jueves, 26 de mayo de 2011

Muchas gracias Sr. Zapatero: Disolución y Congreso

Diez meses más así serán inaguantables, estériles, políticamente desactivadores, una pérdida de tiempo y energías, un espectáculo que la democracia no merece. "Señor Zapatero, lo mejor es que se marche". Lo mejor que podría hacer es disolver el Parlamento, convocar elecciones y llevar al PSOE aun Congreso que no sería de refundación pero casi. España podrá pasar sin Zapatero, igual ahora que dentro de diez meses. Muchas veces he defendido a José Luis Rodríguez Zapatero porque me ha parecido que se le usaba como comodín para que otros, rivales políticos y compañeros de partido, escurrieran el bulto de sus responsabilidades. Sigo pensando que así ha sucedido en demasiadas ocasiones, que hay mucho sinvergüenza que quiere colgar en las espaldas de Zapatero su propia incompetencia y su irrersponsabilidad, pero Zapatero está amortizado y debe marcharse. Se ha equivocado mucho. Disolver y convocar elecciones. Y el partido, el PSOE, ir ya a un Congreso de verdad. No está la situación ni para Comités Federales, ni para primarias, un Congreso, y tomado muy en serio. Me parece lo mejor.
Los partidos democráticos solucionan sus problemas con más democracia, no hay receta más adecuada, y en este caso más democracia es un Congreso. Un Congreso para escoger al nuevo secretario general pero, más allá de eso, un Congreso para debatir de ideas, diseñar un programa, primar a los mejores, redefinir un proyecto y ser capaces de encontrar soluciones por la izquierda y hacerlas visibles.
El PSOE no debe preocuparse de ganar las próximas elecciones, con evitarnos 10 meses de sangría democrática, diez meses de "matraca", ya pueden darse por satisfechos. Perderán las elecciones, ahora o dentro de 10 meses, pero España tendrá el gobierno que quiera y, si, seguro, es el PP quien gana que asuman la nueva responsabilidad. El PP deberá dejar de decir que no a todo para empezar a resolver lo que ahora dicen que Zapatero no sabe solucionar. Como dice un amigo: "A ver listo, ¿y ahora qué?" El "listo" es Rajoy.
Los socialistas perderan las elecciones pero siempre es mejor perder que más perder. Diez meses de agonía sería como aquellas batallas en las que ele ejército que se sabe victorioso prolonga las hostilidades para arrasar al enemigo; que sea el arrasado el que se niege a evitar la masacre es poco inteligente.
Esperar la remontada del PSOE es una ingenuidad, ni lo apuntan los datos económicos, ni lo insinúan los análisis políticos. Las derecha seguirá votando a la derecha y la izquierda ha abandonado en masa a los socialistas porque estos habían abandonado antes a sus votantes. ¿Como pretenden conservar a sus fieles si Zapatero estos últimos meses ha hecho justo lo contrario de lo que le pedían quienes le votaban, lo contrario de lo que él mismo decía y, por si fuera poco, no les ha dado ni explicaciones? A perder, claro. Como perdería votos Rajoy si un día se descolgara retirando los crucifijos de las escuelas, ampliando la ley del aborto, rompiendo el Concordato con el Vaticano o haciendo ministro a Josu Ternera. Pues un equivalente ha sido lo que ha hecho José Luis Rodríguez Zapatero.
Y sobre el "Financial Times" y ese ataque de importancia que les da a los socialistas cuando aseguran que, tal como están las cosas, una campaña electoral sería un suicidio, simplemente decir que los argumentos para evitar ahora unas elecciones seguirán vigentes dentro de 10 meses. Y respecto a la posibilidad de que una campaña despiste a gobierno u oposición, tampoco parece que el grado de atención de unos, los socialistas, discutiendo sobre su ombligo orgánico, y otros, el PP, en desbocada caza zapateril, esté demasiado centrado en lo que se juega España. Así que, cuanto antes acabemos mejor. Disolución y Congreso. Y muchas gracias Sr. Zapatero.

No hay comentarios: