viernes, 22 de febrero de 2013

Cuando el juez es el asesino

Protesta de los trabajadores de RTVV ante el Consejo de Administración de la empresa el día que se nombró a Alejandro Reig como nuevo director general (Foto: EP).

Si un autobús de la línea Valencia-Bilbao, cargado de pasajeros, apareciera en Jerez de la Frontera sería necesario tomar medidas. Lo razonable  sería sustituir al conductor; sobre todo si se sabe que repetidamente se le había advertido que no iba por el buen camino, que llevaba una dirección equivocada. Solo unos jefes irresponsables echarían del autobús al 75% del pasaje dejando incluso que fuera el propio conductor, que por supuesto seguiría al volante, el que escogiera a los expulsados. Pues esto, que parece una broma, es lo que ha hecho la Generalitat Valenciana con Radiotelevisión Valenciana (RTVV). Alberto Fabra, el president de la Generalitat, ha mantenido a los máximos responsables del desastre  y se ha quitado de encima a tres cuartas partes de los trabajadores. ¿Es simple incompetencia o hay  mala fe? Yo creo que es la suma de las dos cosas, pero eso no es todo. El expolio al que se ha sometido a RTVV durante los casi 20 años de gobierno del Partido Popular ha generado unas deudas de casi 1.300 millones de euros y  pérdidas bastante mayores. Todo ese dinero no ha desaparecido; todo ese dinero está en unos bolsillos concretos. 500.000 euros, según la policía, fueron a parar por ejemplo, a manos del exdirector general de RTVV, Pedro García, en forma de comisiones por la adjudicación de un contrato a la red "Gürtel" con motivo de la visita del Papa a Valencia en 2006. Ese expolio, y la necesidad de seguir con él, no es ajeno a las incomprensibles decisiones ahora tomadas. Incluso en estos tiempos de crisis, hay quien puede pensar que RTVV seguirá siendo un negocio redondo. Yo lo dudo.
Los casi 1.200 despedidos de Radiotelevisión Valenciana han recibido (o han de recibir) una carta de despido de 8 folios que es una radiografía perfecta de la pésima gestión que se ha llevado a cabo en la empresa. Una radiografía, y aquí está lo increíble, que firman los mismos directivos responsables de todo el desastre. Si ellos, más los gobernantes del PP con Fabra a la cabeza, tuvieran un mínimo de sentido de la responsabilidad social que supone gestionar una empresa pública dimitirían de inmediato o serían cesados. En todo caso, con su trayectoria,  no se les permitiría  dirigir ahora un Expediente de Regulación de Empleo que, más allá de llevarse por delante a 1.200 trabajadores, muchos incluso con oposición pasada, significa la demolición de los medios públicos valencianos. Sin esos medios,  el País Valenciano  no puede aspirar a otra cosa que a vivir de prestado, siendo como máximo una sucursal política, actualmente de Madrid, más adelante de quién sabe.
Veamos alguna de las cosas que afirma  la carta de despido y, en paralelo, hagamos un poco de memoria. Empecemos, por ejemplo, por las causas económicas que, dice la dirección de RTVV, justifican el ERE:
1. Pérdidas continuadas."RTVV presenta una situación sistemática de resultados del ejercicio negativos en los últimos cuatro años cerrados (-172 millones en 2011), motivada por una situación de perdidas de explotación recurrentes (-144,5 millones en 2011) y agravadas por resultados financieros negativos (-26,5 millones en 2001)".
En 2004, el miembro del Consejo de Administración a propuesta del PSPV, Miguel Mazón, ya aseguraba que "la liquidación de los presupuestos del ente y sus sociedades dependientes correspondientes al año 2003 demuestra que su situación es peor que Terra Mítica". La respuesta de la dirección de RTVV fue que Mazón solo pretendía "dañar la imagen del grupo RTVV y ocultar a la opinión pública que los presupuestos del ejercicio 2003 se han ejecutado con unas economías de 4,7 millones de euros".

2. Patrimonio neto negativo. "Situación recurrente de desequilibrio patrimonial, con patrimonio neto negativo de -1.219 millones a 31-12-2011. Las dos sociedades mercantiles que forman parte del grupo se encuentran en causa legal de disolución".
* En 2004, la dirección de RTVV acusaba de "no saber leer las cuentas" a los que ya decían que la empresa estaba en situación de "quiebra técnica".
 
3. Reducción de ingresos por ventas. "... grave caída de los ingresos por publicidad como consecuencia de la crisis generalizada del sector audiovisual, resultando los ingresos actuales inferiores a una cuarta parte de los obtenidos en 2008. Además, trimestre a trimestre, la cifra de ventas continúa cayendo".
* Lo grave del caso es que mientras los ingresos publicitarios se reducían, la dirección de RTVV, año tras año, consignaba cantidades crecientes por ventas de publicidad en sus presupuestos. Así, por ejemplo, en los presupuestos de 2010 se contemplaban ingresos por 35 millones cuando en, el mencionado, 2008 no se había pasado de 27.

4. Reducción de la dotación presupuestaria. "... la dotación presupuestaria de la Generalitat se ha ido reduciendo (120 millones en 2009, 112 en 2010, 85 en 2011, 63 en 2012)".
* La Sindicatura de Comptes, en su informe correspondiente a 2006,  ya advertía a la Generalitat de que la viabilidad de RTVV pasaba por aumentar las aportaciones. Lo decía concretamente así: "el proceso de descapitalización continuado [de RTVV] exigirá de crecientes aportaciones financieras de la Generalitat". Ni se hizo, ni se tomaron medidas.

5. Gastos financieros de la deuda histórica. "La deuda financiera del grupo RTVV, que asciende a 1.125 millones a 31-12-2011 [...] genera unos elevados gastos financieros anuales (26 millones en 2011) que agravan las pérdidas recurrentes".
* En 2002, la dirección de RTVV defendía como la deuda como "equlibrada" y aseguraba que el sistema de financiación basado en el endeudamiento estaba dando "buenos resultados". Para resolverlo, Francisco Camps anunció en 2008 la puesta en marcha de un contrato-programa. Cinco años después se sigue sin noticia de él.

Además, se alegan también causas de tipo organizativo tan fundamentales como:
1. "Se ha detectado que existen secciones, departamentos o áreas que se encuentran totalmente sobredimensionados".
* En números redondos, la gestión del PP al frente de  RTVV dobló la plantilla. Las entradas de nuevo de nuevo personal se ha dado cuando las cifras de deuda ya superaban de largo los 1.000 millones de euros. Es el caso de la puesta en marcha del canal "24/9".


Día de la presentación, en 2009, del canal informativo "24/9". De izquierda a derecha, José Lóepz Jaraba, entonces director del nuevo canal, después director general de RTVV y ahora trabajando en una productora en Madrid; Anxo Quintanilla, que en ese momento era el director de Canal 9, en la actualidad es director gerente del "Consorcio Audiovisual de Galicia" dependiente de la Xunta; Pedro García, que ocupaba en 2009 la dirección general de RTVV, cargo del que dimitió al ser imputado dentro de la trama "Gürtel", y Lola Johson, por aquel entonces, jefa de Informativos de Canal 9, de ahí pasó a la dirección de la cadena y de ese cargo a consellera de Turismo, Cultura y Deportes de la Generalitat. Ahora trabaja en la sede del PP valenciano (Foto Juan Carlos Barberá).


Después de lo organizativo se ocupan de las causas productivas. En este apartado se reconoce, entre otros déficits ligados a la no adaptación al nuevo mundo de Internet, que:
1. "[El] surgimiento de numerosos canales de televisión y radio generalistas y de temática especializada comporta que tanto las audiencias como los ingresos a obtener, tanto por publicidad, como por la posible distribución de los programas de elaboración propia , se dispersen y disgreguen, lo que lógicamente ha conllevado una disminución de este tipo de ingresos para el Grupo".
* Si bien es cierto que las audiencia se han dividido mucho, se han repartido más, la caída de Canal 9 no tiene comparación con la de ninguna otra televisión autonómica. El año pasado se cerró con apenas un 5% de audiencia, cuando años atrás se había superado el 20%.Algunos meses se ha llegado a medias poco por encima del 4%.  Solo la TV de Murcia ofrecía peores datos que Canal 9. Todas las demás autonómicas tenían más audiencia. Este mes de febrero, algunos días, Canal 9 ha registrado ya audiencias del 3%.

2. "Se da una situación de obsolescencia en determinados equipamientos técnicos".
* Un Informe del InstitutoTecnológico AIDO ya detectaba en 2008 la necesidad de una renovación tecnológica que no se había llevado a cabo. Apuntaba las distintas medidas que se podían tomar para adecuar el material a las nuevas necesidades tecnológicas, así como también los cambios organizativos que se podían acometer al respecto.

En definitiva y resumiendo:

a) que se ha perdido dinero a espuertas año tras año.
b) que las sociedades están en causa legal de disolución.
c) que la publicidad está por los suelos, y empeorando.
d) que la Generalitat no paga.
e) que la deuda se nos come.
f) que la plantilla está sobredimensionada.
g) que no nos ve, ni escucha nadie.
h) que no se ha renovado el material.

La pregunta es: y si todo esto es así, si ellos mismos lo reconocen ¿cómo es posible que nadie asuma responsabiliades? ¿Cómo se explica que los mismos autores directos de este desastre vayan a ser de hecho  los que piloten el futuro? ¿Quién se puede creer que los pirómanos son ahora los bomberos salvadores? ¿Por qué para redefinir la empresa no han escuchado a las mismas personas que mil veces durante los últimos casi 20 años (los propios trabajadores, sus representantes y distintos miembro del Consejo de Administración o de los grupos de la oposición) ya les avisaban de que las cosas no se estaban haciendo bien? ¿Cómo puede ser que ser que en una democracia y en pleno siglo XXI todos los errores descritos los paguen con su despido los trabajadores que no tienen la culpa de una sola de las decisiones y que, por contra, se queden los directivos que las han tomado? Igual es que no estamos en democracia... Pues miren, y que valga como aviso para navegantes, más pronto que tarde estaremos en democracia, al menos en la democracia suficiente para que, de verdad, cada palo aguante su vela. Ya han reconocido sus errores y maldades económicas, cualquier día dicen que sí, que han manipulado la información, que han maltratado al personal, que han despreciado el uso del valenciano, que han hecho programación basura, que han escondido la parte del país que nos les aplaude... Y ya solo quedará que paguen por ello.

3 comentarios:

virtualsets dijo...

Hola julià me sumo a tu articulo y tiro triple de ASES

http://rtvv24h.blogspot.com.es/2013/02/caida-de-los-ingresos-rtvv-o-jugamos.html

Luis Lizarán dijo...

Es el mundo al revés...

VENENO dijo...

Julia acierta en el analisis, pero mañana estos directivos "MANOS LIMPIAS" ¿escogeran la oferta privada mas ventajosa?. ¿Porque estos "BAREMADORES SIN ESCRUPULOS" gestionaran ahora mejor que antes?. ¿Pagaran con la misma puntualidad a las nuevas productoras?. ¿La nueva empresa mantendra el rigor en la censura, ocultacion y desinformacion a la que nos tenia acostunbrados la antigua. ¿Si la audiencia no repunta, dimira alguien?