domingo, 21 de octubre de 2012

Un pronóstico gallego y vasco.

En este 20 de octubre electoral, me quiero permitir un divertimiento cuando, poco antes de las cinco de la tarde, lo único que se sabe de las votaciones gallegas y vascas es que la participación está siendo un poco inferior a los anteriores comicios.
Creo que hay dos cuestiones que en las encuestas han quedado apuntadas en una determinada dirección y que, en mi opinión, no van a ser exactamente como se decía.
Por lo que respecta a las elecciones gallegas, tengo la sensación de que el Partido Popular no va a llegar a la mayoría absoluta, que se va a quedar bastante más lejos de ese "escaño arriba, escaño abajo" que se refleja en las encuestas. Creo que ese 38 a 37 que mencionan las encuestas es poco realista si finalmente, como se ha ido apuntando a medida que pasaban los días, la nueva formación de Xosé Manuel Beiras acaba haciéndose un hueco de alrededor de cinco escaños en le Parlamento Gallego.
Por otro lado, en el caso vasco, dudo que la distancia entre los dos partidos más votados, PNV y Bildu sea tan grande como decían los sondeos. Tengo la sensación de que entre los dos van a acabar sumando 50 escaños pero van a estar muy, muy igualados. Yo apostaría, además, por un futuro político en Euskadi, en el que, al menos a corto plazo, PNV y Bildu fueran de la manos hacia la independencia. Veremos.

No hay comentarios: