viernes, 16 de marzo de 2012

Los políticos buscan palmeros


Decir una cosa y hacer otra es una constante en buena parte de los representantes políticos. Tan constante es que ya se dispone de un manual de excusas; la básica es que los compromisos se adquieren cuando no se dispone todavía de toda la información y que una vez se accede a ella, algunas cosas no se pueden hacer o, como mínimo, se han de revisar las prioridades.
Obviamente, no es verdad. Por tanto, para depositar la confianza en tal o cual candidato lo menos importante es saber lo que promete. Lo fundamental es conocer sus obras. Juzgarlas precisa de tiempo pero hay pistas importantes que ayudan a ir entendiendo por dónde irán los tiros. Una de esas pistas es la agenda de los dirigentes políticos.
En este sentido, ver lo que ha hecho el President de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, en este último mes resulta muy ilustrativo.
Es un ejercicio sencillo, basta con revisar la prensa para abarcar la mayor parte de su actividad.
En estos últimos 30 días, Fabra ha estado en los sitios que siguen y ha tenido contactos con las personas e instituciones que siguen:
- Presentación el Plan de Igualdad de su gobierno. Le rodeó la cúpula de sus consejeros y de su partido. Estaba, por ejemplo, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, o el expresidente de Bancaixa, José Luis Olivas.
- Reunión con empresarios exportadores, junto al ministro de Exteriores José Manuel García Margallo. También estaba Rita Barberá.
- Presencia en la Noche de las Finanzas. Entrega de premios Forinvest a destacados empresarios.
- Reunión con empresarios en Alicante.
- Reunión con la patronal de Castellón.
- Tres días de Congreso del PP en Sevilla.
- Presencia en el Congreso Nacional de Familias. Estaba la ministra de Sanidad Ana Mato.
- Participación en la fiesta del Día de Andalucía junto a destacados miembros del PP.
- Presencia en la Crida fallera. A su lado, Rita Barberá.
- Reunión con Joan Rosell, presidente de la CEOE.
- Reunión con Mariano Rajoy.
- Cena con 240 empresarios en un acto organizado por la Fundación Centesimus Annus Pro Pontificia.
- Conferencia en el Club Diario Levante. Los asistentes eran, en su práctica totalidad, miembros de su gobierno, empresarios y dirigenets del PP valenciano.
- Presencia en la "mascletá" de las fietas falleras junto a Rita Barberá.
- Suelta de aves en un parque natural, en Eslida, Castellón. Le acompaña el alcalde de la población, del PP.
- Almuerzo en Vall d'Alba, Castellón, con los militantes del PP de la comarca.
- Visita a unos talleres falleros acompañado de la alcaldesa de Valencia Rita Barberá y otras autoridades, todas ellas del PP.
- Reunión en Madrid con los diputados y senadores valencianos del PP.
- Reunión de la Comisión Oficial del 30 aniversario del Estatuto de Autonomía. Básicamente altos cargos de la administración.
- Reunión con los empresarios de la Asociación para el Progreso d la Dirección.
- Presencia en la Romería de les Canyes de las fiestas de Castellón. Le acompaña la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, y autoridades locales, todas del PP.
- Reunión con la Confederación Empresarial Valenciana.
- Reunión con la Cámara de Comercio de Alicante.
- Visita a la Oficina para la Armonización del Mercado Interior (OAMI), institución europea para el control de marcas. Le acompaña la alcaldesa de Alicante, del PP, Sonia Castedo.
Añádase a esta relación, su presencia en los plenos de las Corts Valencianes más las reuniones del Consell y tendremos delante toda la actividad pública del President de la Generalitat valenciana durante el último.


En tiempos de crisis, de despidos, de paro, de recortes, de manifestaciones, de cargas policiales, de detenidos, de EREs en la administración, de zozobra ante el futuro, Alberto Fabra no ha tenido ni un solo contacto con gente que no sepa de antemano que está con él. Ni un roce con con la oposición política, ni con los sindicatos, ni con los estudiantes, ni con los trabajadores abocados al paro. Nada. Fiestas bien acompañados, compañeros de partido y empresarios. Ese es el horizonte del President de todos los valencianos. Solo gente con la que está de acuerdo, como si la única forma de avanzar en tiempos de problemas no fuera llegar a acuerdos con quienes tienen opiniones diferentes.
Un President de todos pero que no se habla con la mayoría. Claro, ya llegará la campaña electoral para que vuelvan los buenos propósitos y las promesas de puertas abiertas y voluntad de diálogo.
Por cierto, era San Mateo quien inmortalizó aquello de que "por sus obras los conoceréis". No creo que el arzobispo Carlos Osoro se lo recordará al President Fabra en la reunión que ambos mantuvieron hace 10 días. Igual hubieran tenido que discutir y ya vemos que Fabra no discute con nadie.

1 comentario:

Guillem dijo...

Molt il.lustratiu, si senyor. Rodejant-se sempre de rics i poderosos no sé cóm va a tindre sensibilitat per les classes baixes, que ara mateix és quasi tot el món.
M'agradaria compartir este article al Facebook, però no veig els botonets de "compartir". Potser és que he carregat mal la pàgina per la meua mala connexió, però si no és així (i disculpa l'atreviment) molaría que els posàres...
Salut!