martes, 11 de marzo de 2008

La refundación obligada del PSPV 1.

Aunque, como siempre, todos los focos apunten a Madrid, donde el socialismo español tiene un inmenso agujero negro es en el País Valenciano. Un agujero negro que visto desde abajo, es decir, desde Castellón, desde Valencia o Alicante, es una cúpula terrible que cierra el paso a la luz, a cualquier alternativa política, a la democracia. Veo en el periódico la alegría que el pasado domingo se vivía en la sede del PSPV en Valencia. Todos ríen, con los brazos en alto, con las manos unidas. Ganó Zapatero. Están Lerma y el resto de miembros de la gestora que hoy dirige el partido, porque Lerma sigue al mando del partido, como hace casi 30 años.
Y se felicitan. Deben dar por bueno que el PSPV en Valencia, ellos, hayan tenido 300.000 votos menos que los populares, haberse quedado a 9 puntos porcentuales de distancia. Lo primero que han hecho es recordarnos que en las elecciones autonómicas del año pasado estuvieron a 18. Lerma, optimista, ha declarado que la recuperación del socialismo valenciano ha comenzado y que ya están trabajando para ganar las próximas autonómicas. Más de lo mismo, lo de siempre, tirando de manual. Palabras poco creíbles. En 1995, el PP arrebató la Generalitat al PSPV, le ganó por 9 puntos; un año después, en las generales, la distancia quedó en 6 puntos. Entonces Lerma también salió y dijo que había empezado la cuenta atrás del PP en Valencia. Profético. Han pasado 13 años y los populares siguen gobernando, cada vez con más votos, cada vez más claramente, cada vez con menos oposición.
Que se hayan recortado la distancia respecto a las autonómicas de 2007, quiere decir poco. Basta mirar la serie histórica de resultados para ver que el PSPV siempre obtiene mejor resultado en las generales que en las autonómicas. Primero fue el tirón de Felipe González, ahora el de Zapatero. La lectura también podría ser que teniendo en cuenta que después de las generales de 2004, donde los socialistas perdieron por sólo 4 puntos, cayeron en las autonómicas por 18; ahora que han perdido las generales por 11, imaginen lo que pude llegar a pasar.

No hay comentarios: