lunes, 23 de noviembre de 2009

Señor juez: contra las filtraciones, publicidad

Resulta que el Consejo General del Poder Judicial está a punto de echar por la borda su nuevo reglamento que ha de regular los nombramientos de los altos cargos judiciales: Todo porque algunos de sus miembros no quieren que salga en los periódicos lo que sucede en el interior del organismo. Es decir, la cúpula de los jueces, el gobierno de uno de los tres poderes de la democracia, no quieren que los ciudadanos sepan más de la cuenta. No crea nadie que sobre lo que pretenden levantar un muro de silencio son debates o deliberaciones internas de alto contenido teórico, no. Lo que no quieren algunos miembros del Consejo General del Poder Judicial es que trasciendan las entrevistas que mantienen con los candidatos a presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de las distintas autonomías. Parece que quienes han puesto el grito en el cielo han sido algunos de los representantes "conservadores". Y todo porque el diario "El País" publicó hace unos días un fragmento de la entrevista a un juez ideológicamente próximo a ellos, Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que pretende renovar su cargo.
La actitud del CGPJ representa negar a los ciudadanos un derecho que está en la Constitución, el derecho a la información. ¿Cómo que el contribuynte, el que paga, el justiciable no ha de saber? Lo responsable, lo democrático, sería que las mencionadas entrevistas fueran públicas. Así se evitan filtraciones, informaciones sesgadas, datos intencionados. ¿O es que hay algo que esconder? Parece que algunos de los componentes del Consejo están por la publicidad, pero están en clara minoría.

Juan Luis de la Rúa.











El Consejo General del Poder Judicial debería revisar como hace las cosas. Por lo que a de la Rúa respecta resulta de difícil comprensión que tanto les preocupe que trascienda su entrevista y que, por contra, nada tengan que decir del hecho de que, como máxima autoridad judicial valenciana, acabara exonerando de responsabilidad por estafa a un "más que amigo suyo", el President de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, contra la opinión de la mayoría de jueces que habían tomado parte en el caso.



El grupo parlamentario de Iniciativa en Les Corts Valencianes denunció ante el Fiscal General del Estado las supuestas irregularidades cometidas por Juan Luis de la Rúa en el caso "Gürtel". La portavoz es Mónica Oltra.

Parece que al CGPJ no le llamó la atención tampoco que de la Rúa no se abstuviera de participar en ese proceso que implicaba a alguien a quien le unía "una palabra más allá de la amistad", según dijo el propio Camps. Representa que tan excelsos, previsibles, dudosos y poco fiables miembros del gobierno de los jueces no repararon jamás en como se le llenaba a de la Rúa la boca de elogios siempre que compartía acto con Camps y, en cambio, cargaba sistemáticamente contra el gobierno Zapatero cuando tocaba denunciar los déficits de la justicia.

No hay comentarios: