martes, 1 de marzo de 2011

Telebasureros del mundo, uníos


En periodismo muchas veces pasa como con la bebida: lo peor es mezclar. Hay ejemplos evidentes de mal periodismo. Tan malo que incluso la justicia, los fiscales, se interesan por sus prácticas, y eso que no hay instituciones concretadas dedicadas a seguir los diferentes contenidos. Un falso periodismo en el que todo vale y que es tan malo que de forma flagrante incumple la ley. Con ese periodismo no se tendría que mezclar nadie profesionalmente honrado. Lo estamos presenciando estos día con el circo mediático que Telecinco ha montado alrededor del juicio del caso "Mari Luz". Paolo Vassile, Ana Rosa Quintana (falsa escritora de una novela plagiada copia y pega) o Jordi González no tienen nada que ver con el periodismo. Son sinvergüenzas capaces de aprovecharse de una deficiente mental para sacar lo que ellos llaman una exclusiva; como si una exclusiva (en este caso ni a eso llega)se justificara por si misma sin importar el qué y el cómo. Son capaces de eso y, por supuesto, de convertir a un buen hombre como el padre de Mari Luz en un patético personaje a base de mezclar su dolor y su pobreza con el dinero, en este caso 45.000 mil euros, que ellos pagan. Hacen un producto imposible de ver desde una mínima consciencia del mal y desde la decencia. Por eso es inaceptable que periodistas como Carlos Carnicero (lo he visto hoy), tan fino analista a la hora de hablar de Libia, la regeneración democrática o la gestión política de nuestros gobiernos, sean palmeros de estos programas de Telecinco. Su presencia es la coartada de los sinvergüenzas, sus reflexiones pretenden disimular el olor a cloaca. Sus silencios son cómplices. No poner en evidencia el mal periodismo de Vassile, de Quintana o de González, su desprecio a la dignidad humana, es ser como ellos. El dinero no lo justifica todo. ¿Qué dirá Carnicero, si entre tema sesudo y tema sesudo, Àngels Barceló, en la SER, propone como debate el tratamiento mediático del "caso Mari Luz"?

2 comentarios:

Manuel dijo...

Hace mucho tiempo ya, que de la SER sólo se salva Milenio3, como divertimento nocturno.

Pedro dijo...

Hola,

Bueno Carnicero hace muchos años hacía algún programa bastante estúpido creo que también era en telecinco, así que no es nuevo en esto de las malas compañías.
Siempre he hecho estos mismos análisis de los periodistas que acuden a la Noria, que para mi pierden cualquier credibilidad sólo por el hecho de asistir.

En cualquier caso Carnicero me parece de los mejores analistas políticos que hay, quizá porque no vamos precisamente sobrados.

Te invito a que pases, si quieres, por mi blog a ver si te gusta: http://larepublicaheterodoxa.blogspot.com/

Saludos,