viernes, 5 de abril de 2013

La nueva directora de RTVV pide ilusión y compromiso hasta a los despedidos

http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2013/04/09/valencia/1365520933_0.jpg
La, desde ayer, nueva directora de RTVV, Rosa María Vidal. (Foto: J. Cuellar).

Decenas de trabajadores que ya se saben despedidos de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) recibieron ayer un comunicado de su nueva directora general, Rosa María Vidal, pidiéndoles ilusión, implicación, compromiso y responsabilidad. Una veintena de los que pudieron leer la carta de su nueva (y efímera) jefa hoy han de pasar ya a firmar su salida de la empresa. La ilusión, y todo lo demás, les habrá durado apenas 24 horas. El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de RTVV funciona así; por eso el comunicado de Vidal es especialmente sangrante. Eso no fue todo, la directora se paseo por las instalaciones de Canal 9 saludando a unos y otros. Les preguntaba qué tal. Mientras pasó por Redacción no hubo problemas. Los periodistas, y más los que se han quedado después del ERE son gente dócil, que aspiran a pluses, a presentar algún programa, a viajar aquí o allá e, incluso, quien sabe, igual pillan un carguito. Lo peor para Vidal fue cuando pasó por departamentos más técnicos. Los técnicos, primera, acostumbran a gastar sinceridad y poco peloteo y, segunda, a la mayoría de ellos no les quedan más de dos meses en su puesto de trabajo. Así que, cuando preguntó, a reportero gráficos, a realizadores, a operadores de equipo eso de "qué tal", se encontró con respuestas del tipo: " ¿cómo estamos? ¿Cómo vamos a estar? Fatal, de puta pena... Me marcho en junio, se han cargado a todos mis colegas, me han jodido, solo habéis dejado a los pelotas, os lo habéis cargado todo, y ese está como yo, y ese, y aquel, y aquel otro...". Por si faltaba alguna cosa, Vidal se hizo acompañar por el director de Canal 9, Luis Redondo, un hombre que a la sombra de Vicente Sanz, el secretario general acosador sexual, pasó de becario a director en cuatro días y sin otro mérito que el favor de sus valedores. Con el se ha hundido la audiencia, se ha manipulado la información más que nunca y, para finalizar, se ha ejecutado el destrozo laboral, profesioanl y empresarial que ha significado el ERE. Vamos, que no podía escoger peor cicerone.
Es de suponer que Rosa María Vidal cuando escribía su nota, igual que cuando hizo su paseo de sudo y reconocimiento, estaba pensando en los 400 "supervivientes" que habrán quedado en RTVV cuando se consume el ERE que ha de dejar en la calle a 1.200 de los 1.600 trabajadores que tenía la empresa; lo que sucede es que las salidas van a prolongarse hasta agosto, así que la casa todavía está llena de profesionales que ya saben su fecha de "caducidad laboral" a quienes los ánimos de Vidal les habrán sonado a broma de mal gusto o paradoja cruel.
Después de dos años de tramitación secreta, después de que dos empresas externas se llevaron 400.000 euros por dejarse utilizar por el Partido Popular para buscar las excusas que justificaran el despido en masa de del 75% de la plantilla, después de una selección de afectados arbitraria que ha salvado a todos los directivos, jefes y personal afín al PP, el comunicado de la nueva "jefa" parece muy poco oportuno. Estamos ante el mayor ERE que se ha hecho nunca en un medio de comunicación en España. La empresa se negó en todo momento a negociar otra posible solución. Padres de familia numerosa con oposición aprobada se han ido a la calle mientras, en la misma categoría, matrimonios completos sin plaza fija y sin hijos, se han quedado. Incluso las tres mujeres que habían denunciado por acoso y abuso sexual al secretario general de la empresa, Vicente Sanz, han ido a la calle, mientras otras que callaron también se han mantenido.
Pues bien, con todos estos antecedentes y sin referirse nunca a ellos, Rosa María Vidal tomó posesión ayer del cargo de nueva directora general de RTVV. Se trata de una abogada castellonense, socia de un gabinete que habitualmente trabaja para la Generalitat, "Broseta Abogados".  A Vidal la escogió directamente el President autonómico, Alberto Fabra, y la principal condición que puso pasa aceptar el puesto fue que el ERE, o sea la "carnicería laboral", no tuviera que hacerlo ella. No quería que le salpicara la brutalidad cometida. Su reino es el futuro (ya se verá cuál)  y de ahí la carta a los "supervivientes" que transcribo a continuación (el texto original era en valenciano):

"Buenas tardes.
Quiero con este comunicado saludaros a todos; espero poder hacerlo personalmente en los próximos días. Mientras, a todos los que trabajáis en esta casa, que a partir de hoy tengo la responsabilidad de dirigir, deciros que me pongo a vuestra disposición. Como ya anticipé en mi comparecencia parlamentaria, el principal objetivo que tengo en esta nueva etapa es conseguir un nuevo modelo de televisión y radio de referencia que comporte un servicio público esencial de calidad, vertebrador de las señas de identidad valencianas, gestionado económicamente de modo sostenible, austero y eficaz y con un funcionamiento plural y democrático, y en consecuencia que todos los valencianos y valencianas quieran su Radiotelevisión Valenciana. Esta responsabilidad solo la podremos tirar para adelante con los equipos de profesionales necesarios para implantar el nuevo modelo y con vuestra participación. Por eso, os pido una plena implicación.
Hoy, cuando hace 23 años aproximadamente de la creación de Canal 9, estamos viviendo una época histórica muy difícil en la cual la decisión de mantener este Servicio Público, estoy convencida, ha sido muy pensada y valorada. Su mantenimiento supone un esfuerzo económico para todos los valencianos. Ésto nos exige, como gestores, ser muy eficientes y transparentes en nuestro encargo y a todos nosotros una firme voluntad de trabajar para todos los ciudadanos con plena dedicación, priorizando la función y misión pública de la Radiotelevisión Valenciana respecto de cualquier otra reivindicación.
Querría que este comunicado os invite a reflexionar y os ilusione para hacer realidad este proyecto y nuevamente me pongo a vuestra disposición para conocer vuestras aportaciones.
Saludos cordiales y muchos ánimos.
Rosa maría Vidal Monferrer".

Así se pasa página del desmantelamiento de los medios audiovisuales públicos de una comunidad autónoma en España; así se borran de un plumazo 1.200 despidos, 1.200 millones de deuda y casi 24 años de historia. En tanto que extrabajador de la casa, no voy a añadir ningún comentario más. Ni siquiera me detendré en lo mal escrita que está la carta, cosa que simplemente digo para que quede claro que  el redactado no es mío. Me ha parecido que la transcripción del texto evidencia la actitud que tiene la administración para con sus administrados y, en este sentido, puede servir de pista para saber lo que está por venir... Un aviso a navegantes.

5 comentarios:

clio5mil dijo...

Por curiosidad, ¿Está el original redactado en Castellano o en Valenciano?

Gracias

Otro-que-se-va dijo...

El gesto que tuvo el primer día Rosa Vidal, directora general de RTVV, de saludar a casi todos los trabajadores (incluidos despedidos), reunirse con todos los jefes (que pasarán a ser ex), escribir una carta en valenciano (pidiendo colaboración, implicación, compromiso etc.), bajar al comedor etc. todo ello con sonrisa amplia y permanente (desconocemos el motivo) y que ha dejado tan contentos a más de uno, es de Curso Postgrado en RRHH o Master en dirección de empresas (a partir de la página 2 del Manual correspondiente) impartido por cualquier Consultora. Cuando nombre su equipo directivo y comience la negociación del próximo convenio colectivo, veremos si están tan contentos. Pronostico que no.

VENENO dijo...

En la carta de la nueva directora se menciona dos veces "estoy a vuestro servicio" y en los 23 años que llevaba en la empresa jamas supere la segunda planta, la sobervia de las diferentes direcciones y sus cuadros de acolitos se encargaban de mantener la distancia. Ajenos a la realidad, han gestionado como crapulas insaciables y solo cuando la orgia de despilfarro a llegado a los 1500 millones de euros se han tomado un respiro para aplicar el balsamo del ERE que tapone la brecha. Esta nueva television que nos propone la directora es trasparente, clara, no como la de antes... la que negaba al juez los contratos de "Tombola", los de la visita del Papa, los de las caoticas auditorias. Hasta Montoro nos retoca los numeros. Con este balance de descredito nos piden ahora ilusion... Doña Rosa lo que nos pide son las ultimas voluntades antes de darnos el paseillo.

rafa pellicer oliveros dijo...

Ellos si que son unos terroristas.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con tu opnión, como siempre, y al lado de los desahuciados, pero también han quedado unos pocos trabajadores válidos, muy buenos, vamos a ver como los tratan, ese será un punto de partida para ver si quiere mejorar o seguimos con el régimen del terror castigo y enchufismo.