miércoles, 9 de enero de 2013

El Partido del Futuro y las deudas del pasado


Menudo revuelo el que se ha montado con la aparición del "Partido del Futuro", también llamado "Partido X". Sin caras, sin estructura. Todo lo que se sabe de ellos está en la red; en facebook, en twitter. La red es donde trabajan, internet es su gran herramienta. En este sentido, queda mal, muy mal, que su página web (partidodelfuturo.net) lleve tantas horas bloqueada por problema técnicos. Igual es que han quedado superados por el número de visitas. Ayer, día de su aparición pública, el Partido del Futuro generó mucha expectación. Sin ir más lejos, a media tarde era la tercera noticia más vista en "El País"; su información había recogido más de 1000 comentarios, mientras que, por ejemplo, el proceso de dimisiones en la sanidad pública madrileña, que era el tema estrella del periódico, no llegaba a las 200.
Los desconocidos promotores del Partido del Futuro mantienen que, más que ideología, ellos tienen método y que éste se basa en una forma de hacer las cosas "abierta, horizontal, transparente, cooperativa y respetuosa". Dicen no saber como acabará su proyecto, ni tan siquiera aseguran que se vayan a presentar a las elecciones. Tras de si hay seguidores del 15-M y de la cultura libre en internet y de distintos movimientos sociales. De todas formas, según han reconocido sus anónimos promotores en distintas declaraciones que han hecho, el grupo incial no pasa de setenta personas y funcionan desde "la base del cariño".
Después de todo un día persiguiéndolo por la red, la conclusión a la que llego es que el proyecto del Partido del Futuro, suponiendo que sea sólido, está muy en mantillas. Eso en el mejor de los casos. Más allá de su presencia en la red, cuesta encontrar alguna cosa más  a la que asirse. Poner un partido político en pie es muy complicado. Puede que sea la desconfianza que despierta lo desconocido pero, de momento, el proyecto no pasa de ser humo. Eso sí, han tenido muy buena acogida en periódicos como "El País" que, ayer, le dedicaba una página entera. En las cuentas oficiales del Partido del Futuro es más sencillo encontrar bromas, chanzas y chistes varios que fórmulas, propuestas o recetas concretas para conseguir lo que se pretende. Pese a definirse como un partido horizontal y transparente es difícil incluso saber lo que defienden. En todo caso, recogiendo de aquí y de allí, de las distintas declaraciones que han hecho y de "twits" que han ido colgando, se puede resumir que se definen como "ni de derechas ni de izquierdas", cosa que a mí me parece sumamente peligroso. Aseguran que su misión es desalojar a los políticos, recortar intermediarios, legislar a la vista de todos, votar directamente la leyes... y poco más. Es necesario esperar. Ciertamente ayer tuvieron un fuerte impacto en la red pero más allá de internet su presencia no ha trascendido.


Vídeo de presentación del Partido del Futuro.

Lo indiscutible es que el mapa político español está en movimiento, que lo viejo está en crisis y que van a aparecer cosas nuevas. Si en las últimas elecciones PP y PSOE se llevaron casi el 80% de los votos, un año después las encuestas les dan ya poco más del 50. En España, la izquierda política está sumida en la niebla, confusa, a medio camino entre la consulta del psicólogo y el chiringuito de un echador de cartas. La economía española se tambalea y, con ella entra en crisis la estructura política de los últimos 40 años. Ni transición modélica, ni España va bien, ni modernidad, ni zarandajas. El país está hecho unos zorros. Las instituciones que supuestamente velaban por la gente provocan más vergüenza ajena que otra cosa y el pacto social no se cumple: unos pocos multiplican su riqueza a costa de una inmensa mayoría que lo único que tiene seguro es el miedo que le atenaza.
Estoy convencido de que todo esto va a cambiar el mapa político de España; más el de la izquierda que el de la derecha. En la banda conservadora, el Partido Popular (PP) mantendrá su hegemonía. Es posible que ganen las fuerzas nacionalistas de derechas pero el PP seguirá llevándose la parte del león por bastante tiempo. La posible aparición de una fuerza ultraderechista no es descartable, la hay en muchos países de nuestro entorno y el caso griego, con Amanecer Dorado, no puede pasarse por alto.
Será en la izquierda donde habrá modificaciones significativas. El PSOE está abatido, en retirada. Rehén de sus contradicciones, de sus aparatos anquilosados y de su falta de coherencia. Su déficit de credibilidad hace imposible su recuperación. La duda está en saber a dónde irán los votos socialistas, los muchísimos votos socialistas que dejarán de apoyar al partido del puño y la rosa. Algunos irán a Izquierda Unida, aunque la vieja estructura de origen comunista, dudo que sea lo suficiente ágil para crecer demasiado. Otros, pocos, es posible que desembarquen en Unión, Progreso y Democracia (UPyD); es difícil enmascarar de izquierda lo que no es más que populismo. Así que entre el PSOE y IU, pero también por encima y por abajo, hablando de la economía del bien común, o de la economía verde, de sostenibilidad, de horizontalidad, de gobierno abierto, hay espacio para alguna otra fuerza. Vuelvo al ejemplo griego y recuerdo el caso de Siryza. Ese es el espacio vacío que, de una manera u otra, se va a ocupar. España tiene los elementos necesarios para poner en pie un proyecto de esas caracteríticas. Está Beiras y su entorno en Galicia; el CHA en Aragón, EQUO con López de Uralde, el Espacio Abierto de Llamazares, la Iniciativa de Herrera, Coscubiela y compañía, el Compromís valenciano de Morera y Oltra... Todo eso y el Partido del Futuro, aunque yo de lo que hablo es de presente.

1 comentario:

veneno dijo...

En el partido del futuro, militaran los futuros hijos de los jovenes tiulados de futuro incierto que emigraran en busca del futuro sustento. El partido del futuro recibira los votos virtuales de avatares en inalambricas colas del paro informatico. ¿Puede un hijo no nacido hacerle un ERE de extincion al padre real? ¿ Si el padre viajara al pasado, la vasectomia seria la solucion.