martes, 26 de marzo de 2013

La cadena SER tiene a un informático como corresponsal en Chipre

 http://www.cadenaser.com/recorte/20110531csrcsrsoc_2/XLCO/Ies/Inaki-Gabilondo-abre-Encuentro-mujer.jpg
La Cadena Ser, mientras está organizando especiales por toda España, con Iñaki Gabilondo al frente, para celebrar los distintos aniversarios de sus emisoras, recurre a ciudadanos que "pasaban por allí" para explicar casos tan imprtantes como el "corralito" de Chipre. (Foto: Cadena Ser)

La Cadena SER, líder de audiencia de la radio española, con cinco millones oyentes diarios, más que todo el resto de sus competidores juntos; la SER, la radio más escuchada en todas las franjas horarias; la SER, la emisora que tiene a Iñaki Gabilondo de embajador por toda España para celebrar, a bombo y platillo, los distintos aniversarios de sus estaciones, con especial atención a los 90 años que cumple en 2014 Radio Barcelona... pues bien la "gran" Cadena SER lleva más de una semana usando a un informático residente en Chipre como su corresponsal para hablar de la grave situación económica que está pasando ese país, "corralito bancario" incluido.
Es una práctica habitual entre los medios que cuando se da una gran noticia imprevista en una parte del mundo, habitualmente lejana, en la cual no se dispone de corresponsal se use a algún nacional que esté viviendo en el lugar de los hechos para que describa lo que esté pasando. Es aquello tan clásico de: "¿qué se ve desde tu ventana?" y el improvisado colaborador hace una crónica urgente y puntual. Ya digo, se trata de una práctica normal. Nada que objetar a ello. Lo razonable, luego,  es que si se estamos ante una noticia de suficiente entidad, y pudiendo acceder al sitio, rápidamente se mande a un enviado especial para recabar y transmitir de forma profesional y adecuada toda la información. La SER no lo ha hecho. El "caso Chipre" es, sin lugar a dudas, una noticia de suficiente entidad. Para España es un tema sensible ya que lo que está sucediendo allá es que, por culpa de la crisis económica y financiera, se están bloqueando las cuentas bancarias  de los ciudadanos y, además, se les"expropiará" una parte del dinero que  tengan guardado. La posibilidad de que eso pueda suceder en España no es descartable y tener información sobre lo que está pasando en Chipre es del máximo interés para los españoles. La SER, de ninguna de las maneras, puede dejar la noticia en manos de un "ocasional enviado especial" que, en realidad, es un informático.
Pues bien, Juan Miguel Gallego, "Chemi", que así se llama el aludido, lleva más de una semana entrando en el espacio "Hora 25" de la cadena SER para, ya a estas alturas, hacer sus casi-crónicas de lo que está aconteciendo en Chipre. Con el paso de los días, no es que cuente "lo que ve desde la ventana" o su situación particular (que, francamente, ha perdido mucho interés) sino que ya lo están utilizando para dar noticias o hacer comentarios. Igual habla de la presencia de avionetas rusas en el aeropuerto, que de qué día van a abrir los bancos, que de qué entidades van a sufrir más la desconfianza de los inversores o de cuál es el sentir general de la población. Un informático al que ayer se despidió anunciándole, anunciándonos, que "te vamos a seguir molestando", ante lo que él se mostró encantado.
Nicosia está a 3.200 kilómetros de Madrid, hay vuelos diariamente que se pueden encontrar por menos de 200 euros ida y vuelta y un hotel allá no llega a los 90 euros. Así las cosas, ¿por qué la SER no manda de una vez un enviado especial a Chipre? Es tan simple como eso, mandar para allá un periodista que recabe información , que la contraste, que la confirme, que hable con unos y otros y que vaya entrando en los distintos programas de la emisora.  Vamos, se llama periodismo, se llama respeto a la audiencia, se llama estar a la altura de la condición de líder y pionero de la radio española. Pues no, la SER, inmersa en una cadena interminable de despidos (ya se ha anunciado un nuevo ERE), usa ciudadanos de pie para que den la información que no dan sus periodistas.
Por último, supongo que Juan Miguel Gallego, "Chemi", entenderá que un día de estos su empresa le despida si encuentra un periodista sin nada mejor que hacer dispuesto a trabajar gratis en ese programa informático que él debe estar elaborando o desarrollando en Chipre. Claro que la informática es una cosa seria y no se deja en manos de cualquiera. El periodismo es otro asunto, para el periodismo cualquiera vale... eso, al menos, es lo que piensan los directivos de los grandes medios. La informática ha de estar en manos de informáticos buenos y profesionales porque de ella depende el funcionamiento de un empresa, sus cuentas, su organización... En cambio, del buen periodismo solo depende la democracia. No hay comparación, ¿a qué no?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y qué dirá Iñaki de esto, y Nierga, y Millás, y Barceló, y Francino? ¿No me dirán que todavía estamos pagando al Sr Cebrían y sus lecciones a jovenes periodistas? Llevamos 200 despidos. Propongo que el año que viene el Carrusel lo hagan entre un recogepelotas y un par de señores de los tornos. Y ya puestos, que el próximo jefe de Informativos sea Billa Gates, un informático del nivel que mece la SER.

Anónimo dijo...

claro, como se gastaron todo el presupuesto en la elección del papa, ahora echan mano de baraturas

VENENO dijo...

Supongo que un informatico haciendo de periodista esta mal, no es profesional. Lo mismo que un periodista haciendo de realizador, montador, guionista, director de un canal de Television, no es profesional. Un periodista trabajando gratis, al dictado, acosando a compañeros, esta mal. Solo periodista come periodista. En esta comunidad cualquier familiar de politico esta capacitado para ejercer las mas complicadas tareas, estar en un consejo de adminitracion sin tener ni idea, que una empresa constructora cubra tecnicamente la visita del papa y una abogada se convierta en gestora de un medio de comunicación. Por el monte las sardinas tralara .....