lunes, 7 de julio de 2008

Leire Pajín, la mujer record

El PSOE tiene nuevo responsable de organización. Nuevo número 3. Es mujer y joven. Es Leire Pajín y tiene 31 años. Amigos en los que confío y que la conocen bastante me hablan bien de ella. Ha estado cinco años como Secretaria de Estado de Cooperación Internacional y el balance de su gestión parece satisfactorio. Un número considerable de agentes implicados en el campo de la cooperación valora el trabajo que ha realizado. Me temo, de todas formas, que su elección no responde sólo a su capacidad. Creo que si no fuera mujer o joven seguramente Zapatero no hubiera pensado en ella. Cosa de las cuotas, un buen sistema, no digo yo que no, y del cuidado por la imagen.
Hija del matrimonio Pajín-Iraola que controla la agrupación local socialista de Benidorm desde tiempo inmemorial, o casi; miembro de la Ejecutiva del Partido Socialista del País Valenciano poco después de cumplir los 20 años; diputada, con 22; Secretaria de Estado, con 24, Pajín conoce los entresijos del aparato socialista como el pasillo de su casa. La recien estrenada número 3 del PSOE se licenció en Sociología pero no llegó a encontrar trabajo. Antes le llegaron los escaños, las altas responsabilidades institucionales y los cargos políticos de relumbrón.
Después de que Rajoy haya depositado en dos mujeres, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, su confianza para sustentar la columna vertebral del PP, Zapatero le ha cubierto la apuesta y ha ido más allá. Es la política de no quedarse nunca atrás. Las dos mujeres de Rajoy aprobaron oposiciones a la abogacía del Estado antes de apostar por la política; Pajín da por seguro que se dedicará a la sociología cuando abandone la política.
Leire Pajín ha estrenado su nuevo cargo diciendo que se dejará la piel en su tarea y de sus primeras declaraciones no ha quedado fuera la federación socialista a la que pertenece, la valenciana. Se ha referido a la manipulación de los medios de comunicación públicos y al victimismo del Gobierno Camps como razones básicas del reiterado fracaso electoral de los socialistas del País Valenciano. Dos verdades indiscutibles pero insuficientes para entender la magnitud de la tragedia. El PP gana en Valencia, sobre todo, porque enfrente no tiene nada. Nada. Según Pajín el PSPV vive hoy un “momento de oportunidad y cambio”. Error, equivocación. El momento de oportunidad y cambio era en 1996, después de que Joan Lerma, tras 12 años, perdiera la presidencia de la Generalitat. Hoy, mientras nadie apunte en dirección contraria, es un momento de defunción y cierre. La prueba es que las crónicas cuentan que la primera persona que abrazó a Leire Pajín después de su elección fue… Joan Lerma.

No hay comentarios: