jueves, 13 de septiembre de 2012

Ni el Supremo puede con González Pons.


Esteban González Pons, diputado y Vicesecretario general del PP

El Tribunal Supremo acaba de anular la adjudicación de las emisoras de Televisión Digital Terrestre (TDT) hecha por la Generalitat Valenciana en tiempos de Francisco Camps. Año 2005. El responsable del acto fue el entonces conseller de Relaciones Institucionales y Comunicación, Esteban González Pons, hoy flamante diputado y Vicesecretario del Partido Popular. Fueron 42 licencias privadas que en su inmensa mayoría fueron a parar a empresas afines al PP: Las Provincias, Cope, El Mundo, Libertad Digital... se llevaron el grueso del pastel (pinchando aquí, un mapa general de las televisiones de concesión autonómica en España. Se incluye, con detalle, el reparto valenciano ahora anulado). En muchos casos, mientras empresas valencianas que llevaban mucho tiempo haciendo televisión se quedaban fuera del reparto, otras, sin ninguna relación real con la Comunidad Valenciana e incluso recién creadas para la ocasión, se llevaron las concesiones a pares. En concreto, el empresario castellano José Luis Ulibarri acabó controlando hasta 13 de las emisoras concedidas. Hoy la empresa de Ulibarri está en concurso de acreedores y él es uno de los principales imputados en el "caso Gürtel". Precisamente ha sido la denuncia de una de las candidaturas rechazadas, la de Tele Elx, que no obtuvo concesión pese a ser la empresa pionera en el mundo de la televisión local valenciana, la que ha desembocado en esta sentencia del Tribunal Supremo, que es firme.
El reparto de González  Pons, anunciado un 30 de diciembre con todo el mundo de vacaciones, se hizo absolutamente a sabiendas. Todas las observaciones que ahora hace el Supremo ya se las hicieron en su día tanto las empresas implicadas, como los distintos partidos de la oposición o las asociaciones profesionales. Nada. Esteban González Pons no hizo caso a nadie. Y no hizo caso porque ya todo estaba dado, todo estaba escrito mucho antes del paripé de concurso. Lo explicó hace un tiempo el presidente de la Federación Valenciana de Televisión, Alejandro Rodríguez,  que dio detalles de como José Luis Ulibarri, en aquellos días, "iba diciendo que lo tenía claro y que quien no le vendiera a él la emisora se iba a quedar sin concesión". González Pons contestó las palabras de Rodriguez con una amenaza de querella que se quedó en eso, en amenaza.


En este video, Mónica Oltra, del grupo parlamentario de Compromís, denuncia en sede parlamentaria todas las irregularidades que se apuntaban en aquel reparto de licencias. Sus palabras cayeron en saco roto.


Ahora el Supremo le dice a Pons que cometió irregularidades, pero no pasará nada. Las TDT otorgadas, las que funcionan, no cumple las principales condiciones del pliego. La mayoría, ya ni funcionan y las que lo hacen están a punto de cerrar. Algunas no han funcionado nunca. Irregularidades, fracasos, errores, maquinaciones, manipulaciones, abusos. Empresas que, por la decisión arbitraria y conscientemente irregular de un político, González Pons, se quedan sin una concesión que merecían. Trabajadores que pierden su trabajo. La democracia maltratada, pisoteada. Los derechos de los ciudadanos arrastrados a mayor gloria de los intereses de amigos corruptos del PP corrupto. Solo desde la corrupción se puede entender tanta contumacia en la irregularidad. Esteban González Pons no pagará. Hará incluso como si no fuera con él, pese a que cuando le ha interesado ha lanzado otras sentencias a la cara de sus contrincantes políticos. El resultado es que los abusos se seguirán cometiendo. Los mismos, por las mismas personas. Evitar nuevos abusos sería tan sencillo como aprobar una legislación que asegurará que, en este caso Esteban González Pons, tuviera que abandonar todo cargo político que desempeñara y quedara inhabilitado durante 15 o 20 años. Pero no, seguirá. Son ellos mismos los que han de aprobar las leyes que les deben controlar y están dispuestos a todo con tal de no hacerlo. Lo vemos todos menos ellos... Para que luego digan que la mayoría de políticos son gente honrada. Los que roban, no lo son, y los que no se movilizan para evitarlo, tampoco.

2 comentarios:

elzo dijo...

Recuerdo con especial cariño el malogrado proyecto Info Televisió, capitaneado por el que fuera corresponsal de TV3 por estas tierras Juli Esteve. Una de tantas piedras que se encontró en el camino fue quedar fuera de este concurso pese a ser una empresa de capital íntegramente valenciano y llevar ya emitiendo unos meses, además en valenciano.

Anónimo dijo...

si quieres ver una buena parodia de La Arcadia feliz del Levante Español
ve a http://www.eldesastreinevitable.com/