jueves, 22 de septiembre de 2016

LOS DECRETOS DE SEQUÍA DE RAJOY O LOS BURROS VUELAN

Bioeconomía, economía circular, economía baja en carbono… Muchas maneras de nombrar un camino, el único camino, hacia un nuevo modelo productivo, un nuevo modelo económicamente, socialmente y ecológicamente sostenible.

Hablando de eso arranqué ayer la jornada en la sede del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), en Moncada. Participé en la inauguración de un taller sobre “Estrategia Europea de Bioeconomía” organizado por la Comisión Europea en colaboración con la Universidad Politécnica y el propio Gobierno valenciano entre otras instituciones.

En mi discurso, junto al conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, destaqué la necesidad de entender la innovación no como una manera de incrementar los negocios sino de hacerlos compatibles con el futuro del planeta y, en este marco, incidí en tratar los residuos que generamos como recursos.
En la inauguración de los Talleres sobre Bioeconomía junto al conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent

A continuación, ya en la Conselleria, nos reunimos con una parte del Gobierno municipal de Carcaixent, con su alcalde, Francesc Salom, al frente. La agenda de temas a tratar era amplia pero destacaré dos: la reclamación de nuevas infraestructuras para evitar inundaciones cuando la lluvia llena los barrancos y la necesidad de acelerar los trabajos de adecuación y regeneración de las zonas quemadas hace ahora dos meses.
Con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Carcaixent hablando de agua y del post-incendio 

Después, junto con el director general del Agua, Manuel Aldeguer, nos reunimos con el director general de Cadagua, Agustín Manzanas, y su gerente en Valencia, Manuel Polo. Fue un acto de presentación de la empresa, una marca con mucha experiencia, por ejemplo, en temas de desalación. Los directivos de Cadagua, como ya nos ha pasado en otras ocasiones cuando hemos hablado con empresas ligadas a la gestión del líquido elemento, se han quejado (educadamente) de las escasas posibilidades que han tenido durante todos estos años para ganar concursos de explotación de estaciones depuradoras. Gestionan más de 200 en todo el Estado pero sólo 3 en el País Valenciano. Nosotros les hemos dicho, como hemos repetido mil veces, que no nos guiaremos por ningún tipo de favoritismo a la hora de fallar futuros concursos de explotación. Si se hacía antes, ahora cambiará.
Con los directivos de la empresa Cadagua

Como ayer era jueves, tocaba “Consellet” preparatorio del Consell de hoy. No había tema alguno destacado de Medio Ambiente.

Después de comer, doble reunión con más temas de Agua sobre la mesa. En primer lugar, una reunión con el director general del Agua, Manuel Aldeguer, para repasar sobre todo la ejecución presupuestaria de este año y las previsiones para el próximo; y, a continuación, nos reunimos conjuntamente las dos secretarías autonómicas de la Conselleria para preparar la respuesta de hoy, si todo sale según lo previsto, a la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la prórroga un año más del “Decreto de Sequía”.

Sobre esta cuestión, lo primero que toca decir es que este tipo de prórrogas esconden un altísimo grado de hipocresía (cosa que no nos extraña, hablamos del Gobierno Rajoy) ya que lo que de verdad tocaría es definir una estrategia a largo plazo y no ir de prórroga en prórroga. Las altas temperaturas, las cada vez más escasas lluvias, en definitiva, la sequía ha venido para quedarse. El clima está cambiando. Así que cuando el Gobierno de España habla de apostar por la desaladoras, seguir con los trasvases o poner en funcionamiento los pozos de sequía está vendiendo humo. Las desaladoras, ésas que hace cuatro días decían que eran las “centrales nucleares del mar”, necesitan aumentos de potencia eléctrica que tardaremos, como mínimo, un año y medio en tener. Si hubieran hecho los deberes cuando tocaba ahora podrían funcionar a pleno rendimiento y no a un tercio de su potencia. Los trasvases cada día serán menos factibles y más conflictivos porque la sequía que supuestamente resuelven también se dará en las cuencas cedentes. En cuanto a los pozos de sequía, son una nueva vuelta de tuerca a la sobre-explotación de nuestros acuíferos, y el agua que se consigue es de una conductividad tan alta que apenas sirve. Los burros vuelan.


Para acabar la jornada, junto al asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, dedicamos un rato a preparar la reunión de hoy con los directores generales de la Secretaría, que tendrá como tema central los Presupuestos. Hablaremos de dinero, de necesidades y de cómo conseguir el dinero que necesitamos.

No hay comentarios: