miércoles, 26 de septiembre de 2007

"EL PAÍS", su Libro de Estilo y los intereses superiores

Contemplar el artículo de la página 39 de "EL PAÍS" del pasado sábado 22 de septiembre a la luz del "Libro de Estilo" del mencionado diario es un buen ejercicio de periodismo, o, mejor, una interesante manera de ver como está hoy en día el mundo de la información.
El titular se compone de un título, "Fuego amigo" desde el entorno presidencial", y de un subtítulo, "Un grupo de amigos de Zapatero, al frente de La Sexta y Mediapro, encona el conflicto del fútbol". Lo que pretende la información es hacer llegar al lector que los amigos de Zapatero utilizan su relación con el presidente para sacar beneficios ilegales de las retransmisiones futbolísticas y, más allá, que Zapatero, a través de sus amigos está detrás del lanzamiento del periódico "Público".
Lo dije en mi artículo de ayer en este mismo blog: "EL PAÍS", siendo mi primera lectura como periódico, demasiadas veces pone los intereses económicos de su empresa (PRISA) por delante de su misión informativa. En el conflicto del fútbol entre PRISA y Mediapro pasa esto y el artículo del sábado es una buena prueba de como los principios profesionales ceden ante el dinero.
Así que, pongo a un lado del teclado el referido artículo, y al otro coloco el "Libro de Estilo" del periódico, y, sin profundizar mucho, veo:
1. Para empezar pese a que en el punto 6.2 del "Libro de Estilo" se dice que "la firma de una información es parte de su aval", el artículo en cuestión no lleva otra firma que "EL PAÍS".
2. El artículo 3.2 fija que los titulares han de ser "inequívocos" y responder "fielmente a la información... y jamás establecen conclusiones que no figuran en el texto". Pues bien, el elemento clave del titular, es decir que los referidos directivos sean "amigos de Zapatero" no se demuestra, ni se prueba en parte alguna del texto.
3. El artículo 1.13 dice que los rumores no son noticia pero en el texto del sábado 22 consta que "por amigos de Zapatero pasan varios de los más destacados accionistas...". Se dice "pasan", expresión indeterminada y muy poco concreta. Se cita también a José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, y se repite "pasaba por ser un viejo amigo de Zapatero".
4. El artículo 1.14 y siguientes establecen normas para intentar que el uso de la expresión "fuentes" no sea una muletilla que se utilice de forma indiscriminada. Así se demanda que "si la información procede de una sola persona se hablara de "fuente" en singular". En el 1.15 consta que "la atribuación de una noticia a una fuente o fuentes no exime al periodista de la responsabilidad de haberla escrito". Sin tener en cuenta estas normas, en el texto analizado se habla de "diversas fuentes aseguran que Contreras forma parte de los amigos...", o "entones [por el momento del nombramiento de Carmen Caffarel para RTVE y referido a Contreras y Manuel Barroso] se destacó que, desde la cercanía del nuevo poder socialista, la influencia de ambos era destacable en La Moncloa", o "la cabeza visible de Mediapro es Jaume Roures, socio de Contreras en La Sexta, a quien atribuyen una magnífica relación con Barroso". Son sólo algunos ejemplos. En este sentido, citar también el artículo 2.1 que marca que "la información debe ser exacta. Hay que evitar expresiones como "varios", "un grupo", "algunos"..."
5. En el 1.18 se advierte de que se debe evitar "el recurso de disimular como fuentes informativas aquellas que sólo aportan opiniones". En cambio se atribuye a "algunas fuentes cercanas a Moncloa" que "si Zapatero quiere el periódico [Público] saldrá y si no quiere no saldrá" y se citan fuentes próximas a él [Zapatero] para asegurar que el presidente ve "con simpatía" la salida del nuevo periódico. Teniendo en cuenta que no se ofrece ningún dato más, son afirmaciones que quedan en el terreno de la impresión o la subjetividad. Sin más datos no se sabe que se entiende por simpatía, ni se entiende que hace o puede hacer Zapatero para que salga o no un determinado periódico.
6. En el punto 1.24 consta que "si una información recoge hechos radicalmente distintos según los narre una fuente o los explique una enfrentada a la anterior... el titular no podrá ser adjudicado a una de las dos versiones". Pues bien, en el artículo analizado, como ya hemos visto, unas fuentes indeterminadas aseguran que Zapatero y los directivos mencionados son amigos pero esos mismos aludidos lo niegan. Pese a eso en el titular consta "un grupo de amigos de Zapatero".
Mi sensación es que en "EL PAÍS", aunque no esté en su "Libro de Estilo", manda la frase de que "con la empresa, como con la madre, con razón y sin ella".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues si, esto es el periodismo y esto es lo que hacen los periodistas de todo tipo. Tiene usted toda la razón, y lo explica genial, la verdad. Yo también lo pensé cuando lo leí y no encontraba las palabras hasta que he leido lo que usted ha escrito. Deduzco que es usted periodista también. En fin, que gracias por su reflexión