lunes, 2 de marzo de 2009

¡¡¡Rubianes, payaso!!!

Contaba que un viejo profesor que tuvo de niño siempre le decía "Rubianes, payaso" y que, con el paso del tiempo pensó, "pues eso, voy a ser payaso".
El actor Pepe Rubianes murió ayer en Barcelona, unas horas antes de que el PP recuperara el poder en Galicia. Rubianes había nacido en Villagarcía de Arousa hace 61 años, aunque llevaba mucho tiempo viviendo en Cataluña. En abril de 2008 dejó la obra de teatro que estaba representando, "La sonrisa etiope", cuando le detectaron un cáncer de pulmón.
Un mes después de esa despedida que se suponía temporal, Rubianes apareció, por sorpresa, durante una gala titulada “Guanyat el cel amb el pare Manel” que se hacía en el Teatro Tívoli de Barcelona. La “Fundació Pare Manel” ayuda a los excluidos sociales. Así fue la salida al escenario, la última, de Pepe Rubianes.



Rubianes era muy grande. Un actor buenísimo, un genio del humor. Se le echará de menos aunque sus gestos, sus ruidos, su actitud, su manera de hacer, su punto de vista, siga vivo en mucho de los humoristas de hoy. Pepe Rubianes, sin quererlo, hizo escuela. Rubianes ha muerto pero, más allá del recuerdo, Rubianes no ha desaparecido.
Su "Poema de las tapas", que le vi representar hace más de 20 años, me acompañará toda la vida.


Sus entrevistas con Buenafuente son joyas de la televisión.



"Rubianes solamente" fue un espectáculo que durante 10 años representó ininterrumpidamente en Barcelona.



Sus "a cagar a la playa" ante los que se creen en posesión de la verdad absoluta y se pasan el día amenzando con ella eran un resumen perfecto de lo que muchos pensabamos.



Gracias Rubianes.

No hay comentarios: