miércoles, 6 de junio de 2012

Georgie Dann cantará ópera al frente de RTVE

Leopoldo González -Echenique, el próximo presidente de RTVE. La pregunta es siempre la misma: ¿si quieren música clásica (léase, independencia, pluralismo, etc...) por qué ponen a Georgie Dann (un señor del PP)?


Si se trata de burlarse de la democracia, lo mejor es no ser cómplice. Por eso, hace bien el PSOE no entrando en el nuevo reparto de sillas del Consejo de Administración de RTVE. El error sería que dentro de unos meses, con cualquier excusa, revisaran su decisión y acabaran participando en el enjuague.
He escuchado diferentes voces, Àngels Barceló o Juan Ramón Lucas por ejemplo, cuestionando la actitud de los socialistas por considerar que abandonaban sus responsabilidades. No lo creo.
En un Consejo de Administración de RTVE convertido, otra vez, en una correa de transmisión de las mayorías partidas parlamentarias, no hay nada que hacer, ningún control a ejercer, ninguna función útil socialmente que desarrollar.
Los Consejos de Administración de las televisiones públicas son unos inmensos gabinetes de colocación de cesantes, amigos, parientes y militantes de partidos políticos sin otro valor que ser voces al servicio de quien les ha colocado allí. Se supone que los miembros de estos organismos no representan a ningún partido sino que llegan a sus cargos simplemente "propuestos" por los distintos partidos. Es puro teatro. A los consejos de administración de los medios públicos se va a como quien va a la guerra; cada cual a su trinchera y, al enemigo, ni agua.
Los años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero intentaron romper con esto. Ahora parece evidente que volvemos a estar a las puertas de lo más duro del duro invierno. Así que acierta el PSOE evidenciando que se queda al margen. Ocupar este tipo de sillas no es más que dar cobertura al abuso del PP, a su falta de espíritu democrático; es facilitarles la coartada, hacerse su cómplice.
Es mentira que participar en los consejos de administración signifique tener mayores posibilidades de control sobre los posibles errores o excesos que se dan en los medios públicos. Está todo planeado, previsto y también están pensadas las maneras de evitar que nadie pueda romper las estratégias diseñadas. Se esconden los documentos, se falsean las explicaciones, no se justifican los nombramientos. Al final, todo acaba en una votación y ya sabemos el resultado. Gana la mayoría y si se tiene que aprobar que la ley de la gravedad no existe, se aprueba. Estar solo sirve para llevarse dietas generosas, comidas gratis, viajes pagados y otras tantas regalías. No parece muy digno.
Si el PP quiere hacer una RTVE a su medida que se note, que no se esconda detrás de nadie, que no se escude en la normalidad que supone que los órganos formalmente funcionan como está previsto. La utilización partidista de los medios públicos no es para nada normal y todo aquello que ponga en evidencia la anormalidad es beneficioso.Y si Convergencia i Unió no ve nada malo en la política del PP (nunca ven nada malo, ni hay reparto al que renuncien) que también se descare. Si su nivel de sensibilidad democrática no llega para vomitar ante el "golpe de mano" del PP en RTVE, si no les da vergüenza ver como se patrimonializan los organismos que han de ser plurales, si no les da asco ver como se barre a los partidos minoritarios o a los sindicatos, pues peor para ellos.
El control que se hace desde el Consejo de Administración de RTVE se puede hacer igual desde fuera, es cuestión de trabajar, de denunciar, de presentar alternativas. Están, además, la Comisión de Control parlamentario, y el Defensor del Pueblo, y los tribunales, y los medios de comunicación...
Que todo el mundo esté tranquilo, RTVE no se va a resentir de la ausencia de los socialistas en su Consejo de Administración. Su presencia sería inútil. Tengo la prueba: no hay televisión peor que Canal 9, saqueada, manipulada, secuestrada. Pues bien, los socialistas siempre han estado en su Consejo de Administración y les aseguro que mayor inutilidad es imposible.

No hay comentarios: