domingo, 22 de abril de 2012

Por favor, al menos una encuesta sobre el Rey


Igual es mucho pedir pero me gustaría que algún medio de comunicación potente o institución importante hicieran una buena encuesta preguntando a la gente si quiere monarquía o república. Claro, lo ideal sería que se convocara un referéndum pero a ver que gobierno se atreve. ¿Consultar al pueblo? No, hombre, no, que luego son capaces de ponerlo todo patas arriba. Siguen convencidos de que nos deben proteger de nosotros mismos. Yo, por contra, lo que pediría es que me protegieran de los políticos, de los banqueros, de lo reyes, de los directores de periódicos, de los presidentes del Consejo General del Poder Judicial y de los Jueces del Tribunal Supremo, del Corte Inglés, del Barça y del Real Madrid. Pero, ¿a quien se lo pido?
Sea monarquía o sea república es evidente que no se van a resolver como por ensalmo todos los problemas, tantos, que tenemos planteados a día de hoy. El sistema político por si solo no solucionará nada pero consultarnos sobre él posibilitaría, de una vez, que fuera la voz del pueblo la que se oyera, con menos intermediarios, sin más paternalismos falsos. Igual nos llevábamos una sorpresa. Podría pasar que esa monarquía que todos los poderosos dan por segura no lo fuera tanto y que el grito de la ciudadanía rompiera esa tranquilidad de cementerio en la que estamos instalados, donde todo se desmorona ante la impotencia de la gente. El "no" a la monarquía, incluso sin ser mayoritario, sería un aviso, un toque de atención civilizado y tranquilo para evidenciar que no nos gustan las cosas como están, que queremos ser dueños de nuestro futuro, que no queremos que nos lo hipotequen los mismos que después dicen tener la receta para salir del pozo. El "no nos representan" es ya un clamor, la política necesita reformularse para avanzar. Los parches ya no sirven. Hagamos memoria, ¿desde cuando no tenemos una buena noticia? ¿Quién dice que nuestros políticos solo están para pedirnos sacrificios? Si no son capaces de ilusionarnos, ¿para que los queremos? ¿No los hay mejores? ¿Que saben ellos de austeridad cuando han despilfarrado lo que no teníamos y siguen con unos coches oficiales galácticos?
En fin, seguimos hundidos en el barro y no van a hacer nada para sacarnos de él. El poder aspira incluso a comerciar con ese barro, a sacar tajada de nuestras penas. Miren el desmantelamiento de la sanidad o la educación, la amnistía fiscal, el aumento de impuestos a la clase media y no a los ricos, las pensiones, los despidos, la negativa a asistir a los "sin papeles", la subida de los precios de la energía, la voladura de la televisión pública, el encarecimiento de la justicia, el endurecimiento del Código Penal, el aborto... Ni un solo paso a mejor, todo a la salud de los más fachas y mejor instalados. Aguantarán y aguantarán hasta que ya no podamos más y cuando la reacción de la gente llegue, que llegará, y no sea ni civilizada, ni tranquila, nos echarán la policía encima y luego... ¿luego? No sé... Pero nada de lo que pasa está pasando por casualidad.

No hay comentarios: