miércoles, 25 de julio de 2012

Muerto el perro seguirá la rabia



José López Jaraba actual director general de RTVV llegó al cargo elegido por Francisco Camps y su balance es difícilmente empeorable: tiene la audiencia en el 4%, no ha informado ni del "caso Gürtel", ni del "caso Emarsa" ni de ninguna otra cuestión que perjudicara al PP, los colectivos profesionales le ponen como ejemplo de manipulación y censura, ha seguido con la defenestración de profesionales, las pérdidas económicas han continuado, ha encubierto a un alto directivo acusado de abuso sexual, ha negado información a Les Corts, ha engañado al Consejo de Administración, ha mentido al Comité de Empresa, ha impedido la recuperación del Comité de Redacción, ha acabado con la producción propia, no ha hecho ninguna reconversión tecnológica, ha externalizado servicios que se podían haber hecho en la casa, ha contratado con productoras amigas a precios diez veces los de mercado, el uso del valenciano ha retrocedido... En resumen, un desastre. Pese a lo cual...


Tanto me cansa Canal 9, y por añadidura RTVV, que voy a escribir, una vez más, sobre este ente moribundo. Es un caso perdido, ya lo sé, pero en tanto que metáfora de todo un país, o lo que sea ésto, darle una vuelta más me parece útil.
Es una irresponsabilidad encogerse de hombros ante la desaparición de Canal 9. No dudo que se trata de una televisión que nunca han prestado el servicio para el que, supuestamente, estaba pensada pero sin ella nada será mejor, ni más barato. Las cosas que desaparecen son imposibles de arreglar. En este caso, que nadie espere que muerto el perro se acabe la rabia.Canal 9 ha sido un inmenso atraco que ha ido creciendo según pasaban los años. Hoy es gran agujero negro en lo económico y en lo democrático.
Empezando por lo económico, es preciso recordar un dato que parece haberse olvidado, la deuda que se arrastra es de 1.300 millones de euros. Ésto no lo resolverá el Expediente de Regulación de Enmpleo (ERE) que cifra el ahorro en sueldos en 30 millones. Son pues 1.300 millones que deberá devolver la Generalitat, es decir, todos los valencianos, restándolos de otros servicios. Pasado el verano, ya con menos trabajadores, seguirán sumándose pérdidas, denuncias, actuaciones vergonzosas y la sangría se hará mayor. Lo que se quite de personal irá destinado a enriquecer a productoras amigas. Así hasta el cierre definitivo. No se puede esperar otra cosa. Será así porque al frente de la nave se quedarán los mismos directivos que la han llevado a la ruina, los mismos políticos que la han destrozado, los mismos malos profesionales que la han pervertido.
De todas formas, más allá de la cuestión del dinero, incluso en estos tiempos de crisis, está el sentido que tiene una televisión pública para la salud democrática de un país. Una televisión pública dedicada a la manipulación, a la censura, a la desinformación, a la propaganda partidista resulta inaguantable aunque solo cueste un euro. Una televisión pública que renuncia a ser una herramienta de debate democrático, un espejo de lo mejor que pueden dar sus ciudadanos, un punto de encuentro crítico donde las personas puedan poner sus opiniones en común no tiene razón de ser. Los medios públicos están para aportar luz, no para apagarla. RTVV no es el tipo de medio público que precisa el País Valenciano pero el País Valenciano necesita disponer de medios públicos. La comunicación democrática, el flujo de información a través de los grandes medios, no puede quedar en manos del mercado. El País Valenciano, en tanto que ámbito político con instituciones propias, necesita sus propios referentes informativos y, además, pensados en clave de servicio público. Si no hay medios públicos, o éstos, como es el caso, desarrollan su actividad de forma fraudulenta, la lucha democrática por el poder es desigual, está trucada; dicho de otra forma, no hay democracia.
Los que hoy se alegran de que cierren Canal 9 deberían pensar en todo ésto. Repartir como quieran las culpas de lo que ha pasado pero no olvidar que quienes más responsabilidad tienen, quienes mayores beneficios han obtenido, son los directivos vinculados al PP y los propios dirigentes populares, ahora con Alberto Fabra a la cabeza. Y todos éstos siguen. Con lo cual, el futuro todavía será peor. La desaparición de Canal 9 no va a resolver nada. Los corruptos se quedarán a la cabeza de las instituciones y, por tanto, lo que se ahorren por un lado lo seguirán desviando, robando, por otro.
Y ahora, déjenme que diga algo que incluso a mí me resulta increible de escuchar si lo leo en voz alta: Canal 9 podría tener solución incluso en lo económico. Los 1.300 millones de deuda, no. Esos se deberán pagar, pero no tienen porque generarse más pérdidas. Todo pasa por organizar la casa de otra forma, con nuevos modos, al revés. En vez de un ERE habría que incentivar bajas, facilitar prejubilaciones, no despilfarrar (como se ha hecho en abundancia), apostar por la producción propia, limpiar la casa de directivos y, luego, ajustar los sueldos al dinero disponible. Nada de contrato programa, todos los contenidos deberían ser puro servicio público, pero público de verdad. Eso sí, el funcionamiento también daría un giro de 180 grados. Empezando por el departamento de Informativos, deberían ser los propios trabajadores quienes eligieran a sus jefes. Ni el Parlamento, ni el Consejo de Administración. Ya se han demostrado tan inútiles, tan malvados y tan mentirosos que cuanto más lejos mejor. Qué quiten sus sucias manos de la televisión. Discutir, reflexionar y votar, ese es el procedimiento. Horizontalidad, trasparencia. Tendrían que haber muchos menos despachos pero nadie debería ocupar ninguno de ellos si no tuviera el beneplacito de los trabajadores. Y luego seguir con el debate, poner en común los planes, los objetivos, los métodos, los resultados.
Lo he dicho al principio, Canal 9, por añadidura RTVV, es un ente moribundo y se tiene que hacer con él lo que se hace con las empresas en ruinas: expulsar a los directivos, revisar papeles, entregarlos a los jueces y que los trabajadores se organicen en forma de cooperativa. Un iniciativa inédita, empresas públicas convertidas en cooperativas y los dueños, en este caso los politicos responsables,  a los tribunales. Lo agradecerían nuestros bolsillos, nuestra dignidad y nuestra democracia.

2 comentarios:

Dr. Pangloss dijo...

Julià, ¡no le des más vuelta a la peonza! Si quedan en RTVV los que la han arruinado con DINERO PÚBLICO ¡quedándose los peajes de "El Centrifugado"! (My copy@)volverán a arruinarla 1.000 veces con dinero privado. Porque, efectivamente, son los mismos perros con la misma rabia y codicia mal disimulada, los que parece tienen todas las papeletas para quedarse los despojos de la Vaquilla, que ni ellos, y mucho menos desde Presidencia que es de verdad de donde se dirige la nave, han sabido torear ni tampoco dejar que otros, REALMENTE PROFESIONALES Y NO LELOS COMISARIOS, lo intentaran. Pero hay dos cosas que son ilimitadas en el ser humano: la estupidez y la ineptitud. (Si non è verò è ben trovato)Claro que a lo tonto a lo tonto se han "repartido" como poco un capitalito. Y es que hay pocos tontos que escupan hacia arriba. Porque al final, y al principio, hablamos de... ¡dinero estúpido! Que sí, que se lo han llevado crudito "Centrifugando, centrifugando" más de 300.000 millones de ptas. que es cifra más rotunda. Es que en RTVE, hicieron las huestes de ese gran "líder" que fue Aznar, algo parecido y dejaron el ente -que desgobernaron y arruinaron entre 1996-2004- con un "agujerito" de 7.000M€ ¡oigan: UN BILLÓN TRESCIENTOS MIL millones de pelas ¡oigan, oigan un PASTÓN!! ¿Y que es CENTRIFUGAR, se dirán la mayoría? Pues es muy sencillito: PAGAR 30 por lo que realmente VALE 5. Ese es el quid de la cuestión, el cascabel, que casi nadie quiere poner. Ya lo decían con soniquete en la deliciosa AMELIÈ: "...solo el tonto cuando le señalan el cielo se queda mirando el dedoooo..." NO hijo no, que diría Ozores. RTVV no estaba para hacer ni televisión ni radio. Era/ES un INMENSO pesebre. A través del que, además de redondear unos ingresillos esposas, esposos, hijas/os, primas/os etc. etc. etc., han vivaqueado muchos medios afines al PP y muchos/as periodistas y productoras "amig@s", que a su vez habrán pagado seguro sus "peajes". Y es que hasta llegue a ver "los papeles del camión", esos que, parece, nadie, nunca, han podido llegar/llevar ante el juez. Bueno ahora ya sí con el "Caso del viaje del Papa". Para que lo entienda quien aún no quiera entender. La retransmisión, prólogo y epílogo, de la visita del Papa, que a la tele de Galicia le cuesta 1,5 millones de euro y a TV3 1, por incluso mayor cobertura, y a Canal 9 y a los valencianos les cuesta ¡¡¡14 millones d'Euros!!! Y sepan más del "Centrifugado" Pedrito García, el ex director general y hoy subjudice ¡menos malllll!, se queda 500.000 euritos "pa un tirar" y los Correas Boys y Sus Corsarias del Levante se quedan otros 3 milloncitos y otros se van para... ¿Que tal? Pues esos mismos si no nos robaran a los ciudadanos no serían capaces de hacer más que de carteristas ¡y malos! en el metro de Rita... ¡Hay que tener morro! Y algo más grave, muy, muy, grave. Que el descarado de FERNANDO DE ROSA, se hubiera hecho a si mismo Presidente del CGPJ, perque ahí está "el rovell de l'ou", en la VERGONZOSA situación de parte de la JUDICATURA en la C.Valenciana. Esa que mientras Dívar se iba a "Su Marbella con su Novio" cuidaba como Vicepresidente del CGPJ De Rosa. Los jueces, gobernados por el CGPJ de ¡DE Rosaaaa! Esos, esos, son los peones necesarios para que el TODOS A LA CÁRCEL de Berlanga dejaran de ser un "flim" para hacerse realidad y ahora no pueda contar entre sus muros con los peligrosos ESCURA BUTXAQUES del ERARIO PÚBLICO que han campado con GROSERA IMPUNIDAD desde al menos 1995 ¡Zaplana ya se escapó por la gatera del caso NASEIRO!! Y de aquel LODO vienen la mayoría de los POLVOS que nos vienen pegando ¡pagando nosotros la vaselina y, desde luego, en contra de nuestra voluntad y con nuestra VERGÜENZA -que MANTENEMOS- ¡¡¡ACÉMILAS!!!

Ginger dijo...

Me ha encantado tu post!!!! deberían empezar por quitar del medio a quienes han hecho que RTVV esté ahora donde esté con ese ERE, que hay que decir por otra parte la empresa contratada para tal fin ni siquiera se ha preocupado de gestionarlo bien en los diferentes departamentos, y no se han preocupado en averiguar que funciones se hacen en cada uno de ellos, por muy Garrigues que sean.


Saludos