jueves, 3 de enero de 2013

Los virreyes autonómicos hablan por Año Nuevo


Discurso de Año Nuevo 2012 del president dela Generalitat valenciana Alberto Fabra.
Cuando tengan dudas sobre lo excesivo de nuestros políticos, sobre su transitar ajenos a la realidad, sobre su pensarse que son mucho más de lo que son, miren esos discursos de Navidad o Año Nuevo que hacen los presidentes autonómicos. A imagen y semejanza del Rey, los presidentes autonómicos aprovechan las fiestas navideñas para colocarse en algún rincón noble, rodearse de banderas, algún belén, alguna foto significativa, se acicalan, se ponen sus mejores galas y allá que van, solemnes y engolados, nos sueltan un discurso que nadie les ha pedido. Si no fuera por la matraca que dan luego los medios (que estos días andan caninos de información), pasarían sin pena ni gloria.
Se trata de puestas en escenas a mayor gloria de quien las hace. Su coro de pelotas, tiralevitas y aduladores les aseguran a continuación que han estado muy bien, que se les veía sueltos, que los mensajes clave han llegado bien. Pura, y mala, comedia. El mencionado coro vive del "sí, señor", ni uno solo de sus juicios tiene valor.
Si los mencionados presidentes autonómicos tuvieran verdadero interés por conectar con sus ciudadanos, por dirigirse a ellos, por responder a sus preocupaciones, lo que podrían hacer cada Navidad (también en primavera, verano y otoño) sería someterse a una entrevista periodística. Menos discursos y más entrevistas, pero entrevistas de verdad. Quiero decir entrevistas periodísticas,  preguntando lo que toca y como toca, con repreguntas y sin dejar que el entrevistado eluda lo que se le plantea. Esto no lo hace nadie. Lo sencillo es soltar el gran discurso, rematarlo con los mejores deseos para el año que entra y si te he visto no me acuerdo.
El president de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, hizo también el pasado día 1 su discurso de Año Nuevo, como no. Dijo que "lo más difícil ya ha pasado", que  "2013 será un año de inflexión", que garantiza "una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad", que luchará "contra el fracaso escolar", que su gran objetivo será "la creación de empleo", que ve "signos positivos", que "la Comunidad es más competitiva que hace un año", que su gran reto es "reactivar la economía"... Bueno, no sigo. Mejor retrocedamos doce meses. Revisemos el discurso de hace un año y así veremos el valor que tienen los compromisos que asume Alberto Fabra.
En su discurso de 2012 (que es el que encabeza este artículo), el president de la Generalitat se comprometió en cuatro temas:

1. Decreto-ley medidas urgentes para la reducción del déficit.
2. Cumbre en marzo de ayuntamientos y diputaciones para eliminar duplicidades.
3. Decreto-ley de apoyo a emprendedores, microempresas y pymes.
4. Plan de Empleo Joven.

Veamos. Hagamos un breve repaso punto por punto:

1. Lo que presentó como "reorganizar y racionalizar la prestación de servicios públicos, incrementar la corresponsabilidad en su financiación e impulsar nuevas políticas de ahorro en el seno de la administración" se convirtió simplemente en un Decreto-Ley que contemplaba un recorte salarial a los funcionarios y una subida de impuestos. Todo el entrecomillado se traducía en bajar el sueldo a los funcionarios y subir impuestos indirectos. Además, Fabra cifró el ahorro, "inicial", en más de 1.000 millones pero al final no se llegó ni a los 500.
2. No hubo cumbre municipalista. Lo más parecido fue una reunión que mantuvo el 10 de octubre con los presidentes de las tres diputaciones y los alcaldes de las ciudades de más de 50.000 habitantes para "sentar las bases de un plan conjunto de empleo" del que tampoco se ha sabido más.
3. El Decreto-Ley de apoyo a los emprendedores aprobado en enero se tramitó como ley en junio. Durante esos seis meses, al incremento en el número de parados se le sumó un descenso del 0'3% en el total trabajadores autónomos, según datos de la Federación de Autónomos. La denuncia más repetida por los autónomos valencianos ha sido durante 2012 los impagos por parte de la Generalitat. En esta cuestión la Ley de Emprendedores no entraba. La normativa adolece de medidas concretas y no contempla los microcréditos.
4. En cuanto al "Plan de Empleo Joven", la consellera María José Català anunció que se iban a invertir durante esta legislatura más de 100 millones de euros. Lo cierto es que pasados casi dos años la cantidad prevista no va más allá de los 20 millones y, encima, bajando. Una partida de 1'2 millones del "Plan de Empleo Joven" se desvió el día de Nochebuena, a través de un decreto del Consell, para pagar la liquidación de la "Fundació del Servei Valencià d'Ocupació".
Dos cosas más sobre el discurso de Fabra del año pasado. El president valenciano se comprometió también a trasladar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la necesidad de revisar el modelo de financiación. Lo más concreto en este sentido fue la reunión informal que Fabra y Rajoy mantuvieron en octubre aprovechando el "II Congreso de Directivos" que se celebró en Valencia. Fabra aseguró a la salida del encuentro que Rajoy era "conocedor" de la situación, que él aprovechó para volver a reivindicar una mejor financiación y que "el presidente está al tanto de los problemas". Concreción, poca.
Por último, me llamó la atención del discurso de 2012 de Fabra su referencia a que "no podemos permitirnos tener la generación de jóvenes mejor preparada en casa". Supongo que será por eso que se les está obligando a que, cargados de títulos, masters y doctorados, cojan la maleta y se marchen al extranjero.

Remato este "post" con el discurso de Año Nuevo de 2013, el de hace apenas tres días. A la vista de lo que sucedió con el del año pasado, hagan ustedes mismos un juicio sobre su necesidad y valor.

Discurso de Año Nuevo 2013 del president Fabra.

1 comentario:

VENENO dijo...

Un año mas, el presidente impuesto por el gobierno central se dirige a los subditos castellano levantinos en el lenguaje noble español y para loar lo mucho y bien de la gestion, utiliza un trobador como canal nou, fiel escudero que desollendo el mandato de su Ley de creacion, renegara de sus principios fundacionales para atender presto a su señor que en justo pago a tan alto servicio, sacrificara a mas de mil de sus atonitos cornetas.