miércoles, 3 de abril de 2013

Mariano Rajoy, el rey "plasmado"

http://es.nr-md.com/photologue/photos/cache/1364918215_home.jpg
Imagen de Mariano Rajoy a través de la pantalla de plasma que el PP instala en su sala de prensa para que los periodistas puedan seguir sus discursos. (Foto: J.J. Guillén. EFE)

Mariano Rajoy acaba de ofrecer un discurso ante la Junta Directiva del PP, es decir ante sus fieles. Ha glosando sus éxitos, éxitos futuros, por supuesto, y sus compañeros de partido le han aplaudido. Digamos que también son aplausos por adelantado, aplausos de fe.
El PP ha invitado a los periodistas a seguir el acto. Les ha colocado en una sala adjunta para que puedan escuchar las palabras del presidente del Gobierno a través de una pantalla de plasma, grande, nítida, limpia. El PP no ha tenido a bien dejar que los periodistas se acercaran a Rajoy, ¿para qué iban a permitirlo? Si, por un lado,  no pensaban dejarles preguntar (hace meses que no lo permiten) y, por otro, estaban convencidos de que los periodistas no iban a aplaudir, ¿para que estar todos juntos? Igual más adelante, los populares cambian de actitud. No cuando estén dispuestos a dejar preguntar sino cuando se convenzan que los periodistas ya están para aplaudir. Ya sé que no es tradicional la imagen de los periodistas aplaudiendo pero tampoco lo era la de ir a las comparecencias sin preguntas y miren ahora... En cuatro días, se puede conseguir que se les escape algún aplauso. De hecho, en las tertulias televisivas ya se ve que algunos de ellos tienen una indudable tendencia al aplauso cuando se habla del gobierno. Sirva como ejemplo, Francisco Marhuenda, el director de La Razón que, por la vía de convertirse en un personaje gracioso por caricaturesco, puede acabar creando escuela. No hay que olvidar que, por ejemplo, en Valencia, Francisco Camps, en sus buenos tiempos como President de la Generalitat, ya invitaba a comer en palacio a los periodistas que después le aplaudían con ganas en los debates de Canal 9 que presentaba Isabel Durán.

http://www.granadablogs.com/pateandoelmundo/wp-content/uploads/2013/02/191.jpg
Este montaje lo hizo la revista "El Jueves" a raíz de una anterior comparecencia vía plasma y sin preguntas de Mariano Rajoy.


Han hecho muy bien, El diario. es y Infolibre  en negarse a cubrir el discurso de Rajoy en aplicación de aquella campaña de "Sin preguntas, no hay cobertura" y esperar a ver que dice el presidente para tratar la noticia como una información más. Discursos ante los fieles, con aplausos asegurados, sin preguntas y con los periodistas de figurantes es impropio de la democracia. El dictador Franco ya lo hacía en la Plaza de Oriente de Madrid. cambiar un balcón por una pantalla de plasma no modifica lo fundamental: no se quieren dar explicaciones.
Ahora que el PSOE ya se atreve a preguntar sobre el patrimonio del Rey, no el "plasmado" sino el de verdad, a ver cuando "El País" también boicotea estas farsas informativas, y luego la SER, y luego "El Periódico", y "El Mundo"y, al final , al final, incluso TVE... hasta que los que vayan hagan abiertamente el ridículo o sea el PP quien, avergonzado y, sobre todo, consciente de que su falta de transparencia se le vuelve en contra, admita preguntas.

3 comentarios:

Sergio dijo...

La verdad es que cada vez me sorprende menos la facha que tienen Mariano y amigos... Se busque la excusa que se busque ya ha tenido su mérito haber conseguido la fama de el presidente mas nefasto de la democracia.

P.D.: por si te interesa y aunque no viene demasiado a cuento te dejo un enlace con un articulo que he publicado recientemente sobre el Caso Ponferrada.

http://croquetascontingentes.blogspot.com.es/2013/03/hablando-en-frio-sobre-el-caso.html

Anónimo dijo...

Que verguenza de Pais, los gobernantes, la prensa y sus súbditos. Acabaremos dando por bueno todo lo que nos pasa.

VENENO dijo...

Mucho antes que la privatización de la sanidad y la educación, fue la desamortización de los medios de comunicación. La decisión final, la muerte del periodismo libre es prácticamente un hecho. La conversión del periodista crítico por el servil analfabeto a las órdenes del poder, llena las redacciones de los pocos medios que todavía subsisten. Retorcer la realidad hasta lograr la desafección total de la ciudadanía es su fin. Un pueblo asustado y convenientemente desinformado es más sumiso. Nos preparan para lo que tiene que venir… y lo que tiene que venir es la indiferencia, la pasividad y la inanición. En el mes y medio que llevo en la calle, tras un ERE cruel e injusto, ya he conocido los primeros síntomas: ¡Bueno… que le vamos a hacer!, pero tienes dos años de paro, no?, que cabrones…. A mi cuñado le paso igual. Buenas noches y buena suerte…..