lunes, 21 de diciembre de 2009

Los lunes, repaso: PRISA no vende

Que distinto ven nuestros periódicos la boda entre "Tele 5" y "Cuatro". Me voy a detener las ediciones del sábado 19 de diciembre de dos cabeceras con posiciones muy dispares sobre el tema, "El País" y "El Mundo".
"El País", buque insignia de "Prisa", la casa madre de "Cuatro", presenta la noticia como el nacimiento de un gran operador televisivo. El titular de portada es: "Telecinco y Cuatro crean el mayor grupo de televisión en abierto". "El Mundo", por contra, dice en portada: "Prisa vende a su denostado Berlusconi la cadena que le dio Zapatero". Como se ve, planteamientos muy diferentes. "El Mundo" carga las tintas en lo que se podría llamar información complementaria, le añade interpretación en un tono crítico respecto a "Prisa" ya que los presenta como poco coherentes, "vende a su denostado Berlusconi", y cercanos al gobierno, "la cadena que le dio Zapatero". "El País" hace lo contrario, todo asepsia. Nada de juicios. Lo único que aporta son datos que apuntan a la bondad de la operación. Por eso habla de creación de una gran empresa, "crean el mayor grupo", cuando de lo que se trata es de la venta de "Cuatro", cualquier otra cosa es marear. Los dos periódicos solo coinciden en que el tema en portada es un recuadro menor.
"El País" se refiere a la operación como "acuerdo para la integración de actividades" y repite, palabra por palabra, el titular de portada.
Un par de cosas llaman la atención: el artículo, que ocupa una página entera menos un pequeño recuadro, va en la sección de economía cuando "El País" acostumbra a colocar este tipo de temas en "comunicación" y no lleva firma de ningún redactor. Por contra "El Mundo" sí lo ubica en "Comunicación" y la pieza va firmada por Vicente Ruiz, un habitual en estos menesteres.
"El País" dirige el objetivo de su información hacia el futuro. Así destaca que se trata de "el primer gran paso en la consolidación del negocio audiovisual español". Obviamente esto no tiene nada de información ya que puede ser el primer paso o no y puede ser hacia la consolidación o lo contrario. El recuadro que añaden como complemento de la noticia se limita también a especular sobre el futuro; su título es: "Un gigante audiovisual".
El periódico de "Prisa" no aclara en ningún momento que el negocio en cuestión no es otra cosa que la venta de "Cuatro". Se limita explicar que "Telecinco efectuará una ampliación de capital que será suscrita por Sogecable, filial de Prisa, mediante la aportación de su negocio de televisión en abierto". O sea, venta.
"El Mundo" es generoso en la revisión del pasado, cosa que "El País" no hace nio por asomo. Recuerda el diario de Pedro J. Ramírez que "Prisa" ya cerró "Localia" hace un año y que la cadena en abierto que ahora "venden" la obtuvieron hace "solo" cuatro años cuando el gobierno Zapatero se la permutó por la licencia de "Canal+", codificada y de pago. La memoria de "El Mundo" da también para añadir que hace dos meses la directora de Contenidos de "Cuatro", Elena Sánchez, aseguró que "una fusión con T5, en términos televisivos, sería una autentica salvajada".
Sobre la empresa resultante de la compra efectuada por Telecinco, "El País" no va más allá de decir que la participación de "Prisa" será de un 18'4%. "El Mundo" le añade un dato interesante que pone en evidencia que la supuesta fusión o integración es tan desigual que lo pertinente es hablar de venta. Dice "El Mundo" que todos los cargos importantes de la empresa serán decididos por Mediaset, la empresa de Silvio Berlusconi, y que "Prisa" tendrá únicamente dos consejeros, uno de ellos vicepresidente pero sin responsabilidades ejecutivas. También es este periódico el que contextualiza la información en la mala situación económica de "Prisa" que arrastra una deuda de 5.000 millones de euros.
Como datos complementarios lo que añade "El País", en su línea de ofrecer una imagen idílica de la operación, es que se suman la "televisión comercial líder en audiencia y beneficios", por "T5", y "el mejor perfil comercial del mercado", por "Cuatro".
Merece también una mención el editorial que publica "El País". Es sorprendente como se desvía toda la atención de la operación en si hacia el futuro (supuesto) mapa audiovisual español. Abundan las obviedades, las justificaciones y las advertencias: "las fusiones pretenden conformar empresas más fuertes", "era necesaria una reorganización a gran escala", "construir empresas con economías de escala más adecuadas y mayor capacidad para organizar los contenidos". Se permiten el lujo incluso de arremeter contra el gobierno Zapatero por haber concedido una nueva licencia de televisión en abierto a "La Sexta" y nada dicen de la creación de "Cuatro" por decisión del propio gobierno Zapatero hace cuatro años.
Y añaden: "ha quedado claro que no había una plan organizado para ordenar el mercado televisivo. Las fusiones vienen a salvar ese lastre".
En resumen: al margen de algún exceso que "El Mundo" se pemite, cualquiera que quiera saber algo más allá dela información oficial, tipo nota de prensa, de la noticia que nos ocupa es mejor que opte por el periódico de Pedro J. Ramírez. Lo de "El País" es interesante en la medida que explica como se hace para explicar un hecho sin explicarlo de verdad. Es aquello de definir león sin poder utilizar animal, rey, selva y melena. Vamos, un juego.
Se podría mirar lo que hacen otros medios en el tratamiento de la cuestión. Eso se lo dejo a ustedes. Les anuncio que procuraré, semanalmente, detenerme en el tratamiento de la información en los distintos medios. Me molesta que todo el mundo se presente como periodistas profesionales cuando lo habitual es que cada quien arrime el ascua a su sardina, poniendo las más de las veces el negocio por delante de la información. Veremos cómo y cuánto lo hace cada cual. Los matices, las diferencias y las intensidades de las trampas y manipulaciones son muy importantes.

No hay comentarios: