viernes, 23 de diciembre de 2016

TENEMOS DOS OBLIGACIONES: NO TRAICIONARNOS Y ADMINISTRAR BIEN LOS TIEMPOS

Y yo que pensaba que durante estos días, con las fiestas navideñas encima, la actividad bajaría un poquito... No ha sido así. Parece que, según se acerca el fin de año, las tensiones aumentan y las cosas se precipitan y, pese a las señaladas fiestas, no hay manera de poder levantar el pie del acelerador. 
 
Ayer, poco después de las nueve de la mañana, me vi con Jesús Civera, miembro del Consejo de Administración de Aguas de Valencia. Esta empresa tiene el 49% de Egevasa, mientras que el otro 51% pertence a la Diputación de Valencia. Precisamente ahora estamos en el proceso de revisar los convenios que EPSAR y Egevasa mantienen para la explotación de un buen número de depuradoras, sobre todo de pueblos pequeños. El convenio actual proviene de los tiempos en que Egevasa era 100% pública pero, ahora, al ser mixta, es necesario revisarlo para que pueda garantizar el mejor servicio posible a todos los ciudadanos en un sentido amplio. También con la Diputación hemos puesto ya el tema en común. 
(De izq. a dcha.) Con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, el director general del Agua, Manuel Aldeguer, y el subsecretario, Josep Moratal, revisando la inclusión de fondos FEDER en los presupuestos de próximos años
 
Inmediatamente después, y sin salir del tema agua, me reuní en mi despacho con la dirección de la EPSAR, el subsecretario de la Conselleria, José Moratal, y el director general del Agua, Manuel Aldeguer, para diseñar la fórmula que nos garantice el cobro de fondos FEDER (ayudas europeas) previstos y destinarlos a las obras que son tan necesarias en las depuradoras, así como encajarlos en las diferentes consignaciones presupuestarias del año 2017 y siguientes. 
 
Con la consellera Elena Cebrián dediqué unos minutos a hablar de temas organizativos de cara también a 2017, pero no nos pudimos extender demasiado ya que los dos teníamos cosas que hacer; ella fuera, en la Universidad Politécnica de Valencia, y yo, en mi despacho. Allí empezamos una reunión del Consejo de Dirección de la Secretaría para actualizar temas, revisar el cumplimiento de las previsiones y compromisos del año que ya se acaba y analizar las prioridades para 2017. Los diferentes departamentos han ido haciendo un balance de actividad y unos apuntes sobre lo que tenemos previsto para comienzos del año próximo. 
 
No estoy en estos momentos en condiciones de hacer un resumen completo porque mucho antes de que terminara la reunión tuve que salir en dirección al "Consellet" que, dirigido por la vicepresidenta Mónica Oltra, prepara los Plenos del Consell de los viernes. En la sesión de ayer barajamos todo un cúmulo de iniciativas, la mayoría de ellas destinadas a ir completando pagos de todo tipo que los Gobiernos del PP habían dejado pendientes. En el caso de nuestra Conselleria, además, llevábamos una modificación de la Ley de 2014 de Vías Pecuarias. 
 
Ya después de comer fue momento de pasar por Consejlleria a recoger y revisar unos papeles que tenía a medio mirar y, después, tuve una nueva reunión de partido (una más, hay muchas y de muchos formatos) para repasar, antes de estos días de fiesta, cómo ha ido este año de trabajo, cómo hemos implementado nuestras políticas dentro del Consell y qué previsiones tenemos. No es ninguna sorpresa (ya lo sé) decir que estamos muy contentos del trabajo realizado, aunque, eso sí, somos conscientes de que tenemos muchas cosas que mejorar. A mí lo que más tranquilo me deja es que, en ningún momento nos hemos traicionado y que no lo vamos a hacer. Tampoco queremos decepcionar a nadie. Aquellos que confiaron en nosotros y ahora les parece poco lo que hacemos, sólo quiero decirles que ni el mar se puede beber de un trago, ni tenemos un botón que haga realidad todo lo que queremos de manera rápida , simple y sencilla. Administrar los tiempos es más que una estrategia, es una obligación. 
Hoy será días de cerrar cuestiones que no pueden esperar... así que el diario se de a una tregua estas fiestas. ¡¡SALUD y SUERTE a todas y a todos!! 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

LOS NUEVOS INSTRUMENTOS DE GESTIÓN FORESTAL YA HAN PASADO POR LA MESA DE AFECTADOS

Ayer, hasta las 11, no tuve reunión alguna así que pude dedicar un par de horas a firmar papeles y, sobre todo, a leer muchas cosas que tenía pendientes. Tuve tanto tiempo (y se me hizo tan extraño) que incluso pude revisar recortes de prensa que tenía guardados hacía semanas. 
 
A media mañana me reuní, junto al director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, con Rafael Boluda, catedrático de Edafología y Química Agrícola de la Universidad de Valencia. Me habían dicho que pocos saben tanto de la paja del arroz de la Albufera como el profesor Boluda, y la entrevista fue de lo más interesante. Tiene muchos trabajos hechos sobre proyectos de compostaje de la paja mezclada con los lodos de las depuradoras, lo que podría ser una de las alternativas a la quema de los últimos tiempos. Hablamos también mucho sobre la salud del suelo de la Albufera y de cómo muchas zonas tienen altas cargas de metales. Por cierto, hablando de suelo, nos ocupamos también de la necesidad de actualizar estudios sobre el estado del suelo en el conjunto de la Comunitat y de su valor como sumidero de CO2. 
Con el profesor Rafael Boluda, a la izquierda de la foto
Hasta la hora de comer nos centramos en acelerar una de las cuestiones administrativas que nos genera mayores preocupaciones por estas fechas: las encomiendas, sobre todo las que proceden de las direcciones generales de Prevención de Incendios Forestales y de medio Natural, que debe realizar VAERSA. Se trata de ejecuciones de trabajos que acaban a finales de año y que hay que renovar antes de que comience el siguiente. La tramitación económica, que es larga y compleja, debe estar lista a primeros de enero para evitar repercusiones laborales a los trabajadores afectados, para que no sean despedidos temporalmente. 

Hablando de VAERSA, siempre que aparece en mi diario suele ir ligada a cuestiones conflictivas y problemas o, en el mejor de los casos, a proyectos y planes para mejorarla. Así que hoy quiero destacar un hecho muy positivo relacionado con nuestra empresa instrumental: ha logrado rescatar 6 millones de euros del pago del IVA correspondiente al ejercicio 2008. VAERSA, como empresa pública, no tenía que pagar el IVA, y el juez nos ha acabado dando la razón. No es dinero que vaya a quedarse VAERSA, ni siquiera nuestra Conselleria, pero irá a las arcas comunes de la Generalitat y estará a disposición del Consell. 
 
Por la tarde celebramos nueva reunión de la Mesa Forestal. Empezamos a las 17:30 y acabamos pasadas las 21:00 horas. El orden del día era largo y la Mesa está compuesta por 39 miembros. Aprobamos el Reglamento de Régimen Interior y presentamos una serie de Informes sobre las Órdenes de Ayudas del Plan de Desarrollo Rural y de Aprovechamientos Forestales. También se presentó el Manual de Instrucciones de instrumentos técnicos de Gestión Forestal y se abrió el trámite para crear el Grupo de Trabajo que debe participar en su definición. 
Reunión de la Mesa Forestal
Sobre Incendios Forestales, se presentó el balance del año 2016. Ya lo he dicho más de una vez, este ha sido un mal año porque se han quemado 6.900 hectáreas. Un mal dato, aunque está un 25% por debajo de la media de los últimos 10 años. Me parece mejor noticia la relativa al número de incendios, que se han reducido un 15%. 
 
Por la noche, fuera del horario laboral, las compañeras y compañeros de la Secretaría nos reunimos a cenar en "Casa Montaña", en el Cabanyal. Como diría mi hija: "no estuvo bien, lo siguiente".
Compañeras y compañeros de la Secretaría de Medio Ambiente después de cenar en El Cabanyal


UNA SEMANA EN LA COP22 DE MARRAKECH, 832 EUROS, TODO INCLUIDO

No tiene nada de excepcional, ya lo sé. Gastar lo menos posible es lo que hace cualquiera con sus dineros y, cuando no son los tuyos, todavía más. 
 
El servicio público y los gastos que los altos cargos hacemos cuando realizamos viajes de trabajo deben caracterizarse por la austeridad ... y la austeridad no tiene nada que ver con el "cutrerío"; al contrario, lo que es "cutre" e incluso delictivo es gastar más de lo imprescindible. Digo todo esto porque ayer me pasaron a la firma los gastos que hice en la semana que estuve en Marrakech a principios de diciembre con motivo de la Cumbre del Clima (COP22). La semana en Marruecos me costó 832 euros (343 euros de avión; 343, de hotel, y 102 de gastos de comida y desplazamientos). La delegación valenciana en la COP22 la componíamos el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, y yo. Su gasto total fue de 827 euros. Es decir, en total, sumando lo de ambos, fueron 1.659 euros. Y conste que viajamos cómodamente, estuvimos bien alojados y no pasamos hambre, ni comimos mal.

Enrique Pastor (a la derecha) y yo (a la izquierda) con unos compañeros de EQUO en Marrakech
Explicado ésto, y entrando ya en la actividad concreta de ayer, la mañana la empecé con una reunión en la Conselleria de Justicia sobre diferentes temas de personal que afectan a nuestras direcciones generales y que necesitamos desatascar lo más rápido posible. Son temas de carácter administrativo que, sinceramente, llevo bastante mal y que, a pesar de la buena voluntad de todos, se resuelven muy lentamente. 

A continuación me reuní con la dirección de la Comunidad General de Usuarios del Medio Vinalopó y del Alacantí, con José Torregrosa y Ramón Vicedo. Con ellos, y con el director general del Agua, Manuel Aldeguer, revisamos cuestiones relacionadas con la futura reversión de la Balsa del Toscar que el PP, un mes antes de las elecciones de 2015, había entregado en uso y dominio a la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, a pesar de estar construida en terrenos de la Comunidad de Usuarios del Medio, que fue quien recurrió la decisión. Con la Junta nos reuniremos en breve para, entre todos, definir la futura administración de la Balsa del Toscar. 
Con José Torregrosa y Ramón Vicedo, de la Comunidad General de Usuarios del Medio Vinalopó
Luego estuve en la sede del Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV) en Sagunto, en la entrega de los premios "Biodiversidad y Sociedad". Nuestra Conselleria no llegaría a ninguna parte si no tuviera un ejército de gente, de otras instituciones y sociedad civil, implicado hasta la médula en la defensa del medio ambiente. Necesitamos mimar a esta gente, ayudarla, apoyarles. Tenemos graves limitaciones de medios. Esto nos imposibilita hacer muchas cosas que deberíamos hacer y ayudar materialmente a otras instituciones que trabajan en temas de biodiversidad. Por ello, está más que justificado que reconozcamos la labor de quien trabaja en positivo para el medio ambiente. Ese reconocimiento es el leitmotiv de estos premios que, este año, han ido a parar al Seprona de la Guardia Civil (Entidad Pública Colaboradora), al Consell Valencià de Colegios de Veterinarios (Difusión y Comunicación), a la Fundación Assut (Custodia del Territorio), al Ayuntamiento de Ibi (Ayuntamiento Ejemplar) y al Grupo de Investigación de Zoología de Vertebrados de la Univeridad de Alicante (Investigación aplicada a la Conservación de la Biodiversidad). 
Con los galardonados con los premios "Biodiverisdad y Sociedad" de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente
Por cierto, y que conste en acta, el agua de la mesa de oradores estaba en botella de vidrio y no en frascos de plástico no retornable. Un detalle "sostenible" a destacar. 
La botella de agua de la mesa de oradores: sostenible y bonita
 
De vuelta de Sagunto, conjuntamente con los directores generales de Prevención de Incendios y de Medio Natural, Delia Álvarez y Antonio Marzo, preparamos la reunión de la Mesa Forestal de esta tarde. En el orden del día está el reglamento de Régimen Interno de la Mesa, las órdenes de modificación de la regulación de aprovechamientos forestales y las ayudas del Plan de desarrollo Rural, así como diferentes cuestiones relativas a incendios. 
 
El día lo terminé lo terminé en mi despacho reunido para avanzar en diferentes cuestiones sobre VAERSA y la necesidad de agilizar su funcionamiento y mejorar la estructura interna y la organización laboral. Estamos trabajando hacia una posible transformación de la marca en Empresa de Derecho Público (EDP) ya que ésto mejoraría el servicio que presta a la sociedad, la acercaría más a nuestro control directo y, al mismo tiempo, estabilizaría su día a día. Por el camino, sin embargo, nos quedan todavía bastante obstáculos administrativos que resolver porque la recibimos en pésimas condiciones, no sólo por las muchas irregularidades cometidas por los directivos que nombró en su día el PP, sino por el pésimo modelo organizativo con el que funcionaba. VAERSA no es una empresa cualquiera. Son 1.300 trabajadores, imprescindible para las tareas de servicio público que debe desarrollar la Generalitat y estratégica para el futuro.

martes, 20 de diciembre de 2016

UN DÍA DE MUCHA LLUVIA EN VILLENA

Inicio de semana y arrancamos con una reunión de Comunicación para preparar la agenda de los próximos días. Serán días muy cargados porque la semana termina con las fiestas de Navidad y todo se acumula en estas jornadas previas. 
 
Después me reuní a mi despacho con el presidente del Puerto de Castellón, Francisco Toledo. El ex-rector de la UJI y ex-diputado socialista está ahora al frente de la Autoridad Portuaria y nos solicitó una entrevista para hablar de las inversiones que, en temas medioambientales, está haciendo y debe hacer el puerto. 
Con Francisco Toledo, presidente del Puerto de Castellón, revisando las políticas medioambientales de protección y control de sustancias contaminantes
Básicamente se trata de medidas para evitar que la descarga de materiales destinados a las fábricas de cerámica de Castellón genere problemas de contaminación y molestias a los vecinos, así como también un plan de ahorro energético importante. El Puerto de Castellón ha colocado barreras y un sistema de aspersores de agua para evitar que el "coque" del petróleo y las arcillas traspasen los límites de la zona de carga y descarga, y también está construyendo un almacén para realizar los trabajos a cubierto. Ahora están tramitando la nueva autorización ambiental y habrá que apostar por mejorar los controles y ampliar los indicadores. En todo caso, Toledo expresó su compromiso con el seguimiento de las cuestiones medioambientales y nosotros estamos encantados con su predisposición. Por nosotros tampoco quedará
 
Acto seguido, me reuní con el Comité de Empresa de Lafarge de Sagunto. Es un tema que viene de lejos. Ya dije hace unos días que soy optimista respecto a cómo van las cosas. Los trabajadores, como es lógico, están preocupados por el futuro de la empresa ya que tiene pendiente la renovación del permiso de explotación de la cantera que Lafarge tiene en el Salt del Llop, la cantera actual. El permiso está a punto de evacuarse pero el Comité sabe que la actual licencia termina en 2017 y que cuanto antes se tenga garantizada la posibilidad de seguir profundizando más segura será la viabilidad de la factoría. La renovación del permiso está ya en la Dirección Territorial que es quien la informará y nosotros les hemos explicado que todo está listo y que sólo queda definir el periodo de ampliación. Creo que ellos se creen nuestro compromiso con su preocupación y nosotros entendemos que cualquier demora los ponga nerviosos. La semana pasada expliqué que Lafarge y el Ayuntamiento de Sagunto, con nuestra medicación, han acercado mucho sus respectivas posturas sobre el futuro de la factoría protegiendo el paraje de Romeu, así que las perspectivas son optimistas. 
El Comité de Empresa de Lafarge nos reclama una ampliación de la actual cantera del Salt del Llop de Sagunto
En medio de estas reuniones, una parte del tiempo la dediqué a seguir lo que estaba pasando con las intensas lluvias y sus consecuencias a lo largo y ancho del país. Al mediodía tuvimos que abrir las compuertas el pantano de Buseo, en Chera, por el peligro real que había de desbordamiento
 
Después de comer, bajo una intensa lluvia, me fui a Villena. 
 
Allí, primero, me reuní con la Comunidad General de Usuarios del Alto Vinalopó, con su presidente, Pedro Menor, al frente. Repasamos el complejo funcionamiento de su organización; sus problemas y sus principales demandas. Los conflictos en torno al pago de las obras realizadas años atrás y las necesidades hacia el futuro son cuestiones para las que piden nuestro apoyo. Con quien realmente tienen mucho que discutir es con la Confederación Hidrográfica del Júcar. En este sentido, el borrador del Plan de Explotación del Sistema Vinalopó-Alacantí que se les ha presentado los tiene intranquilos porque plantea soluciones que, a su modo de ver, vulneran sus derechos. De desalinizadoras (que ellos mantienen que deben servir para el abastecimiento) y de consumo de energías alternativas para el bombeo de agua (ellos están trabajando en un programa piloto europeo) también nos ocupamos
En Villena, con la dirección de la Comunidad General de Usuarios del Alto Vinalopó
La jornada la acabé con una Conferencia-Coloquio sobre Cambio Climático organizada por el Ayuntamiento de la ciudad dentro de unas Jornadas sobre este tema. Intenté presentar la cuestión; explicar lo que la Generalitat está haciendo en la lucha contra el Cambio Climático; cuáles son nuestros planes y, por último, como veo yo la situación a nivel mundial después de las dos importantes cumbres del Clima, la de París y la última de Marrakech . 
Conferencia-Coloquio sobre Cambio Climático. Me presenta el alcalde de Villena, Patxi Esquembre
A modo de resumen, dije que el efecto Trump no acabará con la corriente cultural dominante que ya da por hecho que el Cambio Climático es una realidad contra la que hay que luchar, pero que esto no es suficiente, y que no veo a la comunidad internacional decidida a pasar de las palabras a los hechos. Y sobre cosas más próximas, defendí que, a nivel de país, tampoco nos quedemos en el gran reto que supone la lucha contra el Cambio Climático y empecemos a aplicar políticas valientes en el sentido que toca. No serán la solución a nivel planetario pero serán nuestra aportación. Si esto lo interioriza la ciudadanía, podemos ganar este gran reto.


sábado, 17 de diciembre de 2016

NI EL GARBÍ QUIERE COCHES, NI LA UNIÓN EUROPEA PLÁSTICOS POR LA CALLE

Comienzo por el tema del día, aunque no fue de lo que más me ocupé ayer. Finalmente el Ayuntamiento de Serra ha decidido no hacer la carrera de coches, ese rally que tenía previsto celebrar en el Parque Natural de la Calderona, la "Subida al Garbí". No podía ser de otra manera. Necesitaban una autorización de Medio Ambiente de la que no disponían. Habían anunciado una prueba que sencillamente no podían realizar; habían puesto carteles en las carreteras avisando de una competición que no estaba autorizada; habían abierto inscripciones sin tener los permisos. Sabían que estaban haciendo algo irregular y apostaron por la huida hacia delante. Ayer les recordamos todo esto y las consecuencias que tendría celebrar esa carrera. Medio Ambiente no ha prohibido nada. No hemos autorizado una prueba que incluso se había presentado públicamente sin tener los permisos que necesitaba. Es más, el Ayuntamiento de Serra sabía desde el año pasado, porque nada ha cambiado desde entonces, que la prueba no se podía hacer; que había expirado la moratoria de 5 años establecida en 2010. Se les recordó en julio de 2016 y el 13 de noviembre pasado. A principios de esta semana se les hizo llegar un informe técnico que reiteraba las explicaciones. Ellos siguieron adelante, sin tramitar formalmente ningún permiso, decían no necesitarlo. Por eso Medio Ambiente no prohíbe nada sino que simplemente les recuerda que no están autorizados para hacer la carrera que querían. Eso sí, les explicamos claramente las razones (al final del texto se adjunta íntegramente la carta que a primera hora de ayer se hizo llegar al Ayuntamiento de Serra. Es larga pero quien tenga especial curiosidad podrá ver que no es una cuestión del último día, que llevamos hablando largo y tendido de este tema, y que las posiciones de todos estaban claras desde hace muchos meses). 
 
Ayer, durante buena parte de la mañana, continuaron las gestiones que el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, hizo al respecto. Estaba seguro de que esto terminaría como ha terminado. Compatibilizar actividades humanas, incluso lúdicas o deportivas, con la existencia de los parques naturales es nuestro objetivo. Pero, de cualquier modo, imaginar que dentro de un parque natural se puede hacer un rally, cuesta entender. Si hace unos meses acordamos con la Diputación de Castellón que en el Parque Natural del Desert de les Palmes no se podía hacer una carrera de ciclismo, ¿cómo va a hacerse una carrera de coches en la Calderona? 
 
Ayer, sin embargo, la mayor parte del tiempo lo dediqué a otras cuestiones. 
 
A primera hora de la mañana hicimos la reunión del Comité de Dirección de la Secretaría que hacemos todos los viernes. Tratamos un puñado de cuestiones pero especialmente nos paramos a analizar las encomiendas que, sobre todo desde Medio Natural y Prevención de Incendios, toca hacer a la empresa instrumental VAERSA. Las encomiendas suelen generar graves problemas administrativos y conviene adelantarlas cuanto más mejor, paro no padecer las prisas del pasado año cuando algunos encargos agotaban su tiempo y aún no estaban a punto los que debían sustituirlos
 
Sin haber terminado la reunión tuve que desplazarme al Palau de la Generalitat. Teníamos Comisión Interdepartamental de Acción Exterior y Relaciones con la Unión Europea. Esta Comisión es el órgano en el que se ponen en común nuestras necesidades relativas a las instituciones europeas, las oportunidades que tenemos para incidir en las políticas comunitarias y cómo nos pueden afectar las estrategias políticas que se ponen en marcha en aquellas instituciones. La Comisión se compone de representantes de todas las Consellerias. Cada uno cuenta sus planes, proyectos, necesidades y cuestiones en las que está trabajando su departamento. Ayer, como siempre, la Comisión la presidió el jefe del Consell, Ximo Puig, y la dirigió el Delegado para la Unión Europea y de Relaciones Externas, Joan Calabuig. 
Reunión de ayer de la Comisión Interdepartamental de Acción Exterior y Relaciones con la Unión Europea

Quiero destacar que revisaremos los 10 objetivos que la Comisión Europea se ha marcado para 2017 ya que parecen pensados para nuestra Secretaría Autonómica. Sólo hablaré del primer y del tercer objetivo. El primero señala que el impulso del crecimiento y el empleo irá ligado a los objetivos de desarrollo sostenible y la economía circular. Dice textualmente: "la Comisión seguirá la aplicación del Plan de Acción de Economía Circular mejorando la economía, la calidad y la obtención del reciclado y la reutilización del plástico dentro de la UE y reduciendo los vertidos de plástico en el Medio ambiente". Parece que estén hablando de nuestro proyecto de gestión de envases a partir del Depósito y la Devolución (SDDR). En cuanto al tercero, se refiere a la lucha contra el Cambio Climático como política de futuro. 
 
Es evidente que tenemos una gran oportunidad para, siguiendo las directrices de la UE, encontrar programas y proyectos de ámbito comunitario que nos ayuden a hacer realidad las políticas de transformación de nuestro modelo productivo para que sea más sostenible y más justo. 
 
Antes de comer, me reuní de nuevo en mi despacho, con el subsecretario José Moratal para tratar diferentes temas de funcionamiento interno de la Secretaría, de organización, de personal y de tramitación administrativa. La Subsecretaría es la puerta para saber cómo se concretarán en papel las propuestas políticas que nos bullen en la cabeza. 
 
El inicio de la tarde la dediqué a terminar de preparar una conferencia sobre Cambio Climático que tengo el lunes en Villena (me quedaba poco) y la Mesa de País de VerdsEquo que teníamos que hacer hoy en Valencia... pero cuando estaba en eso, me avisaron de que se había suspendido. En la Mesa de País, como su propio nombre indica, participan compañeros de todas las comarcas y, dadas las previsiones meteorológicas, se prefirió no forzar a nadie a tener que hacer horas de coche para llegar a Valencia. Así que no fue necesario terminar lo que estaba escribiendo. 

Copia de la carta remitida ayer al Ayuntamiento de Serra: