martes, 12 de marzo de 2013

Conecto la SER y me aparece la COPE

http://438424cd093f86f0c7e0-2cd4f1b3b970cf6c05d6a60490c230b4.r88.cf2.rackcdn.com/imagen_portada_grande/cardenales_g_0.jpg Los medios se empeñan en hacernos creer que todo el mundo está expectante ante la elección del nuevo Papa. No es cierto. La expectación la fabrican los propios medios, como si de un gran partido de futbol se tratara. Al margen de unos pocos fanáticos, la inmensa mayoría lo vive como eso, un partido muy publicitado pero que no afectará para nada a sus vidas. (Foto: Notimex)

Estoy harto. Cierro la radio. Soy un oyente habitual de la Cadena SER y no quiero pasarme todo el día en un monográfico sobre la elección del Papa. A la que enciendo el aparato se me cuela en casa un olor a incienso que tira para atrás. Tanto, que me parece estar escuchando la COPE.
No sé qué mueve a la SER a desplazar a sus figuras a Roma. Voy a las tiendas y nadie habla del Papa, en mis conversiones familiares nadie habla del Papa, en la cola del cine, por las calles de Valencia, a la salida del cole de mi hija, nadie habla del Papa. Además de a cuatro fanáticos religiosos, ¿a quién interesa vivir al minuto esta larguísima y anticuada ceremonia de la elección papal? ¿Cómo es posible que perdamos tanto tiempo con este boato tan pasado de moda? La atención está en la propia atención que le prestamos: que si la Misa de la Elección, que si la fumata, que si ahora se reunen, que si ahora no-sé-quien invoca al Espíritu Santo (?)... Por favor, ya está bien, que elijan y cuando lo tengan que nos lo digan. Tanta especulación, tanto misterio, tanta pompa...
¿Hay alguna posibilidad de que el nuevo Papa reconsidere la misoginia de la Iglesia católica? ¿Nos aclarará las cuentas vaticanas? ¿Modificará el culto al lujo de la cúpula eclesiástica? ¿Dejará de perseguir a los teólogos progresistas? ¿Respetaran a los no creyentes? ¿Dejarán de chantajear a los gobiernos para que les sigan pagando sus escuelas segregadas? ¿Dejarán de perseguir a las mujeres abortistas? ¿Dejarán de meterse en la vida de los que no pertenecemos a su club? Eso es lo que podría interesar pero nadie se detiene en eso. Nadie se detiene porque ya sabemos la respuesta, no, el nuevo Papa no va a cambiar nada. Todo seguirá como siempre.
Así que las conexiones se limitan al "ahora entran", "ahora salen", especialistas del Opus loando lo que toque loar, feligreses emocionados y vuelta a empezar. Luego, a esperar la fumata. Si sale negra, un "ohhhhh..." muy largo resonará en la Plaza de San Pedro, vamos, como en los castillos de fuegos artificiales de cualquier pueblo de España, y si la sale blanca, grandes aplausos, exactamente lo mismo que cuando acaban los castillos de fuegos artificiales en cualquier pueblo de España.
No entiendo el papanatismo de la SER con lo del Papa. Tienen a los periodistas metidos en una sala, encerrados, aislados, ni la señal de teléfono es buena según dijo ayer Ángels Barceló, con las imágenes de televisión controladas, nadie da explicaciones de nada, solo se permite hacer propaganda de los ritos. ¿Nos estamos volviendo locos? ¿Cómo picamos de esta manera?
El Cónclave es imporpio de los tiempos que vivimos. Tiene todo el derecho a hacerlo como quieran pero desde lo aconfesional lo pertinente sería ponerlos en evidencia, no reforzarlos con tanta publicidad acrítica. Son un puñado de señores mayores, muy mayores, ni un joven; todo hombres, ni una mujer; vestidos de forma poco normal, disfrazados; escogidos todos a dedo como si todavía estuviéramos en los tiempos de las monarquías absolutas; encerrados en la Capilla Sixitina, sin comunicación con el exterior, sin móviles, sin ordenadores en plena época de elecciones a través de internet; apelando a la inspiración del Espíritu Santo... ¿Que clase de comedia es ésta? ¿Qué hace la SER prestándole tanta atención? Más allá de los comentarios de Juan Arias, ¿para qué vale todo lo que hacen? ¿Para qué están allí? ¿Para quién?

2 comentarios:

VENENO dijo...

Julia, ademas de lo que narras, me sorprende que poca cobertura esta dando canal nou al evento, siendo esta una comunidad tan devota. Porque no hay una empresa constructora retransmitiendo 24h, un profesional como Victor Seara a pie de plaza y una coordinacion tan fantastica como la del V encuento. No soy capaz de imaginar la cantidad de letrinas portatiles que inundaran los alrededores de roma, aqui para dos dias solo alquilamos mil, como tarde mucho en salir la fumata blanca, se arruinan.

Anónimo dijo...

Pues si no te gusta que hablen del Papa, apagas y a otra cosa, que la Ser no obliga a nadie.La SER lo hace bien, hay mile sde millones de católicos que quieren saber de su Papa. Pues ya está. Si quieres algo alternativo sintoniza RadioKlara o alguna cosa de ese estilo.