miércoles, 18 de abril de 2012

Políticos tramposos, ridículos políticos


Como no vamos a estar en crisis económica, política, social, ecológica, de valores y tantas más si nos gobierna una manada de políticos irresponsables (y no precisamente por ley como el Monarca) que se matan a trampas aún sabiendo que los paganos de tanto desvarío son los ciudadanos a los que dicen servir. Es mentira no sirven al pueblo, si sirven del pueblo para medrar, para enriquecerse o, como mínimo, para disponer de despacho, de coche oficial y de un trato privilegiado que por sus méritos no merecen. La inmensa mayoría de ellos son profesionales de la política que lo serían igual estuviera de Jefe de Estado el actual Rey Juan Carlos, el difunto Francisco Franco, el anciano Fidel Castro, el ajusticiado Sadam Hussein o el abatido,a tiros, Gaddafi.
Lo que estamos viendo con las deudas de las distintas comunidades autónomas no es de recibo. Puede que esté pasando desapercibido pero es un capítulo que da la medida de nuestros gobernantes. Resulta que es imposible saber lo que cada autonomía debe porque todos los gobiernos mienten, esconden, manipulan, disimulan, maquillan. Como si el dinero no fuera del contribuyente y estuvieran obligados a decir la verdad.
Sucede que el PSOE está denunciando la opacidad en las cuentas de los gobiernos autonómicos que dirige el PP, la inmensa mayoría. A su vez, el ministro de Hacienda Cristobal Montoro duda de las cifras de deuda que presenta Andalucía, gobernada por el PSOE. La conclusión es sencilla: todos mienten. Todos. Sin lugar a dudas. Los comportamientos son idénticos: desde el gobierno se niega información, se niegan papeles, se impide la mínima transparencia; desde las oposición se reclaman datos y se acusa a los gobernantes de no darlos.
Moraleja: de acuerdo, que la gestión económica la lleven los gobiernos que para eso han ganado las elecciones pero el control de los datos, de los documentos, de los números que quede en manos de las oposiciones. Así pues, si el gobierno de España quiere saber el estado de las cuentas andaluzas que se las pida al PP andaluz y que éste tenga todos los documentos, ¡¡todos!!, a sus disposición. Si por el contrario quiere las cuentas de Euskadi, que se las pida al PNV; si las que desea son las del País Valencià al PSPV, a Compromís y a Esquerra Unida; las extremeñas, al PSOE; las de Madrid, al PSOE, a Izquerda Unida y a UPyD... y así sucesivamente. Y si la Unión Europea quiere saber algo de las finanzas del Estado español ya sabe, tiene que hablar con cualquier partido menos con el PP.
¿Les parece ridículo? No, los que son ridículos son nuestros políticos. ¿Les parece imposible? No, lo imposible es avanzar con este tipo de gobernantes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Para ser usted periodista tiene mala memoria, hasta hace cuatro dias mandaba la izquierda en España y eso de llevar el control de los datos la oposición????, como? con las cuentas que le da el gobierno de turno? Y si, me parece ridiculo, puestos a pedir, mejor la transparencia del que gobierna o ha gobernado, no?