miércoles, 11 de marzo de 2009

Información + dos raseros diferentes = desinformación

Como he recogido en este blog, como han criticado las asociaciones profesionales, como han denunciado los sindicatos, como ha podido observar cualquier persona que haya visto estos días los informativos de Canal 9, la televisión pública valenciana ha tapado tanto como ha podido, y ha sido mucho, la implicación del President de la Generalitat, Francisco Camps, en el "caso Gürtel".
Vuelvo a recoger aquí el breve de 40" que mereció la semana pasada el auto judicial que implicaba al presidente autonómico en un caso de corrupción. Lo recojo para compararlo. La pieza en cuestión es un ejercicio de evidente ocultación acompañado de un intento de restarle toda la importancia posible. Lo recojo porque me parece que su visionado hace más evidente, por contraste, lo que vendrá a continuación.


La implicación del President Camps. Pinchar.









Vean ahora lo que viene a continuación. Son dos informaciones distintas, firmadas por el mismo periodista, Josep Ramada, de la sección de política que dirige Ana Juan, que ofrecen un tono muy distinto. Son: la dimisión del ministro Bermejo y la decisión del Tribunal Supremo de hacer llegar al Consejo General del Poder Judicial los cobros del juez Garzón en Estados Unidos.


La dimisión de Bermejo en Canal 9. Pinchar.









Los cobros de Garzón en Canal 9. Pinchar.






Que quepan en el mismo saco estas dos maneras de dar una información, que lo que en un caso todo es quitarle hierro en el otro todo sean juicios de valor y cuanto más ofensivos mejor, que siempre se arrime el ascua a la misma sardina, todo esto no tiene nada que ver ni con la casualidad, ni con la profesionalidad, ni con la democracia. Es un diseño muy rígido de censura y manipulación, de intereses partidistas por delante del interés social y de perversión del periodismo. Para que una televisión pública ofrezca este tipo de contenidos se precisan políticos que no respeten los derechos ciudadanos y periodistas ajenos a la función social de su profesión y siempre dispuestos a servir al mejor postor. Lastres.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes absolutamente toda la razón. Pero todos deberiamos empezar a desmenuzar cual es la raiz del problema, que trae como consecuencia que todo y todos se somentan a la voluntad de los partidos. Estamos ante las consecuencias de una partitiocracia elevada a su expresión máxima y lo hace tanto el PP como el PSOE, luego podemos hablar de niveles unos más otros menos, pero la realidad es que todos lo hacen. Y los periodistas, tal y como está el empleo se pirrán por ser DIRCOM de alcaldes, conselleres o cualquier otro advenidizo político, se trabaja poco, se cobra mucho y dá mucho prestigio. Al respecto hoy hay un artúculo en el LEvante muy esclarecedor que no por muy denunciado no deja de ser verdad "Corrupción endémica" de Manuel Gª Ferrando. HAce falta cada vesz más valientes que desentrañen como jueces, fiscales, periodistas y politicos se someten como hombres de partido a la constinuidad del sistema partitocratico que nada tiene que ver con la democracia por mucho que esta se sustente en la existencia de los partidos politicos.

Observador

Trellat dijo...

És molt fort com manipula la nostra televisió "pública". Força i continua així, han d'haver veus com la teua perquè la gent se n'adone més encara de com se les gasten.
Salut