lunes, 2 de julio de 2007

Que díficil es el laicismo

La cúpula de la iglesia católica española no se resigna a ceder ni un milimetro de su poder, siguen sin darse por enterados de que Franco, aquel dictador a quien paseaban bajo palio, sigue muerto y enterrado. Ahora están en la cruzada contra la asignatura de "Eduacación para la ciudadanía" que el gobierno Zapatero pretende implantar. Frente a ellos, los millones de ciudadanos que no se sienten concernidos por las admoniciones de obispos y demás porque se consideran al margen de la iglesia, pero frente a ellos también, los muchos, muchísimos creyentes, que entienden la religión como algo del ámbito privado que rige su comportamiento pero no debe condicionar el del prójimo.
Revisando lo que tienen que ser los contenidos de la asignatura no se detecta ningún ataque a los valores católicos. Les preocupa enormemente las referencias que se van a hacer a determinados modelos de sexualidad, de matrimonio o de familia. En el fondo, lo que parecen desear es que se esconda que existen homosexuales, que cuando se quieren entre si se casan como cualquier otro ciudadano y que pueden tener hijos, ser padres y, algún día, también abuelos.

El problema están en que no quieren perder poder. No aceptan que en un estado laico los gobernantes deben ser respetuosos con todas las creencias y sensibilidades pero legislar prescindiendo de todos los dogmas. Que vivan la religión como quieran, en sus casas, en sus templos, donde sea, pero que no esperen leyes a su gusto. Esos tiempos ya pasaron. La gran dificultad que enfrentamos es el fortalecimiento del laicismo, su concreción al máximo nivel. Está en la Constitución de 1978 pero todavía no en la realidad de cada día, de cada ley. Avanzamos pero muy despacio. Por cada metro que andamos en el camino hacia el laicismo retrocedemos luego ochenta centímetros. Así estamos. La estación clave será la renegociación de los acuerdos con el Vaticano. A ver para cuando. De momento, tila para la jerarquía y tapones para nuestras orejas.

No hay comentarios: