martes, 11 de junio de 2013

¿A quién le importa lo que diga Aznar?

http://mesaredonda.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2012/02/Aznar-y-Bush-con-los-pies-encima-de-la-mesa-en-una-reunion-del-G8-640x255.jpg
José María Aznar, en el centro, con George W. Bush a su izquierda, en un descanso de la cumbre del G-8 en Canadá en 2002. (Foto: Reuters)

Lo de escribir sobre algo a lo que uno considera que se le da más importancia de la que merece resulta contradictorio y, por tanto, complicado... pero lo voy a hacer.
No entiendo por qué genera tanto revuelo lo que diga o deje de decir el expresidente del Gobierno, José María Aznar. Sus palabras son huecas, fruto de un ego desmedido que ya ha trascendido los límites de lo normal para adentrarse en lo caricaturesco. Su tiempo ha pasado. Su gestión remó a favor de corriente en lo económico y, en lo político, aguantó el tirón cuando no pudo ser él, en la primera legislatura, cuando tuvo que pactar y, luego, en la segunda, sobrepasado por su propio yo y la mayoría absoluta, encadenó los despropósitos, los abusos democráticos y la burla a los ciudadanos hasta rematar con aquella vergonzosa gestión informativa de los atentados del 11-M.
Como si de un rey absoluto se tratara (así de democrático es el PP) señaló a su sucesor y ahora reniega de él. Bueno, ¿y qué? ¿Qué más da lo que opine Aznar de Rajoy? Si dijera a todo que sí tendría poco valor porque ya se sabe que "el ojo del amo engorda al caballo" pero diciendo a todo que no todavía queda más ridículo. Lo escogió él y ahora lo señala como un mal presidente, ¿nos tenemos que creer que su ojo clínico falló en el momento del "dedazo" y, en cambio, ahora acierta en sus reflexiones? Su credibilidad es limitada, muy limitada. Por usar la terminolgía de otro expresidente, Felipe Gónzález, Aznar más que un "jarrón chino" parece un "jarrón de los chinos".
Además, lo que le echa en cara José María Aznar a Rajoy está fuera de la realidad. En todo caso, solo sirve de carnaza para lo más reaccionario y derechista de la ya de por si derechista derecha española. ¿De dónde se saca Aznar que el pueblo español votó a Rajoy para que hiciera más recortes (cuando Aznar y la derecha hablan de reformas quieren decir recortes, eso ya lo sabemos)? Que revise el Sr. Aznar el programa electoral del PP. El problema es justo el contrario: Rajoy está siendo mucho más de derechas de lo que la ciudadanía esperaba y pedía. Es más, que se acuerde Aznar y todo su coro de jaleadores, empezando por el periódico "El Mundo", que el PP gana las elecciones cuando ofrece siempre su rostro más progresista y social. Ganaron en 1995 ofreciendo regeneración democrática, repitieron en 2000 después de una legislatura de perfil político bajo y volvieron a ganar en 2011 diciéndole a la gente que le iban a dar trabajo. La realidad es que no han dado no trabajo, ni sanidad, ni educación, ni justicia, ni medios públicos democráticos, ni nada...
Sobre la preocupación aznarista por el "España se rompe", solo hay que recordar como hablaba catalán en la intimidad y recitaba a poetas catalanes cuando le interesaba pactar con CiU, como fue de generoso entonces con la cesión de competencias, como llegó a llamara ETA "movimiento de liberación nacional vasco" o como, según reconoció Arzalluz, le sacaron "más a Aznar en 14 días que a Felipe González en 13 años".
Por lo demás, cómo nos vamos a tomar en serio al señor del "estamos trabajando en ello" presentado por Eduardo Zaplana ("tú le pides dos o tres millones y nos los repartimos bajo mano"). Sus declaraciones no tiene valor alguno. La derecha, la que de verdad manda en España, la que manda en Europa, quieren que el PP haga lo que está haciendo Rajoy; ya les va bien con un "gerente" de obediencia segura y no necesitan caudillos nostálgicos. Están apurando el sistema y no quieren más ruido del necesario. Además, puestos a tener interés por las palabras de Aznar, yo solo deseo que explique, por ejemplo, cómo es posible que la boda de su hija fuera casi una reunión de familias mafiosas, o por qué se llevó los sobresueldos que se llevó hasta llegar al gobierno, o cómo es posible que su partido tuviera una contabilidad "B" que él desconocía (¿la desconocía, no?), o por qué, como dice el exdiputado Del Burgo, decidió pagar en secreto y en sobres complementos salariales a todos sus colaboradores... Estaría bien saber qué opina de Correa, de Bárcenas, de Blesa, de Matas o de Camps, solo por citar alguno de sus "aciertos". Dirán que soy un excéntrico pero me interesa más que el expresdient se explique sobre todo que sus nuevas lecciones sobre economía o sus veladas amenazas de "voy a volver".
Y una última cosa, de los medios afines al PP ya he apuntado que hacen, mal que bien, un simple papel de palmeros, pero de los supuestamente profesionales, me escandaliza tanto papanatismo, tanto espacio a las falsas recetas del "neoliberal" Aznar. Justamente cuando lo que ya resulta una evidencia es que el sistema capitalista (y el político del que se sirve) hace aguas por todos lados, en lugar de profundizar en las recetas económicas (y políticas) alternativas, que las hay, cada vez más, se dedican a dar pábulo a un señor que solo quiere ir más allá del fracaso. A ver si es que todo forma parte de un plan... y están todos "trabajando en elloooooo...".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aznar es el paradigma del pan para hoy y hambre para mañana.
Germen de la FERMENTACIÓN traducida en ladrillazo, privatización de empresas públicas rentables, choriceo generalizado, gran esbirro del neoliberalismo globalizador hunde países, mamoncete de las ubres tathcherianas...ains qué gran maestro cervecero hubiera sido.
Señor llévatelo pronto.