miércoles, 30 de enero de 2008

Los debates de Zapatero y Rajoy (4): el caso valenciano

Empiezo con una aclaración: este artículo no se refiere al cara a cara entre Zapatero y Rajoy pero es más de lo mismo y creo que vale la pena colocarlo bajo el mismo epígrafe que los anteriormente dedicados a los candidatos a la presidencia del Gobierno.
Ayer martes el Consejo de Administración de Radiotelevisión Valenciana demostró sin dejar espacio para la duda que les importa un higa el pluralismo, el interés de los ciudadanos, el servicio público, la comunicación democrática y todo aquello que no sea servir al partido y a los "señores de los votos" que es a quien deben el puesto que ocupan.
En el Consejo de Administración de RTVV hay seis consejeros a propuesta del PP; cuatro, a propuesta del PSPV-PSOE, y uno, a propuesta de Esquerra Unida. Eso, según la ley. En realidad se trata de seis representantes del PP, cuatro del PSPV-PSOE y uno de Esquerra Unida. Por tanto, el Consejo es un mini-parlamento. Con esta lógica actúan y así son entendidos por los medios de comunicación. Ayer discutían sobre los debates electorales que, de cara al 9 de marzo, deben celebrarse en Canal 9.
Los consejeros hablaban como portavoces partidistas. Y no se ponían de acuerdo. Así el consejero Miguel Domínguez, nombrado a propuesta del PP, o sea, de hecho representante de los populares, criticó que la número 1 por Valencia de los socialistas, María Teresa Fernández de la Vega tiene miedo a un cara a cara con el candidato del PP quien sí quiere el debate. Le respondió la consejera Dolors López, en su papel de portavoz del PSPV, para asegurar que la Sr. de la Vega si está dispuesta a debatir y que de miedo, nada.
En el colmo de la desvergüenza, ante la falta de acuerdo, el Consejo no tuvo mejor idea que trasladar a los comités de campaña de los partidos para que sean ellos quienes decidan el formato y los detalles de los debates a realizar.
Claro, para que disimular. El Consejo no pinta nada. Las decisiones las toman las direcciones de los partidos. Del PP, del PSPV-PSOE y de Esquerra Unida. Deciden sobre los debates, y sobre todo lo demás. Que nadie se engañe. La radiotelevisión pública valenciana la dirigen los partidos. Ni más, ni menos. El Consejo está porque lo dice la ley y, además, porque sirve para arreglar el sueldo a un puñadito de afiliados. Pero puestos a no disimular, para que todo quedara todavía más claro y para ahorrar algún dinerillo, lo mejor sería disolver el Consejo y que, por ejemplo, sus competencias pasaran a la Junta de Portavoces de las "Corts Valencianes" o, directamente, a la ejecutiva del partido gobernante. Sería lo mismo que ahora pero más clarito. Que vergüenza. Y que triste que ni llame la atención.

No hay comentarios: