miércoles, 29 de abril de 2009

Robar espacio público es cosa de ladrones

Todo aquel que se queda a sabiendas con lo que no le pertenece no es una persona honrada. Está robando, aunque no sea él personalmente quien meta la mano en la caja. Al margen de lo que resulte del “caso Gürtel”, con sus trajes y demás, al margen de cuál sea su patrimonio real, ver lo informativos de Canal 9 es una radiografía perfecta del nivel de honradez de Francisco Camps, el presidente de la Generalitat Valenciana. Camps, su gobierno, su partido, se quedan continuamente, cada día, con lo que no les pertenece. Se quedan con toda la realidad de la sociedad valenciana como si no hubiera nada más allá de ellos, como si todo lo real fuera suyo. La manipulación informativa de Canal 9, la censura sistemática de todas las voces discrepantes es una forma de arramblar con lo ajeno, de ocupar un espacio que no les toca, de privar a los demás de poder acceder a la ciudadanía, de hacer oír su voz, algo consustancial a los sistemas democráticos. Así pues, Camps no es una persona honrada. Si lo fuera, no permitiría que sucediera lo que sucede. Lo que pasa en Canal 9 es responsabilidad directa suya, con un solo gesto podría acabar con todo el sectarismo informativo que se practica en la cadena, con toda la información que se roba y se deposita a sus pies, pero no lo hace. No lo hace porque se sabe el beneficiado. No lo hace porque él mismo ha decidido que las cosas sean como son, que se hagan como se hacen.
Anteayer, mientras todos los medios de comunicación valencianos, los más próximos y los más alejados del gobierno de la Generalitat, coincidían en afirmar que la huelga del sector de la enseñanza había tenido un amplio seguimiento y ofrecían imágenes de aulas vacías, mientras destacaban las multitudinarias manifestaciones organizadas, los informativos de Canal 9 repetían y repetían lo de “normalidad en los centros educativos de nuestra comunidad”.
A modo de ejemplo, esta es la pieza que se ofreció en la 2ª. Edición del informativo “Notícies 9”.

video


No aguanta el mínimo análisis:
¿Cómo es posible que las cámaras de Canal 9 sólo ofrezcan imágenes de clases llenas cuando la mayoría de las aulas valencianas anteayer estaban vacías?
¿Cómo se explica que no se muestren imágenes de las plazas, los parques, las calles en general, que es donde estaban los niños?
¿Cómo se puede aceptar que se dedique más tiempo a las declaraciones de quienes están en contra de la protesta que a las de sus convocantes?
¿Cómo se justifica que de unos movilizaciones que paralizan la enseñanza en toda la comunidad autónoma se ofrezca únicamente un video de 67 segundos y colocado en la posición número 13 del informativo?
¿Cómo es que de esos 67 segundos, 30 los ocupen quienes convocan la protesta y 37 quienes no están a favor de la misma?
¿Por qué de unas manifestaciones que reunieron a 40.000 personas sólo se den 18 segundos de imágenes si hace solamente una semana de 200 autónomos protestando contra el gobierno Zapatero se hacen incluso conexiones en directo?
No tiene explicación. Si es cosa de profesionales, debería revisarse el nivel que éstos ofrecen. Si fuera una cuestión de capacidad profesional, suerte que se trata de malos periodistas ya que si fueran médicos nos devolverían a tasas de mortalidad de hace tres siglos. Pero no, no hay criterios profesionales sino partidistas.
Así las cosas, ¿cómo podría rematar Canal 9 todo este montaje? ¿Invitando el día después de las protestas al Conseller de Educación al programa matinal de entrevistas que tiene Canal 9 para que pudiera desacreditar absolutamente la protesta todavía caliente? Pues eso, Alejandro Font de Mora invitado a la mañana siguiente. Lo dicho, una burla.

Habla el conseller Font de Mora. Pulsar






Si este robo de tiempo y espacio público con el único objeto de obtener un rédito de opinión pública no fuera un diseño preconcebido de monopolización de los mensajes como si de una dictadura se tratara, Francisco Camps no hubiera colocado al frente de Radiotelevisión Valenciana a quien era su Jefe de Comunicación, Pedro García. Si sitúas a tu responsable de imagen al frente de la televisión pública es porque pretendes que la televisión pública se dedique a cuidar tu imagen. No hay duda. Por eso, lo que cada día entra en todas las casas valencianas, lo que diariamente emite Canal 9, es la prueba del nueve de la honradez de Camps y del PP valenciano en general. Y la prueba no la superan.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más alucinante todavía está por ver, o lo vi ayer domingo:

En 24/9 el nuevo canal que emite en analógico en lugar de Punt 2, alrededor de las 12:00 h ofreció un MITIN DE RAJOY COMPLETO EN DIRECTO desde GUADALAJARA!!!!!!!!

Razones de ofrecer esa "programación":

- ¿Guadalajara forma parte de la Comunidad Valenciana? NOOOOOOOO
- ¿Rajoy es valenciano? NOOOOOOO
- ¿Se habló de algún tema relacionado con la CV? NOOOOOOO
- ¿El PP es un partido valenciano? NOOOOOOO

Con estas razones ES DEL TODO LÓGICO que se pagara con dinero de los valencianos esa publicidad, Pedrito García Dixit

Impresionante!!

Tercera Opinión dijo...

Te invito a leer mi artículo sobre la educación en la Comunitat Valenciana:

http://www.terceraopinion.net/2009/05/03/la-mala-educacion/

Un saludo.

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Que una televisión pública pagada por todos se utilice de esta manera, dice mucho de los gobernantes que tenemos.
Al estilo Franco con el nodo, los peperos utilizaron tve en la época de Aznar, y tanto en Madrid como aquí utilizan Tele madrid, y cana 9, para manipular y tergiversar una realidad, que cada día les es más difícil ocultar.