viernes, 11 de enero de 2013

Duran-Duran: decálogo

Josep Antoni Duran i Lleida en el Hotel Palace de Madrid que es donde reside entre semana cuando ejerce de diputado (Foto: Gorka Lejarcegi)


En los últimos días, Josep Antoni Duran i Lleida ha sido el político "de moda" en España. No es nuevo para él. Duran tiene mucha presencia pública. Es el hombre de CiU en Madrid, algo así como el "supuesto" representante de Catalunya en España. Orador generoso, Duran tiene tras de si una carrera política tan larga como corto es su currículum profesional privado. En las encuestas, durante mucho tiempo, Duran i Lleida ha sido uno de los políticos más valorados. Ya no es así. Ahora ha asumido el papel de "hombre bueno" del independentismo de CiU en Madrid. El dialogante con el gobierno Rajoy. De hecho, él siempre ha sido contrario a la independencia de Catalunya, aunque sabe perfectamente que está en un tiempo en el que debe nadar y guardar la ropa. Complicado papel. Lo que sucede es que Duran está acostumbrado a transitar por estas procelosas aguas de la política; es lo que mejor se le da. Su eterno empeño en ser algún día el heredero de la coalición nacionalista le ha obligado a ir de equilibrio en equilibrio. Por eso un día dice no a la independecia y al siguiente grita: "¡Visca Catalunya lliure!". Persona muy cercana al Conde de Godo, Duran es el "niño mimado" de "La Vanguardia"  y del resto de medios del "grupo Godó", un conglomerado mediático con mucho peso en Catalunya. Frustrado delfín de Jordi Pujol, frustado ministro en los gobiernos socialistas y del PP con los que pactaban los convergentes, el presidente de Unió no parece haber rebajado sus pretensiones de llegar a ser el líder de la derecha en Catalunya. No se resigna. Ahora, el nuevo capítulo, y definitivo, del "caso Pallerols" sobre financiación ilegal de su partido, lo ha puesto en el disparadero. Sus déficits empiezan a asomar y podría ser que le dejaran sin tiempo para que le lleguen esas "buenas cartas" que tanto espera para acabar triunfando.

Un rápido decálogo sobre Duran i Lleida:

1. Estamos ante un profesional de la política con unos registros sin igual. Su biografía no tiene desperdicio.  Encadena cargos desde hace 34 años. Ha sido diputado en todos los parlamentos, concejal, delegado territorial, alto cargo, conseller... Lleva 28 años al frente de Unió Democrática. Todos los que han intentado plantarle cara han caído, han sido expulsados o se han ido.

2. Pese a su dilatada trayectoria, nunca se ha presentado a unas elecciones como cabeza de lista para un cargo ejecutivo. Siempre ha sido un candidato a la sombra. Primero a la sombra de Pujol, ahora a la sombra de Mas.
Todas las amenazas sobre una posible ruptura entre Convergència y Unió nunca se han concretado. Duran y los suyos han tensado la cuerda en diversas ocasiones pero, al final, siempre han cedido en su órdago.

3. Su cargo ejecutivo más destacado, de hecho el único, ha sido el de conseller de Gobernación de la Generalitat. Su tarea no dejó ningún hito destacable. Es más, cuesta encontrar en las hemerotecas alguna referencia a la mencionada gestión. Hay que situarse. La legislatura 1999-2003 era la de la despedida de Jordi Pujol. Duran i Lleida consiguió su acta de diputado autonómico. Era la manera de estar bien situado ante el inmediato final del "pujolato". Una vez formado el gobierno, Duran fue elegido conseller de Gobernación. Dimitió a media legislatura cuando se confirmo que el sucesor de Pujol iba a ser Artur Mas y no él.

4. En noviembre del 2000 aseguró que si del "caso Pallerols" salía algo de financiación ilegal, él dimitiría. La financiación ilegal se ha concretado pero Duran dice ahora que de dimitir, nada de nada. Su argumento es que Unió no es más que el responsable civil subsidiario, que él no sabía nada, que se hizo a sus espaldas... (Pinchando aquí se puede ver la entrevista que le hizo ayer Josep Cuní en 8TV del grupo Godó).

5. Duran i Lleida reconoce que los ciudadanos tienen una mala opinión de la política y de los políticos pero defiende que, lejos de tomar nuevas medidas legales sobre corrupción o financiación de los partidos, lo que hay que ser es "más respetuoso y prudente" con la presunción de inocencia. Él alardea de no pedir nunca responsabilidades políticas por supuestos casos de corrupción y por esperar a que dicten sentencia los jueces, "mientras, que se aplique el principio de inocencia". En la reciente campaña electoral de las autonómicas catalanas salieron a la luz presuntos casos de corrupción que apuntaban a Artur Mas y a la familia de Jordi Pujol. La respuesta del líder de Uníó fue "pongo la mano en el fuego por ellos".

6. Pese a no haber tenido nunca actividad profesional privada, Duran i Lleida es un decidido defensor de que a la política han de dedicarse "gente preparada [...] que pueda ganarse la vida en el sector privado". Por eso siempre se ha mostrado en contra de las distintas propuestas que plantean el recorte de privilegios a los diputados o, como mínimo, mayor control sobre lo que ganan. Así, en enero de 2011, cuando le preguntaron  sobre la necesidad de que los políticos tuvieran que hacer públicos sus bienes, contestó que la "gente preparada" no querría explicar su patrimonio a todo el mundo y remató diciendo que "si lo que quieren ustedes es que esta cámara [Congreso de los Diputados] sea una cámara de funcionarios y gente pobre, vamos por el mejor de los caminos".

7. Durán i Lleida es de los que asocia siempre la palabra inmigración con  "problema". En octubre de 2011, se refirió concretamente a que "la inmigración es un problema para quienes llevan a sus hijos a las escuelas públicas de los barrios con muchos inmigrantes" y también se quejó del "exceso de Mohameds" en Caatalunya.

Declaraciones sobre los "peligros" de la inmigración, según Duran i Lleida.


8. Los agricultores andaluces le parecen a Durán i Lleida unos vagos que viven a costa de los impuestos de las regiones ricas, o sea, de Catalunya. También fue en octubre de 2011 cuando declaró que no había derecho a que " nuestro campesino no puede recoger la fruta porque no hay dinero, mientras que en otros sitios de España, con lo que hacemos nosotros, reciben el PER para pasar toda la jornada en el bar de su pueblo”.

Estas son la palabras de Duran i Lleida sobre los agricultores andaluces.

9. Duran, que, como hemos visto, considera un escándalo que los agricultores andaluces se pasen "el día en el bar" no tiene empacho en defender que él se pasa "los días en el lujoso Hotel Palace" cuando está en Madrid. Nunca ha querido revelar cuanto paga por esas estancias. El líder de Unió es coleccionista de corbatas, dice tener más de mil, de plumas estilogràficas, de carteles de "No molestar" de los hoteles y de fotos con dirigentes políticos internacionales. Dueño de un patrimonio considerable, tiene su residencia habitual en un piso de la zona alta de Barcelona. Antiguos compañeros suyos de Unió le acusan de manejar dinero negro, cosa que explicaría cómo paga por sus hipotecas cantidades muy superiores a sus ingresos oficiales.

10. Hombre de misa semanal (asegura que el nacimiento de Jesús le parece el hecho histórico más significativo), Duran i Lleida ha defendido en su blog a los medicos que se se ofrecían en Catalunya para curar la homosexualidad. Su argumento es que igual que se puede pasar de la heterosexualidad a la homosexualidad, se puede hacer el itinerario inverso y está bien que los médicos ayuden.

1 comentario:

Anónimo dijo...

impresentable,es la palabra mas pequeña que se se meocurre ,lo malo que los hay a patadas y los ignorantes de nosotros no losabemos ver,pais