viernes, 20 de julio de 2007

Jo vull ser rei

Pésima noticia la que nos brindan hoy entre la fiscalia y el juez del Olmo. Secuestran “El Jueves” por reírse de los Príncipes. Se trata de una revista de humor. Humor. Parece que no es suficiente con que alrededor de la Casa Real haya un cordón informativo que evita cualquier aproximación crítica a ellos. Como si estuvieran por encima del bien y del mal. Ya ni nos podemos reír a su costa. Todo el mundo está expuesto a ser objeto de chanza, faltaría más, pero la Monarquía no. Al final sucede como con la Iglesia, la Monarquía es una institución tan fuera de su tiempo que cada vez que roza con la democracia saltan chispas. Y siempre sale perdiendo la democracia.
El auto de del Olmo podría también ir en portada de “El Jueves”. Dice que se muestra a Felipe y Letizia en una actitud “claramente denigrante y objetivamente infamante”. En fin, se trata de una posición bastante clásica en el juego del amor. Están follando, sí. O el juez defiende la discreta posición del misionero o lo que quiere decir es que a los Príncipes no se les puede caricaturizar follando. Añade también que la conversación supone un “grave menoscabo del prestigio de la Corona”. Es un chiste, nada más. Poco prestigio hay que tener para que la ocurrencia de un humorista sea capaz de menoscabarlo gravemente.
Desde 1977 “El Jueves” no había sufrido un secuestro por orden judicial, y no será que no se han metido con gente. En 1977 hacía poco más de un año y medio que había muerto Franco. Treinta años después parece que la democracia española sigue siendo menor de edad, o “light”, o poquita cosa. Y ya se sabe que cuando la democracia arrastra un adjetivo (con Franco “democracia orgánica”) no hay democracia.
Recomiendo escuchar la canción de “Els Pets” “Jo vull ser rei”. Entre otras cosas dice: “ser por cojones Jefe de Estado sólo por ser hijo de papa… nunca ser escogido, nunca ser votado y encontrar siempre la moto con el botón en marcha…aburrido de estar rodeado de mamones, sudando infalibilidad, como un cacique o un dictador… y viajar mucho ya sea oficial o por placer que ya se sabe que en Suiza se esquía muy bien…si todos somos igual ante la ley por qué cojones yo no puedo ser rey”.
Y por cierto, al juez del Olmo y a la fiscalía les pido que miren la tele, cualquier día, a cualquier hora y que la misma energía que dedican a proteger a los Príncipes, la dediquen a defender a los que nos sentimos infamados y denigrados por los productos que se ofrecen.

1 comentario:

Fonoteca de radio dijo...

Quizá fura excesivo. Me refiero al juez y al dibujante.
Ambos excesivos.
Lego en leyes y torpe de trazo sólo puedo suponer.

Reflexión o corolario: ¿mejoraría la convivencia tener un presidente cada 5 ó 7 años? ¿Sobreviviría a los primeros tres años?
Quizá tener un punto de apoyo, justo o no, sirva como decía el filoósofo para mover el mundo.