la educada y comprensiva socialdemocracia cómplice. Dos caras del productivismo que, ahora ya lo sabemos, nos llevan al mismo callejón sin salida.

Los nuevos movimientos políticos emergentes coincidimos en el diagnóstico del fin de esa dupla neoliberalismo/socialdemocracia pero solo nosotros, desde el ecologismo político, tenemos una terapia completa y posible. No somos ilusos, los ilusos son quienes pretenden decirnos que este planeta tiene futuro con las mismas recetas que lo han depredado hasta dejarlo al borde del colapso.

Nuestra fuerza es esa: tener la alternativa. El reto es llegar a las personas, a las mentes y a los corazones de la gente para hacernos entender. Tenemos ya mucho camino recorrido. Nuestro discurso ha cuajado en buena parte de la ciudadanía pero, todavía, se nos ve como un complemento. Tenemos que demostrar que no es así, que tenemos un programa político global y que nuestras políticas se pueden hacer realidad en lo cotidiano mejorando todas las vidas. Para ello necesitamos llegar a las instituciones, para ello tenemos que ser una fuerza no solo preparada para gobernar, sino de gobierno. La dirección que salga de esta nueva Asamblea Federal será clave para hacer realidad, o no, nuestro protagonismo en la política real del cada día.

En Valencia lo estamos haciendo. La suma de toda la izquierda diversa ha posibilitado que EQUO, VerdsEquo del País Valencià, esté allá donde el Partido Popular ha desgobernado, manipulado, robado y  mentido durante 20 años, esté dirigiendo las instituciones.

No ha sido sencillo. El entendimiento en Compromís, coalición a la que pertenecemos y que nos ha llevado al gobierno de la Generalitat, se basa siempre en equilibrios complicados. Discutimos y discutimos pero, al final, sacamos lo mejor de nosotros y, más que sumar, multiplicamos.

Para VerdsEquo, la formación más pequeña de la coalición, ganar peso y asumir protagonismo hasta convertirnos en imprescindibles no ha sido fácil. Hemos heredado el buen trabajo de los compañeros que venían de Els Verds Esquerra Ecologista pero, en los últimos años, si dos personas han destacado por su acierto en la toma de las decisiones que nos han llevado hasta donde hoy estamos (con diputados, concejales, alcaldes y la gestión de una Conselleria como es la de Agricultura y Medio Ambiente) son Cristina Rodríguez y Josep Ruiz. La primera es hoy diputada en Les Corts; el segundo, nuestro Secretario de Organización. Son lo mejor que tenemos y se presentan a la Ejecutiva de cara a la Asamblea del fin de semana. Tienen todo mi apoyo.

Igual que lo tienen Marta Santos y Juantxo López de Uralde para ser coportavoces. No les discuto a Rosa Martínez, ni a Florent Marcellesi sus valores y su trabajo pero, precisamente, por mi referencia a la necesidad de hacer un EQUO plural y hacia afuera, no les considero las personas más adecuadas para encabezar nuestra formación. Yo he vivido a lo largo de estos últimos meses como se ha perseguido a la organización en el País Valenciano en base a unos pretendidos privilegios o derechos excepcionales de los que se decía disfrutábamos. Lo he visto en las Mesas Federales en las que he estado, lo he leído y oído, hasta la saciedad, en las redes sociales. Y han sido personas que ahora están entre los candidatos que se agrupan en torno a Florent y Rosa las que protagonizado los ataques más duros contra nosotros. Siempre al grito de “¿qué se han creído estos valencianos?”. Hemos visto como nuestras cuestiones internas llegaban a los órganos federales a través de otras federaciones y como se retorcían los Estatutos para fiscalizarnos y perseguirnos.

En Juantxo, en Marta y en tantos otros compañeros y compañeras que se agrupan en torno al grup de “Equo en Acción” hemos encontrado apoyo, comprensión y cariño. Lo agradezco. Es un ejemplo perfecto de quien entiende la pluralidad como riqueza, las diferencias como oportunidad de sumar y quien, en la peor tradición del movimiento verde del Estado español, vive de mirar hacia dentro de la organización, proclamando que las diferencias debilitan y que tenemos que ser un mismo todo, de talla única y, eso sí, guardianes de nuestras esencias.

Por eso precisamente, la gente que hoy se agrupa alrededor de Juantxo y Marta fue la que mejor vio (en Madrid, en Valencia y en el resto del Estado) que teníamos que ir a la confluencias. Lo vieron cuando, en las ya lejanas Europeas de 2014, hicimos la “Primavera Europea” que nos ha permitido que Florent sea hoy (por fin) diputado en el Parlamento Europeo, que tengamos tres diputados en el Congreso y muchos representantes en otros parlamentos autonómicos y en muchas capitales de provincias y otros ayuntamientos. Ellos tuvieron claro que, esencias al margen, nos tocaba acercarnos a Podemos y a otras muchas confluencias a nivel de todo el Estado.

Por eso mi voto en la asamblea será para Juantxo, para Marta, para Josep, para Cristina y, también, para Roberto Carro, para Jon Ruiz de Infante, para Bea del Hoyo, para Pablo Aldama, para Carmen Molina, para Pepe Larios, para Carmen Ibarlucea, para Pilar Calvo, para Gabriel Risco, para Rosalba Fonteriz… en fin para la gente que nos puede ayudar a fortalecer el carácter federal de nuestra organización y seamos capaces, así, de hacernos mestizos en el frente político de izquierdas que ha de cambiar este país. Si no sumamos las diferentes izquierdas plurinacionales tenemos PP (en sus distintas versiones, desde los Ciudadanos auspiciados por el Banco de Sabadell hasta el PSOE de las puertas giratorias) para largo tiempo. A nosotras, más que a nadie, nos sale a cuenta ser partícipes del mestizaje transformador porque cuando nos podemos mezclar se hace evidente que nadie tiene mejor discurso que el nuestro. Por eso, yo, en mi condición de militante de VerdsEquo del País Valencià, apoyo a la gente de “Equo en Acción”.

sábado, 29 de octubre de 2016

DISCUTIENDO Y DISCUTIENDO SOBRE ENVASES CON LOS LÍDERES DEL SECTOR DE LOS SUPERMERCADOS VALENCIANOS

Como todos los viernes, la jornada comenzó ayer con la reunión del Consejo de Dirección de mi Secretaría y, también como es habitual, superamos las dos horas de debate. Sobre la mesa un puñado de temas de lo más diverso: desde las primeras reuniones de cara a organizar la retirada de la paja del arroz en la Albufera hasta la constitución de la Comisión Negociadora de VAERSA sobre la que finalmente se ha cerrado un acuerdo.

Las dos horas largas de trabajo sirvieron también para revisar todo un conjunto de cuestiones: seguimos con graves problemas de dotación de personal, no se cubren, ni de lejos, las plazas vacantes que tenemos, los presupuestos para 2017 supondrán un buen incremento de las cantidades disponibles pero siguen estando lejos de nuestras necesidades. Organizamos también mi presencia en la Cumbre del Clima de Marrakech (COP22) que tendrá lugar el próximo mes de Noviembre. Son dos semanas de debates. Iré seis días con la delegación española aprovechando la semana en la que hay debate en el Comité de las Regiones y cuando llegue el momento de las conclusiones.

Tenemos en marcha también nuestras jornadas del día 29 de Noviembre sobre el Sistema de Depósito y Devolución de Envases (SDDR). En ellas habrá una importante presencia de especialistas estatales e internacionales que explicarán sus experiencias.

Las reuniones del Comité de Dirección son siempre un buen momento para hablar de política, de nuestros objetivos, y de cómo vamos consiguiendo (o no) aquello que nos habíamos propuesto en el momento en que iniciamos el “camino de nuestras responsabilidades institucionales”, o dicho más claramente, si estamos haciendo (y lo hacemos bien) aquello que dijimos que haríamos. En estas reuniones no perdemos tampoco la ocasión de hablar de política a nivel más general y de cómo puede afectar a nuestros proyectos la realidad política, por ejemplo, de ámbito español. Ayer no estaba en la reunión el director general del Agua, Manuel Aldeguer, que es el único militante del PSPV-PSOE de nuestra Secretaría, pero también dedicamos un rato a hablar de la actualidad en las filas socialistas y de cómo nos podría afectar al conjunto del Gobierno valenciano y a nosotros en particular.

De esta reunión saltamos a otro despacho, el de la consellera Elena Cebrián para hablar de cómo quedan los presupuestos de la Conselleria para 2017. Tendremos, en números redondos, 316 millones disponibles. Representa un aumento de casi un 6'5%. En un primer momento, nuestra demanda de necesidad fue de 334 millones, lo que significaba un incremento del 12%. Finalmente, después del baño de realidad que significa pasar por la Conselleria de Hacienda y padecer en vivo y en directo los problemas que acarrea nuestra infrafinanciación por parte del Gobierno central, el aumento se redujo a la mitad. Esperamos que, a diferencia del ejercicio actual, no llegue a medio curso una orden de no disponibilidad que signifique nuevos recortes. Personalmente deseo (aunque no tengo grandes esperanzas) que el nuevo ministro de Hacienda no sea Montoro sino alguna otra persona más demócrata, más seria y más sensible con el valor de las Autonomías.

Ya por la tarde, junto al director general de Calidad Ambiental, nos reunimos con los directivos de Más y Más (José Juan Fornés), Consum (Javier Quílez) y Mercadona (Pau Villalba) y los representantes de las asociaciones de supermercados Ignacio García (ASEDAS) y Pedro Reig (ASUCOVA).
Con los representantes de los supermercados Más y Más, Consum  y Mercadona, y de las asociaciones ASEDAS y ASUCOVA


El tema, el SDDR. Los supermercados consideran que el sacrificio de espacio que han de hacer en sus instalaciones para poner las máquinas de recogida de envases es incompatible con su modelo de negocio. Se mostraron dispuestos a ayudar en la mejora de la gestión de los envases si buscamos modelos alternativos al SDDR. Nosotros pensamos que el espacio necesario para gestionar el SDDR en ningún caso perjudicará a los supermercados, al contrario, ya que el beneficio medioambiental es un beneficio para todos y, en su caso, incluso puede reportarles ingresos extras. Se trata de buscar ubicaciones para las máquinas que no resten espacio a la venta de sus productos, y ya está. En un par de semanas nos volveremos a reunir.

jueves, 27 de octubre de 2016

NO HABRÁ FINAL DE ETAPA DE LA “VUELTA” EN EL DESERT DE LES PALMES

En el diario de ayer hablaba de una reunión con el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, para analizar la posibilidad de organizar un final de etapa de la “Vuelta a España” en las antenas del Bartolo, en el Parque Natural del Desert de les Palmes. No será posible. Nuestra disposición era favorable y, junto a la Diputación, que también lo veía con buenos ojos, íbamos a visitar en breve el lugar. La realidad es que no cabe la posibilidad de estudio siquiera. El PRUG del Parque Natural, su normativa, dice explícitamente que “no se pueden hacer competiciones ciclistas en ese espacio protegido”.

Con la llamada al presidente de la Diputación castellonense comencé ayer la jornada, después tuvimos la reunión de la Comisión de Evaluación Ambiental correspondiente al mes de octubre. Fue una sesión sin proyectos especialmente conflictivos. El más destacado, porque llevaba muchos años arrastrándose, con sentencias judiciales de por medio, fue el informe sobre el Plan Especial del entorno del Perelló a Sueca. Son casi 60 hectáreas, entre las cuales entra la antigua discoteca “Puzzle”, que se pretendían modificar para el uso comercial de los terrenos. De esta manera se posibilitaba que la antigua sala de baile pudiera convertirse en un supermercado. En estos momentos estamos en plena revisión del PRUG del Parque Natural de la Albufera, pero ni en la normativa a cambiar, ni en lo que se pretende hacer de cara al futuro puede encajarse esa modificación. Por tanto, la propuesta se consideró incompatible y se archivó.
Con el alcalde de Elche, Carlos González, hablando de gestión de residuos y de la modernización de su planta de tratamiento

A continuación me reuní, junto al director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, con el alcalde de Elche, Carlos González, y la concejala de Hacienda de la localidad, Ana Arabid. El tema, las modificaciones en la tasa de la basura de la ciudad una vez se hagan las reformas que necesita la planta de residuos de Elche. Había circulado por allí que la Generalitat pretendía obligar al Ayuntamiento a realizar una gestión diferente del cobro de tasas y separar la basura de otros pagos. En nuestra conversación quedó claro que el consistorio ilicitano tiene plena capacidad para decidir cómo lo quiere hacer y, por tanto, podrá seguir realizándolo de manera acumulada como tantos otros Ayuntamientos de nuestra Comunidad. En cualquier caso, estamos hablando de incrementos muy limitados, vinculados a las mejoras de las instalaciones, a la máxima de quien contamina paga, y con la posibilidad de rebaja de impuestos si el resultado de la gestión mejora.
En la fiesta de los 75 años del diario INFORMACION. A mi izquierda, el subdirector del diario, Fernando Ramón, y mis compañeros de Conselleria, Enrique Pastor, Manuel Aldeguer y Rubén Tello

Ya por la tarde nos desplazamos hasta Elche (como quien devuelve la visita) para asistir a la Gala del 75 aniversario del diario INFORMACION. En los discursos se destacó la importancia del Periodismo en la conformación de una opinión pública potente para construir una democracia digna de su nombre y, a nivel personal, este tipo de eventos sirven para hacer muchos contactos, escuchar muchas reclamaciones y, también, para hacer alguna. Fue un acto muy innovador con mucha “gente importante” y resulta útil como espacio de relaciones sociales y políticas. Además, yo había estado en actos similares en Valencia pero nunca me había desplazado a uno de ellos en Alicante. Así que, aunque sólo fuera como gesto contra el centralismo de Valencia, tocaba estar.

miércoles, 26 de octubre de 2016

CONTRA TODAS LAS GUERRAS, A LA VALL D'ALBAIDA O A ÁFRICA

Han tenido que pasar muchos años para que una iniciativa ejemplar en la gestión de los residuos inicie su andadura, me refiero al “Plan de Minimización de la Vall d'Albaida”. Se trata de la decisión de una comarca, de su gente y de buena parte de sus instituciones, encaminada a una gestión de los residuos en su propio ámbito. Huyendo de macro-instalaciones, de mastodónticas infraestructuras de recogida y tratamiento, pegados al terreno, con selección en origen y sin oscurantismos ni mafias.

Ayer, en los locales de la Mancomunidad de Municipios de la Vall d'Albaida, estuve presente en el acto de la firma de un Convenio de Colaboración entre esa entidad y el Consorcio de Residuos de la zona, el denominado Valencia-5, para impulsar el mencionado “Plan de Minimización”. Ayer fue tan sólo el disparo de salida. Todo el mundo ha puesto de su parte pero hubiera sido imposible sin la implicación directa de nuestra Conselleria. En tiempos del PP, el Gobierno de la Generalitat fue el mayor obstáculo para el Plan y, finalmente, lo hizo encallar. Ayer comenzaba un tiempo nuevo. Cuando todo esté en marcha, la Vall d'Albaida podrá asumir su propia política de residuos basada en una gestión particular con las instalaciones necesarias a su medida.

En el acto de la firma, que protagonizaron el presidente del Consorcio, Roger Cerdà, alcalde de Xàtiva, y el presidente de la Mancomunitat, Vicent Gomar, alcalde de la Pobla del Duc, también participó el presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez. Nos acompañaron un buen número de alcaldes de la comarca y también muchos concejales. Con los de Compromís también me hice la foto. 

Con ellos está una de los máximos responsables de que el “Plan de Minimización” se haya mantenido en pie a pesar de las pegas y los obstáculos impuestos por el PP, hablo de mi compañero de VerdsEquo del País Valencià y concejal de Compromís por Ontinyent, Fran Quesada.

En Ontinyent me pasé buena parte de la mañana, pero antes ya había hecho otras dos cosas. La primera, una reunión con el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y un grupo de sus colaboradores para hablar de ciclismo. En concreto, estudiamos la posibilidad de que una etapa de la próxima “Vuelta a España” acabe en la cima del Desert de les Palmes en Benicàssim, en las antenas del Bartolo. La Diputación tiene la petición por parte de la organización de la carrera y se trata de averigüar si las características y las normas del Parque Natural permiten esa actividad. En principio, nuestra predisposición es buena y en quince días nuestros técnicos y los de la organización visitarán la zona para ver qué posibilidades hay y a qué condiciones deberá ajustarse la toda la logística.

La segunda cosa que me tocó hacer antes de irme hacia Ontinyent fue revisar los argumentos que explicaban que el proyecto de “Puerto Mediterráneo” no haya pasado la evaluación de impacto ambiental ya que un periódico defendía en su edición de ayer que no les habíamos dado tiempo a presentar determinados informes favorables. Tiene poco sentido. Se habla de un informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar que no detecta peligro de inundabilidad en el desvío que proponen los promotores del barranco De'n Dolça. El pequeño detalle es que es precisamente la ubicación del desvío la que, al afectar a la franja de protección de la carretera, no se podía aceptar. Así que, si el barranco no puede ir por donde se proponía parece evidente que el informe de inundabilidad no tenía sentido alguno.

De vuelta de Ontinyent paramosen Guadassuar. Con el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, y el asesor de la Secretaria, Enrique Pastor, visitamos la nueva planta de residuos de la localidad, que está pegada a la vieja, y que está en fase de pruebas. Es un buen ejemplo de hasta qué punto las plantas modernas no tienen nada que ver con las antiguas instalaciones. La nueva de Guadassuar tiene tecnología de última generación, garantiza muy buenos resultados y, además, está hecha para poder ser visitada, con grandes pasarelas acristaladas para entender mejor todo el proceso. El recorrido lo hicimos con el alcalde Salvador Montañana y quedamos en hacer una visita más tranquila cuando la planta esté en funcionamiento, que será en breve.

Ya por la tarde, hasta muy tarde, tuvimos una reunión del equipo que está trabajando en el proyecto de la nueva gestión de envases. Hicimos un balance de las últimas reuniones, de las últimas críticas que hemos recibido desde poderosos sectores económicos afirmando que hundiremos la economía, y planificamos los próximos pasos a dar.

A última hora del día me fui al Espai Rambleta de Valencia a escuchar al escritor Martín Caparrós hablar de su libro “El Hambre”. Se trata de una obra imprescindible para entender las injusticias del mundo contemporáneo, sus desigualdades y el poco interés de las clases dominantes por resolverlas o, como mínimo, reducirlas. El hambre severa que padecen centenares y centenares de millones de personas por todo el planeta es el mayor de los problemas que tenemos fácilmente solucionable. Caparrós deijo que era una cuestión más sencilla que, por ejemplo, el cambio climático. Yo creo que ambas cuestiones forman parte de ese nuevo modelo de sociedad que toca. Una política que piense en el Cambio Climático ha de optar a la fuerza por alejarse del crecimiento desbocado que depreda el tercer mundo, lo que sería una garantía de reducción de las desigualdades a escala planetaria y, por tanto, de reducción también del hambre que provocan los ricos y asesina a millones de pobres.

SOMOS LA COMUNIDAD CON MENOS CONTENEDORES DE ENVASES POR HABITANTE DE ESPAÑA, SEGÚN DATOS DE LA PROPIA ECOEMBES

Seguir contestando las intoxicaciones de Ecoembes y otras asociaciones de las llamadas sin ánimo de lucro, como los fabricantes de latas de bebidas, es estimulante porque obliga a repensar mucho las cosas conforme se repiten y repiten. Ayer comencé la jornada con una entrevista en la Cadena SER para contestar al presidente de la mencionada Asociación de Fabricantes de Latas, Miguel Aballe, quien niega haber dicho que en el País Valenciano se abandonan cada año 100 millones de latas de bebidas. Sí, lo dijo en una reunión con nuestro director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, mantenida el pasado 1 de julio. Pero no quedó ahí la cosa: los datos que usó procedían de una auditoría hecha por Ecoembes que mantenía que “sólo se abandona” el 15% de las latas que se venden. Teniendo en cuenta que, según sus propios datos, se venden 700 millones de latas en nuestra Comunidad, resulta evidente que el 15% de 700 millones no son 100 millones sino más de 100 millones. Sólo queda por añadir que se abandona mucho más de un 15% y, por tanto, la cantidad resultante es muy superior a la comentada.

Ayer recibí también una carta de Ecoembes, ya filtrada a la prensa como suele ser habitual, en la que vuelven a trasladar su disconformidad con nuestro proyecto de Depósito y Devolución de Envases (SDDR) con los mismos argumentos de siempre: no sirve para nada, es insignificante, tiene a todo el mundo en contra, no damos las cifras bien, lo encarecerá todo… y así hasta el infinito. Para ser una asociación sin ánimo de lucro, llama la atención las ganas con las que defienden su monopolio y el entusiasmo que ponen en la crítica. Si hubieran puesto el mismo entusiasmo en durante los últimos 20 años en hacer bien su trabajo y mejorar sus resultados no sufriríamos el evidente y masivo abandono de envases que vemos a nuestro alrededor, con el grave impacto ambiental que supone. Por cierto, muy importante, el País Valenciano es, según datos del propio Ecoembes, la Comunidad Autónoma con el peor servicio de contenedores por habitante. Tenemos la mitad de los que tienen en Navarra y estamos un 25% por debajo de la media estatal.

Explicado todo lo que tiene que ver con el SDDR, repaso el resto de la actividad de la jornada de ayer.

A las 10 tuve en Godelleta, a instancias del alcalde de la localidad y presidente de la Mancomunidad de la Foya de Buñol-Chiva, Rafael Fora, una reunión con los Ayuntamientos de la zona, colectivos ecologistas y la dirección de la empresa CEMEX. El tema, está claro, la renovación de la autorización ambiental para la cementera que incluye los márgenes que tienen para quemar residuos como fuente de energía.
En Godelleta, reunión con la Mancomunidad sobre la autorización ambiental de la cementera de CEMEX de Buñol

Se trata de una autorización que llevaba años y años en un cajón y que nosotros queremos resolver. La actividad de la cementera de Buñol es contaminante, eso no lo discute nadie, por eso es precisa extremar las precauciones. Nuestra posición difícilmente satisfará a todo el mundo pero está claro que hemos de fijar la normativa. El recorte sobre la capacidad de incineración que hasta ahora tenía CEMEX será importante. Muchos tipos de residuos quedrán fuera del permiso, no se quemarán residuos tóxicos, se reducirán los peligrosos y aumentará el control y la transparencia. Los Ayuntamientos reclaman que la quema de peligrosos se anule por completo y la empresa dice que eso provocaría el fin de su actividad. La reducción está garantizada, veremos hasta dónde. Desde los colectivos ecologistas, y también los representantes municipales, piden que se acabe con la incineración. Nosotros estamos de acuerdo, por eso hemos anulado los proyectos del PP para construir cuatro grandes incineradoras en la Comunitat pero a día de hoy no podemos reducir a cero la quema en las cementeras porque no disponemos de instalaciones alternativas donde llevar los residuos. Así de simple. Mejoraremos y ampliaremos el tratamiento y el control pero acabar con la incineración que nos hemos encontrado requiere de más tiempo.

El proceso de renovación de la autorización de CEMEX está en fase de alegaciones y, por tanto, tenemos muchas semanas para seguir hablando y mejorar las condiciones.

Fue, la de Godelleta, una reunión larga. Comenzamos a las 10 y acabamos a las 2. Conmigo estuvo el director general, Joan Piquer.

Por la tarde, y después de una reunión de urgencia sobre los presupuestos de 2017 que se dejan “un trozo en cada lavado”, llegó la hora de la EPSAR, la empresa pública que se ocupa del saneamiento de las aguas residuales.
Consejo de Participación de la Empresa Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR)

Celebramos, una detrás de otra, la reunión del Consejo de Participación (donde hay una amplia representación de colectivos sociales e instituciones) y la del Consejo de Administración. Fueron también sesiones largas, porque revisamos los presupuestos para 2017 y el Plan de Obras, pero alejadas de la tensión y los conflictos que, históricamente, ha tenido esta empresa.
Consejo de Administración de EPSAR donde se aprobó el presupuesto de 2017 y la congelación del canon de saneamiento

Destacaré sólo un par de cuestiones. EPSAR que, efectivamente nos la hemos encontrado con una deuda importante, más de 300 millones de euros ahora mismo, ha reducido este año en 70 millones sus números rojos. El presupuesto para 2017 ronda los 280 millones, una cantidad muy grande para una empresa con tan sólo 46 trabajadores. La escasez de personal es uno de los problemas que arrastra. Este año el volumen de inversión en obras se acercará a los 20 millones de euros, pero, si dispusiera de más personal para tirar adelante los proyectos que están parados, la cantidad podría casi triplicarse y superar la creación de 1.000 puestos de trabajo. Seguramente lo más llamativo es que dicidimos, por segundo año consecutivo, congelar el canon de saneamiento. Es decir, no habrá aumento en el recibo del agua, por lo menos en lo que hace referencia al canon. Un canon que, durante los últimos años del PP, había experimentado subidas considerables, y que se había utilizado para pagar desde la Copa América a la Expo de Zaragoza. Una práctica ésta absolutamente irregular al tratarse de un pago finalista que sólo puede dedicarse a saneamiento y depuración.

lunes, 24 de octubre de 2016

PEDRALBA EN CASTELLANO: “NO HABRÁ CARRETERA POR DENTRO DEL PARQUE DEL TURIA”

De nuevo Pedralba. Un tema que, a pesar de afectar a una pequeña localidad del interior de Valencia, es para nosotros de gran importancia ya que ejemplifica una constante: que después de las políticas depredadoras e irresponsables del PP nos encontremos ahora con temas que, cuando aplicamos la ley y la coherencia, molestan a determinadas expectativas que se podían haber creado.

Ayer nos reunimos en mi despacho con los alcaldes de Pedralba, Roberto Serigó; Bugarra, Teresa Cervera, y Gestalgar, Raúl Pardos, más el concejal de Urbanismo de la primera localidad, José Antonio Martínez, y un asesor jurídico de este Ayuntamiento. No estamos de acuerdo. Los alcaldes, comenzando por el de Pedralba, no entienden que Medio Ambiente haya parado la variante de la carretera de su pueblo porque iba por dentro del Parque Natural del Turia, y que ya estaba a las puertas de las expropiaciones. Nosotros mantenemos que, a pesar de lo que defendía el Gobierno del PP, una infraestructura de estas características no puede afectar longitudinalmente un Parque Natural y lo que toca es buscar alternativas. No discutimos la necesidad de la variante, la comprendemos.
Con los alcaldes de Bugarra, Pedralba y Gestalgar hablando de cómo acelerar la alternativa a la variante de la carretera que había diseñado el PP por dentro del Parque Natural del Turia

La reunión comenzó con mal pie cuando los dos regidores de Pedralba nos pidieron que hablásemos en castellano porque no entienden bien el valenciano. Yo les contesté que era una actitud inadmisible pero que, sólo por una vez iba a satisfacer su petición para que así no se les escapara nada de lo que les iba a decir. Y lo que les expliqué, casi literalmente, es que la variante antigua no iba a hacerse, que quedara claro que no había posibilidad alguna, y que lo que tocaba ahora era que, todas las instituciones implicadas de la mano, buscáramos una alternativa ya que, sólo en caso de encontrarla, Pedralba tendría variante. Y se lo dije en castellano para que quedara claro.

La Diputación de Valencia era la responsable de la obra parada y la Diputación de Valencia será la que busque la alternativa. El Consell ya tiene encima de su mesa la orden oficial de paralización que facilitará la búsqueda de una nueva vía. Nosotros daremos todas las facilidades posibles para que el proyecto vaya todo lo rápido que pueda. Nos reuniremos pronto de nuevo. Seguro que avanzaremos, también en cuestión de idiomas. Ellos podrán elegir el que hablen, faltaría más, pero nosotros, también.

Después de esta reunión, me quedé unos minutos con el alcalde de Gestalgar, Raúl Pardos, con el que traté distintas cuestiones sobre políticas ligadas al desarrollo rural y, sobre todo, comentamos una iniciativa que estamos trabajando en Conselleria: la necesidad de buscar algún tipo de tasa general finalista para ayudar al mantenimiento de nuestros bosques y parajes naturales. No puede ser, y tienen razón los pueblos de montaña, que el mantenimiento de estos lugares de alto valor ecológico i medioambiental recaiga sólo sobre sus espaldas cuando los disfruta toda la población, también los habitantes de las grandes ciudades.

A continuación, y después de dos reuniones internas, sobre el nuevo plan de envases (SDDR) y la próxima firma del convenio entre el Consorcio de Residuos V5 y la Mancomunitat de la Vall d'Albaida para poner en marcha el Plan de Minimización de residuos de la comarca, fuimos hasta el despacho de la consellera Elena Cebrián. Allí mantuvimos una conversación muy interesante con el diputado de Compromís en el Congreso de Madrid, Enric Bataller, que será el que lleve en el Grupo Mixto los temas de Medio Ambiente, Agricultura y Cambio Climático. Pusimos en común la situación política a nivel estatal, cómo puede afectarnos el funcionamiento de un Congreso con un Gobierno en minoría y, por supuesto, los temas más urgentes en las áreas que afectan a nuestra Conselleria. Disponer en Madrid de Enric Bataller es un lujo que hemos de saber aprovechar.
Con la consellera Elena Cebrián, el diputado en el Congreso Enric Bataller, el jefe de gabinete Fernando Rodrigo y el asesor parlamentario Rubén Tello

Después de comer, como ayer por la tarde no tuvimos el habitual Consejo de Dirección de la Conselleria, ya que estamos preparando la versión definitiva de los Presupuestos y su comunicación, pude dedicar el resto de la tarde a preparar documentación y diferentes intervenciones que tengo previstas y, cómo no, ponerme al día de muchas llamadas telefónicas que tenía pendientes.
En Cox, en la Mesa de País de VerdsEquo-PV


Para acabar, sólo recordar que el sábado pasado estuve todo el día en Cox, en la Vega Baja, donde celebramos la Mesa de País de VerdsEquo del País Valenciano. En la reunión, los diferentes miembros de la Ejecutiva recién elegida explicaron sus proyectos. También hicimos un análisis de la situación política a nivel estatal y, como estábamos a las puertas de la decisión del PSOE de facilitar el Gobierno al PP de Rajoy, lamentamos que el espíritu del Botánico, el Gobierno de Progreso que hemos hecho en el País Valenciano, no pueda reflejarse también en un Gobierno de izquierdas en España que nos evite la vergüenza de tener, cuatro años más, a los máximos exponentes de los recortes y la corrupción al frente del Estado. Lástima de oportunidad perdida. No ha sido por nosotros.

viernes, 21 de octubre de 2016

NECESITAMOS SEMANAS DE DOCE DÍAS

Como todos los viernes, ayer, a primera hora, comenzamos con el Consejo de Dirección de mi Secretaría Autonómica. Tenemos una agenda muy cargada para los próximos días: temas de agua; infraestructuras hídricas que se han de regularizar; el seguimiento de las quemas de la paja del arroz en la Albufera y la búsqueda de alternativas; la nueva variante de Pedralba que ha de poner en marcha la Diputación de Valencia; EPSAR y los convenios con EGEVASA; la resolución de los contenciosos con el EMSHI; la Mancomunidad de la Vall d'Albaida y su relación con el consorcio; la convocatoria del Consejo de Participación de Medio Ambiente; la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático; y, claro, los Presupuestos para 2017... En fin, muchas cosas para una sola semana pero seguro que iremos resolviéndolo todo.

Acabado el Consejo de Dirección, nos reunimos en el despacho de la consellera Elena Cebrián, en compañía del director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, con la empresa Urbaser, con su director general al frente, José María López Piñol. Nos dijeron lo mismo que ya nos han dicho otras empresas, que con anteriores gobiernos encontraron muchas dificultades para ganar licitaciones. Nosotros ya sabemos, porque nos lo hemos encontrado, que en muchas áreas la concentración de adjudicaciones era escandalosa. Y en lo que respecta a esa cuestión, garantizamos también seguridad jurídica, o dicho de otra forma, el mismo trato para todos. Urbaser es una empresa potente en el sector de los residuos que gestiona la recogida en muchos municipios y tres plantas de tratamiento: la de Elche (que será modernizada en breve), la de Liria y la de Caudete. Pusimos en común diferentes aspectos sobre la selección de residuos en la recogida en origen y puede ser que en 2017 iniciemos algún programa piloto bastante innovador en este campo.
Con la consellera Elena Cebrián, el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, y directivos de Urbaser 

Sin alejarnos mucho del tema de los residuos, la mañana la acabé en una reunión con los directivos de la empresa cementera CEMEX de Buñol. La delegación empresarial la encabezaba su director general de Relaciones Institucionales, Ángel Galán, acompañado de otros directivos de la factoría valenciana. Revisamos la nueva autorización ambiental que están tramitando. Llevamos años de retraso con el permiso. De lo que se trata ahora es de buscar puntos de acuerdo que permitan la viabilidad de la empresa condicionada a la reducción de las molestias a los vecinos. En la CEMEX de Buñol se incineran residuos que valorizan como energía para el funcionamiento de la fábrica. Reducir el volumen de residuos peligrosos, obligar a que sean tratados adecuadamente y extremar las medidas de control y las compensaciones para los municipios serán las líneas claves de un futuro acuerdo. Un acuerdo en el que han de estar todas las partes. Ecologistas en Acción y tres municipios han presentado alegaciones que estamos estudiando y que, en gran parte, serán consideradas.
Reunión con los directivos de la empresa cementera CEMEX de Buñol

Después de comer dediqué un tiempo a preparar la Mesa de País de VerdsEquo que hoy sábado celebramos en Cox, en la Vega Baja. 

AVANZAMOS: DEL INCENDIO DE ARTANA A LA CARRETERA DE PEDRALBA

Ayer estuve en la primera Mesa de Cocertación post-incendio. Nunca antes se había convocado una reunión así en Castellón. Hacer una Mesa de estas características siempre es una mala noticia porque quiere decir que, previamente, se ha producido un incendio. Sí, fue a finales del mes de julio en Artana, 1.500 hectáreas quemadas, 900 del Parque Natural de la Sierra de Espadán, aproximadamente un 3% de la superficie de la zona protegida.

Alcudia de Veo, uno de los cinco municipios afectados junto a Artana, Eslida, Onda y Tales, fue el lugar elegido para celebrar esta Mesa a la que asistieron más de 40 personas, desde los Ayuntamientos hasta agentes sociales de la zona, desde excursionistas a cazadores. Era la primera vez que yo participaba en una de estas reuniones.
En Alcudia de Veo, en la Mesa de Concertación post-incendio de Artana

La Mesa de Concertación es la herramienta de colaboración y participación en la fase de recuperación de los bosques quemados que organizamos siempre que se produce un incendio que supera las 500 hectáreas calcinadas.

Ayer recogimos todo tipo de sugerencias: que prestemos especial atención a las zonas no quemadas; que busquemos alternativas para los restos agrícolas y evitemos que se quemen en los bancales; que trabajemos por el desarrollo rural como la mejor forma de prevenir futuros incendios…

Nosotros facilitamos toda la información de que disponemos, desde los informes del CEAM con sus recomendaciones hasta las ayudas posibles. Ahora se han creado grupos de trabajo para hacer el seguimiento del proceso de recuperación de las zonas quemadas. El proceso es largo, las reuniones seguirán en marcha. De lo que se trata es de que las personas que viven en el territorio afectado puedan intervenir en todo momento en los trabajos que se preparen, puedan incidir en ellos y no sea desde muchos kilómetros de distancia desde donde se tomen las decisiones sin escuchar a aquellos que mejor conocen el terreno que pisan.

En Alcudia de Veo, en la Mesa de Concertación post-incendio de Artana

Esta reunión la tuve ayer a las 5 de la tarde en la provincia de Castellón. La mañana pasó entre una reunión con el alcalde y el equipo de gobierno de La Vall de Gallinera y la reunión del “Consellet”.

Con el alcalde de La Vall, Antoni Pardo, tratamos problemas ligados a los cotos de caza de la población, temas de agua y, también, maneras de poner en valor los restos forestales y agrícolas que tienen. En temas de caza, quedamos en que les facilitaríamos toda la información disponible sobre su zona y que extremaríamos el control, y, sobre los restos forestales, que les facilitaremos la puesta en marcha de planes de aprovechamiento que puedan revertir en puestos de trabajo para su pueblo, ejemplos tenemos ya de pequeñas poblaciones que lo han hecho.
Con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Vall de Gallinera

Respecto al “Consellet”, la reunión en la que se prepara el Pleno del Consell del viernes, mi Secretaría llevaba tres convenios: uno con la Universidad Politécnica para crear una Cátedra del Cambio Climático (30.000 euros); otro con la Comunidad de Regantes Margen Izquierda del río Segura para compensarles sus aportaciones al Hondo de Elche (175.000 euros); y un tercero con la Universidad CEU de Valencia para un programa de prácticas para estudiantes (6.600 euros). Además, preparamos también la Orden del Consell que paraliza posibles obras en la zona del Parque Natural del Turia mientras se revisa su Plan de Ordenación. Con esta decisión del Consell, una vez paralizada la variante de Pedralba que pasaba por dentro del Parque, será posible que la Diputación busque vías alternativas para una obra muy necesaria para la localidad.

A última hora del día, en el Palau de les Arts Reina Sofía, estuve en la gala de entrega de premios “Valencianos para el Siglo XXI” del diario Las Provincias. Fue una ceremonia muy potente, con premiados de mucho mérito. Nunca había estado en esta fiesta de Las Provincias. El director del diario, Julián Quirós, hizo una interesante reflexión sobre la profesión periodística. 
Discurso del director de Las Provincias, Julián Quirós, en la 16ª edición de los premios "Valencianos para el Siglo XXI"

Coincidí con muchos amigos y conocidos. Sólo una observación: la ausencia absoluta del valenciano durante toda la ceremonia, ausencia impropia en un medio de nuestra tierra comprometido con nuestra realidad.

miércoles, 19 de octubre de 2016

ESPERANDO QUE, DESPUÉS DE HABER QUEMADO, NO ACABEMOS CON AGUAS NEGRAS EN LA ALBUFERA

De nuevo agua para comenzar el día, de nuevo una reunión importante y, otra vez, discursos que se alejan del discurso reiterado sobre agua de los últimos años: ni una palabra de trasvases, ni una palabra de enfrentamientos y batallas entre territorios, ni una palabra del agua como bandera de lucha partidista. Ayer por la mañana, en el Palacio de Congresos de Valencia, la consellera Elena Cebrián, inauguró el XI Congreso Internacional de la Asociación Española de Desalación y Reutilización, y la mayoría de las intervenciones iban por el mismo camino: las energías renovables aplicadas a las nuevas fuentes de agua no convencionales son la garantía de futuro.
La consellera Elena Cebrián inaugurando el XI Congreso de la Asociación Española de Desalación y Reutilización

El sector empresarial lo tiene claro, así quedó de manifiesto escuchando los discursos, que estamos en un campo de negocio evidente porque la realidad se impone. El cambio climático en marcha modificará las necesidades y, para hacer llegar el agua allá donde se necesita, las energías renovables serán imprescindibles. El mensaje coincide con el que llevamos más de un año defendiendo desde la Conselleria: tenemos agua suficiente y hemos de ser capaces de hacerla llegar allí donde se necesita. En este sentido, las energías renovables son un camino de futuro y de oportunidad que hay que recorrer sin dudas.

El resto de la mañana lo dediqué al trabajo de despacho que he comentado muchas veces (firmas y lecturas), y a una conversación con el director de VAERSA, Vicent García, para ir preparando las diferentes encomiendas que nuestra empresa instrumental debe recibir en los próximos meses. VAERSA necesita el máximo de concreción para organizarse y, desde la Conselleria, debemos evitar que las cuestiones formales nos compliquen más de la cuenta los encargos. En este sentido, el proceso de transformar la empresa para hacer más sencilla esa relación está en marcha y no parará.

Antes de comer, me reuní con la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache, para revisar cómo ha ido el proceso de quema de la paja del arroz. En estos momentos, se ha quemado aproximadamente la mitad de la superficie. En los próximos días, si llueve como indican las previsiones, no se podrá quemar y el peligro es que acabe quedando gran cantidad de paja en la Albufera lo que puede derivar en aguas negras. Si éso pasara, las quemas habrían servido de bien poco y reforzaría nuestro convencimiento de que el año que viene las cosas deben hacerse de otra manera. Ya estamos trabajando en esas alternativas.
En mi despacho, reunidos con la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache

Por la tarde, un buen número de llamadas telefónicas que tenía pendientes y una larga reunión de la Asamblea de VerdsEquo de Valencia preparando nuestra presencia en el próximo Congreso federal a comienzos del mes de noviembre, y día acabado.

No lo he dicho nunca, pero siempre me traigo algo de trabajo a casa: leer y escribir alguna cosa. Ayer no fue una excepción.

MANTENER LA GESTIÓN DEL AGUA DEL PP SERÍA SUICIDA

Después de la humareda del lunes en Valencia a consecuencia de la quema de la paja del arroz en la Albufera, ayer no hubo humo porque hubo agua. Llovió. Ya veremos las consecuencias de esta lluvia. Si la paja húmeda acaba pudriéndose por no haberle dado suficiente tiempo para secarse, el mal al lago y a los cultivos puede ser grande, muy grande, demasiado grande. Estaremos atentos. No puede ser que después de la quema generalizada, ahora resulte que ha servido para bien poco.

También con agua comenzó el día porque, a las nueve de la mañana, inauguré la “Jornada sobre Agua y Energía de la Conferencia de Regiones Periféricas del Mediterráneo”. Se trata de, en esta situación de escasez de lluvias y agotamiento de las energías fósiles, buscar alternativas para poner en valor lo que tenemos. En el Mediterráneo tenemos sol y tenemos agua, disponemos de grandes contingentes de aguas depuradas o desalinizadas, ahora lo que toca es buscar la manera de hacerlas llegar allá donde son más necesarias y a unos precios asequibles. Universidades, empresas y administraciones debatieron ayer durante todo el día en Valencia sobre cómo llevar agua desde la costa, sea la desalada del mar o de las depuradoras de las grandes concentraciones urbanas, hasta las cotas más altas donde son tan necesarias para las explotaciones agrarias. Los investigadores están avanzando mucho en nuevas tecnologías y nosotros, desde la administración, queremos aplicar esos avances. Lo que resulta temerario en la gestión del agua es seguir con las recetas de siempre, que si trasvases, que si pozos de sequía, que si nuevas extracciones… Habrá que tener muy en cuenta las conclusiones de todo el debate de ayer.
Inauguración de la Jornada sobre Agua y Energía

La Conferencia sobre agua y energía se hacía en la sede de la Conselleria, en la antigua cárcel Modelo de Valencia. De allí me fui al edificio de la Fundación Bancaja en la plaza de Tetuán donde, organizado por la empresa FCC y el diario Levante, se celebraba un debate sobre residuos. En concreto, dentro del ciclo “Nuevos modelos de gestión medioambiental”, los presidentes de los tres consorcios de residuos de Alicante, Castellón y el EMTRE de Valencia, respectivamente, el alcalde Gabriel Echávarri, la vicealcaldesa Ali Brancal, y la concejala Pilar Soriano, explicaron sus experiencias y algunas claves del funcionamiento de sus áreas de responsabilidad. 

Debate sobre nuevos modelos de gestión medioambiental y los consorcios de residuos

A continuación, el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, cerró el acto con un discurso en el que dejó muy claro que la gestión de la Generalitat irá en defensa, siempre, del interés general y la excelencia en la gestión, y nunca de intereses particulares como ha pasado en otros tiempos.
El director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, cerrando el debate sobre residuos



La comida la compartí con el presidente del Puerto de Alicante, Juan Antonio Gisbert, con el que continué la conversación que ya tuvimos a principios del verano sobre la necesidad de adoptar medidas para evitar que el trasiego de graneles perjudiquen la calidad del aire. El Puerto de Alicante necesita nuestra autorización para operar y hay que extremar las precauciones y las medidas para asegurar que no se superan en ningún caso los niveles de contaminación permitidos. El entorno urbanístico del Puerto de Alicante hacen especialmente sensible la cuestión.

Ya por la tarde, tuvimos que enfrentarnos a un lío sobre la limpieza en diferentes Parques Naturales del sur de Alicante que, por culpa de las características de las encomiendas de gestión y de su proximidad a núcleos urbanos, acumulan basura que tarda en ser recogida. Ciertamente, la recogida de residuos sólidos no es responsabilidad de la Generalitat, tampoco en los Parques Naturales, pero de momento buscaremos fórmulas para hacerlo hasta finales de año y, de cara a la segunda mitad de 2017, iremos revisando las normas para evitar situaciones como las descritas de acumulación de basura. En realidad, fuera de las zonas recreativas, no debería haber en los Parques ningún punto en el que depositar residuos. El que camina por la montaña se ha de llevar los residuos a casa.

El día lo acabé en el Paraninfo de la Universidad de Valencia donde asistí a la presentación del libro “La secesión de los ricos”, obra del catedrático de Sociología, Antonio Ariño, y del catedrático de Geografía Humana, Joan Romero. 
En el Paranifo de la Universidad de Valencia en la presentación del libro "La secesión de los ricos", de los profesores Romero y Ariño

Fue un lujo de presentación, una disección perfecta de un mundo que se rompe a favor de los poderosos y que no es el que queremos dejar a nuestros hijos. Unas palabras, las de Ariño y Romero, que, escuchadas por un cargo público con responsabilidad de gestión, como es mi caso en este momento, te anima a seguir trabajando por los más vulnerables, a pesar de las dificultades que te ponen aquellos que ven peligrar sus privilegios.

lunes, 17 de octubre de 2016

EL ÚLTIMO OCTUBRE CON EL CIELO DE VALENCIA LLENO DE HUMO DE LA ALBUFERA

Ayer podía haber sido un día relativamente tranquilo pero por la tarde todo se complicó. La quema de la paja del arroz. Una inmensa columna de humo sepultó bajo la niebla todo el entorno de la Albufera. El clamor fue inmediato. Llamadas, Ayuntamientos preguntando, periodistas interesándose, agentes medioambientales dando explicaciones. Nosotros buscando informaciones concretas que no son fáciles de encontrar. El caso es que las temidas consecuencias de la quema de la paja en forma de molestias para los habitantes del entorno de Valencia ayer se hicieron realidad.

Vuelvo a decir (ya lo dije cuando se decidió permitir la quema) que este año no disponemos de alternativas en marcha para la retirada de la paja y, por tanto, para evitar su quema. Si no se retira, la paja podrida en la Albufera supone una materia orgánica que todavía hace más daño a las aguas del lago y a la vegetación y los cultivos. La quema es una mal menor pero hoy hemos vivido, lo ha sufrido la gente, la realidad de un mal menor que ni es tan menor ni deja de ser mal.

Revisaremos atentamente si se han cumplido los protocolos en esta quema, si se ha respetado la quema que hoy se podía hacer y si se ha hecho en las condiciones marcadas. Lo revisaremos atentamente. En los próximos días seremos más curiosos todavía en el seguimiento de la actividad. Que quede claro: quien no haga las cosas como toca, pagará las consecuencias. Esto no es una “barra libre”. Quiero recordar, en todo caso, que cuando se decidió adoptar la decisión para evitar los problemas fitosanitarios causados por la no retirada de la paja quien más reclamó, junto a los agricultores afectados, que se pudiera llevar a cabo una quema generalizada fueron los Ayuntamientos del entorno de la Albufera, los mismos que ayer padecieron el exceso de humo.
El humo sobre el centro de Valencia (foto: F. Bustamante)

Estamos trabajando las alternativas. Quiero recordar que los agricultores cobran ayudas europeas por no quemar. El año que viene podremos retirar la paja sin necesidad de quemar, en éso estamos, pero, desde este preciso instante, sería conveniente que todas y todos nos implicáramos en hacer pedagogía para evitar que a finales del verano de 2017 se vuelvan a oír las mismas voces pidiendo quemar sin límite. El episodio de ayer no puede repetirse.
El humo sobre el centro de Valencia (foto: F. Bustamante)

Dicho todo ésto, ayer todavía fue un día de diferentes reuniones dentro de mi Secretaria Autonómica cerrando cuestiones presupuestarias. Estamos convencidos de que mejoraremos el presupuesto respecto a este año. Recuperar los recortes en Medio Ambiente de la etapa del Partido Popular no será fácil, pero avanzaremos. Si a final de la legislatura pudiéramos estar en niveles próximos a los de 2010 ya sería una buena noticia. Puede parecer conformista pero la realidad es que a día de hoy estamos en la cuarta parte del presupuesto que se tenía hace seis años.

Después de las reuniones armados con calculadoras, realicé dos visitas a medios de comunicación con un tema estrella: el SDDR, el nuevo sistema de gestión de depósito y devolución de envases que estamos implantando. Primero, en la Cadena SER, tuve un debate con el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro. Su organización no ve con buenos ojos la iniciativa, la consideran una penalización, y defienden que hace falta concienciar a la ciudadanía en la línea que se ha hecho hasta ahora. Yo defiendo que el sistema actual, el de los contenedores de Ecoembes, para entendernos, ya ha tocado techo. Con él, sólo un 30% de los envases se recicla como toca. El resto acaba en vertedero o tirado por calles y cunetas. Aproximadamente 5 millones de envases al día acaban donde no toca.
En RadioValencia-Cadena SER debatiendo con el presidente de la CEV, Salvador Navarro, sobre gestión de envases

El SDDR, un sistema que funciona en medio mundo, desde Alemania a los Estados Unidos, desde Suecia a Australia, desde Lituania a Canadá, es una garantía para pasar de unas tasas de reciclaje del 30% a más del 90%; es defender el Medio Ambiente; es protección de la Salud; es aprovechamiento de recursos; y es creación de puestos de trabajo y más actividad económica.
Entrevista en Levante TV. Tema: el SDDR, el nuevo sistema de depósito y devolución de envases

La segunda visita a los medios fue una entrevista en Levante TV. Los argumentos fueron los mismos y, como ya los he explicado más de una vez aquí y seguro que lo volveré a hacer, no voy a extenderme. En todo caso, las dos intervenciones, tanto en la SER como en Levante TV, las tenéis colgadas en mi Facebook para quien quiera revisarlas.

sábado, 15 de octubre de 2016

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

Acaba una semana que ha sido más de trabajo interno que de reuniones con instituciones, agentes sociales o visitas. Ayer viernes comenzamos el día con la reunión del Consejo de Dirección de la Secretaría Autonómica que, de nuevo, tuvo como tema central los presupuestos para 2017. En Medio Ambiente y Cambio Climático el aumento que planteamos ronda el 10%, después vendrá el inevitable ajuste de Hacienda que, seguramente, nos rebajará un par de puntos. Nunca las subidas son las que esperamos (y necesitamos) pero es obligado tener en cuenta que estamos recuperándonos de los brutales recortes de la época del PP. Sólo un ejemplo: entre 2010 y 2015, la Dirección General de Medio Natural perdió el 80% de su presupuesto y ahora estamos intentando rehacerlo. El año pasado aumentamos casi un 4% y este año estamos en casi un 20. Para 2017 hablamos de pasar de 25 a 30 millones de euros. Lo que quiere decir que, a pesar de los esfuerzos, en dos años sólo habremos recuperado una cuarta parte de los recortes.

También revisamos la agenda para las próximas semanas que llega “cargadita”, sobre todo por lo que hace referencia a Calidad Ambiental y Cambio Climático. En un mes tendremos Comisión Interdepartamental de Cambio Climático, nueva Cátedra sobre esta cuestión con la Universidad Politécnica de Valencia, Consejo de Expertos, Jornadas sobre Envases y presencia en la Cumbre del Clima que se celebra en Marruecos.

Sin poder escapar de los presupuestos, después de tratar el tema de Medio Ambiente, tuvimos una reunión idéntica en el despacho de la consellera Elena Cebrián con el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y el subsecretario, Josep Moratal. Nos movemos, en conjunto, en cifras y porcentajes parecidos a los que he comentado antes. La semana que viene será clave para cerrar los números definitivos.

Las discusiones sobre presupuestos no son las que más me gustan. Cierto es que cuando hablamos de presupuestos hablamos de política pero, son tantas las limitaciones por culpa de la pésima financiación que padecemos los valencianos, que es imposible quedar mínimamente satisfecho y tranquilo respecto al servicio que podemos ofrecer a la ciudadanía.

En la reunión también revisamos la reversión de la balsa del Toscar que el PP, a un mes de las pasadas elecciones autonómicas, cedió de forma irregular a la Junta Central de Usuarios del Vinalopó. El problema no radica en a quién se encargó su gestión sino en la entrega de un dominio público cuya cesión, legalmente, es imposible. Ahora se revertirá ese acto y, con todos los agentes e instituciones, desde la Conselleria, planificaremos como toca la explotación del trasvase Júcar-Vinalopó.

Antes de comer tuve un par de entrevistas sobre residuos y árboles monumentales. En este último tema se ha generado cierto revuelo informativo debido al despido de un trabajador de la Diputación de Valencia. He visto en los medios alguna frase del estilo “se abandonan los árboles monumentales”. Nada más lejos de la realidad, las competencias son de la Generalitat, y sólo dos datos: En 2014 la atención a estos árboles tenía cero euros de presupuesto, en 2017 superará los 200.000 euros. De 2015 a 2016, pasaremos de 880 árboles catalogados a casi 1.600.


Ya por la tarde estuve en el Espai Rambleta, en el barrio de San Marcelino de Valencia, donde disfruté del documental “Astral”, obra de la factoría “Salvados” de Jordi Évole. 
En Espai Rambleta (Valencia) viendo el documental "Astral", de Jordi Évole

Un trabajo muy necesario sobre el cementerio humano en el que se ha convertido el Mediterráneo, donde miles de personas se juegan la vida a diario huyendo del hambre y de las guerras con la esperanza de encontrar en Europa una vida más digna. El reportaje recoge el trabajo de voluntarios de la sociedad civil, ONG's, que se lanzan al mar para salvar las vidas que tan poco parecen preocupar a nuestros más altos dirigentes. Seguramente si los que quedasen a la deriva en medio del mar, 150 en una miserable barca de goma, tres o cuatro mil en un día, fueran blancos y no negros, británicos en vez de africanos, se les prestaría mucha más atención... y no digamos si en vez de ser ciudadanos anónimos (los “nadies” que decía Galeano) fueran los hijos de Rajoy, los padres de la Merkel o los hermanos de Renzi.     

viernes, 14 de octubre de 2016

EL USO DE AGUA DEPURADA NO SE PAGA CON EL CANON DE SANEAMIENTO

La mañana de ayer la dediqué a trabajar en el despacho, eso que comento tantas veces de papeles acumulados sobre la mesa a la espera de ser leídos, firmados o simplemente clasificados. El volumen diario de trabajo hace que muchas veces me quede sin tiempo para profundizar en temas que mis compañeras y compañeros me comentan y que, al cabo de los días, a la espera de que tome una decisión, no he tenido tiempo siquiera para mirarlos. Cierto es que los automatismos cada vez funcionan mejor y que, poco a poco, todo está más organizado, pero siempre queda trabajo pendiente por hacer.

A última hora de la mañana me reuní con el gerente de la EPSAR (Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales), Enrique Lapuente, para preparar el próximo Consejo de Administración de la entidad y hacerle llegar distintas peticiones que los Ayuntamientos con los que me he reunido recientemente me han trasladado a mi.

A la una, como todos los jueves, hubo “Consellet”, la reunión de subsecretarios y secretarios autonómicos, presidida por la vicepresidenta Oltra, para preparar el plano del Consell de este viernes. Ayer, en relación al Medio Ambiente, llevamos tres asuntos. Dos convenios de colaboración con los Ayuntamientos de Xàbia y Dénia sobre la solicitud de permisos de buceo en el Cabo de San Antonio. Se trata de que los interesados puedan realizar la tramitación completa en el Ayuntamiento y sea éste quien realice el trámite ante la Dirección Territorial de la Conselleria que ha de dar finalmente el permiso.

La tercera cuestión era también un convenio entre la EPSAR y los Ayuntamientos de Alcoi y Cocentaina y la comunidad de regantes de Beniasent para llevar a los regantes agua depurada para uso agrícola. Lo que establece el convenio es la fórmula para que los interesados reintegren a la EPSAR el coste energético del bombeo hasta el punto de entrega. Durante mucho tiempo operaciones como esta se ha hecho a cuenta del canon del saneamiento, es decir, de lo que paga el ciudadano por la depuración del agua, sin recuperación de costes. Es decir, se ha estado cargando a todos los ciudadanos facturas que no les correspondían a ellos sino a los beneficiarios de esa medida. Con este tipo de acuerdos queda claro que habrá recuperación de costes y cómo se realizará.
El convenio entre la EPSAR y los beneficiarios marca cómo se recupera el coste de llevar agua depurada hasta otros usos.

La tarde la dediqué íntegramente al tema de residuos y, para ser más exactos, al nuevo proyecto de depósito y devolución de envases (SDDR) que, precisamente, lo que hace es transformar los residuos en recursos.

Con el director general del área, Joan Piquer, revisé el estado de los compromisos de las últimas reuniones mantenidas. En concreto hablamos de la reunión de la semana pasada con los representantes de Consum, MásyMás y Mercadona, de todos los documentos que les había entregado y de los compromisos adquiridos para que, la semana que viene, analizáramos las conclusiones a las que hubieran llegado después de estudiarse la documentación entregada. Parece obvio que tendremos que cambiar la manera de relacionarnos con ellos porque ayer nos desayunamos con su respuesta en la prensa, por boca del director de la Asociación de Supermercados, Pedro Reig, cuando habíamos acordado que nos la trasladarían en la próxima reunión prevista, como digo, para la semana que viene. No nos parece la mejor forma de actuar, pero nosotros, en defensa del interés general y convencidos como estamos de la bondad de nuestro proyecto, seguiremos compartiendo con todos los interesados cada paso que vayamos dando.

Para terminar la jornada, y sin cambiar de tema, tuve una entrevista con el diario “Información” de Alicante sobre el SDDR y, después, el asesor parlamentario Rubén Tello me explicó el borrador de programa de una jornada sobre la gestión de envases que vamos a organizar con la participación de especialistas de todo el Estado y del extranjero.

jueves, 13 de octubre de 2016

EL JÚCAR-VINALOPÓ ES DOMINIO PÚBLICO Y TOCA REVERTIR LAS CESIONES IRREGULARES DEL PP

Hay días que vienen marcados con una etiqueta y parece que sean temáticos. El martes pasado, antes del miércoles festivo, fue un día de agua.

Al mediodía, junto al director general del Agua, Manuel Aldeguer, me reuní con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), M.ª Ángeles Ureña.
Con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Mª Ángeles Ureña

Revisamos un conjunto de temas que llevamos a medias, sobre todo en relación a obras en determinados pueblos que implican una necesaria colaboración interinstitucional. Se trata de trabajos para mejorar el abastecimiento a poblaciones y, por tanto, es necesaria la intervención de la Confederación para garantizar las dotaciones de agua. Llevábamos un buen número de iniciativas, desde el norte más al norte de Traiguera, Canet Lo Roig y La Jana, hasta Castellón o las Marinas.

El futuro del trasvase Júcar-Vinalopó también fue un tema de conversación y reclamamos que se nos tenga en cuenta para cualquier decisión que haga referencia a la explotación de esta infraestructura, porque sabemos de acuerdos adoptados con los regantes que se están diseñando sin contar con nosotros. El espíritu de colaboración es muy positivo, éso quedó claro y, por tanto, seguro que en el futuro toda será más sencillo y mejor.

Del mantenimiento de barrancos hablamos también, así como del Parque Natural del Turia. Ureña nos explicó que están trabajando al máximo y que no se puede culpar a la CHJ de todos los males. De nuevo, trabajo conjunto, y por eso los técnicos de ambas administraciones deben reunirse con mayor frecuencia.

Antes decía que la mañana había sido de agua porque antes de la reunión en Confederación Hidrográfica del Júcar me había reunido con el director general, Manuel Aldeguer, para diseñar la manera de recuperar la balsa del Toscar que, un mes antes de perder las elecciones, el Partido Popular había entregado (a pesar de ser dominio público) a la Junta Central de Usuarios. Disponemos ya de los informes jurídicos pertinentes y vamos a devolver a la titularidad, de donde nunca deberían haber salido, las instalaciones del post-trasvase. El trasvase del Júcar al Vinalopó, con algunas obras todavía muy retrasadas, es pieza clave para la planificación hidrológica ya que nace precisamente, y por eso se financió con fondos públicos, para recuperar los acuíferos sobre-explotados sin sacrificar las explotaciones agrarias.

Y si antes de ir a la Confederación tratamos temas de agua, al regresar, también. Me reuní con los técnicos de la dirección general y con la abogada de la Generalitat de nuestra Conselleria, Cristina Martínez, para revisar el estado de los diferentes contenciosos que tenemos con el EMSHI (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) y que arrastramos desde hace años. Parece mentira que dos instituciones como Ayuntamiento de Valencia (que es quien dirige el EMSHI) y la Generalitat, tantos años en manos del mismo partido, tuvieran tantas causas judiciales abiertas para aclarar quien debía de hacerse cargo y pagar las diferentes fases de la gestión metropolitana del agua. Ahora estamos en la fase de retirar los contenciosos, gracias a que en vez de ir a los tribunales hablamos y negociamos.

Ya por la tarde, tuve una reunión con el secretario de Organización de VerdsEquo, Josep Ruiz, de cara a organizar nuestra participación en el Congreso federal del partido y, después, un encuentro con altos cargos del Consell escogidos por Compromís para poner en común diferentes aspectos de nuestro trabajo y buscar fórmulas para mejorarlo. “Brainstorming” se dice en inglés.