miércoles, 20 de septiembre de 2017

SIN DEMOCRACIA NO HAY TRABAJO POLÍTICO QUE PUEDA SERVIR A LA CIUDADANÍA

El Barranc dels Frares, en Godella, es un lugar problemático que provoca importantes inundaciones en el entorno de dicha población y también en el de Rocafort, Burjassot y Massarojos. Es un tema del que ya he hablado en más de una ocasión en este diario y del que, seguro, seguiré hablando. La solución prevista antes de que nosotros llegáramos al gobierno era hacer una gran canalización, un azarbe, por la huerta de Rocafort y llevar las aguas hasta el Palmaret Bajo y el barranco del Carraixet. Se trata de una obra con un gran impacto ambiental que, actualmente, estamos revisando con un principio de acuerdo entre los diferentes municipios afectados. El objetivo común: no retrasar el inicio de los trabajos pero con alternativas que tengan un menor impacto ambiental que el azarbe. 

 
Ayer por la mañana nos reunimos con el concejal de Medio Ambiente de Rocafort, Eduard Ramírez Comeig, para estudiar sus propuestas de actuaciones alternativas. Rocafort, que es por donde tendría que pasar el azarbe, está en contra de la obra y propone llevar a cabo parques verdes que puedan servir como balsas de laminación. Esta mañana tendremos una reunión con técnicos de la Generalitat y de los diferentes municipios para concretar esas alternativas. 
 
A continuación participé en la Comisión de Seguimiento de la Cátedra de Cambio Climático de la Universidad Politécnica que dirige el profesor Manuel Pulido. Revisamos la reciente actividad de la cátedra así como la preparación de las Jornadas que organizarán en el mes de octubre y la Conferencia que en noviembre dará la ex secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, sobre la imperiosa necesidad de legislar sobre esta cuestión. También repasamos temas administrativos de funcionamiento y el estado de la tramitación de las becas y premios de investigación que la Cátedra ha puesto en marcha. 

  
Desde el Consell, queremos que en esta segunda parte de legislatura tenga más presencia nuestra actividad en torno al Cambio Climático. Más allá de las políticas que venimos aplicando en la dirección de reducir nuestra aportación en negativo al Cambio Climático, se trata también, especialmente desde nuestra Conselleria, de darle el máximo de visibilidad a la cuestión. Por ello, antes de final de año tenemos previsto presentar la Estrategia de Energía y Cambio Climático en la que llevamos invertidos casi dos años de trabajo y, a partir de ella, hacer una labor divulgativa y educativa más potente e ir preparando una regulación legal al respecto. 

 
Antes de comer, con Manuel Lubary, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos y Consumidores de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA), tratamos el tema de la quema de la paja del arroz en la Albufera. Desde CAVE-COVA, como ya han hecho en otras ocasiones, están preparando una queja ante la Unión Europea. Nosotros les explicamos que tenemos previsto limitar la quema a las zonas de cultivo de arroz que puedan tener una amenaza real de sufrir fisiopatías y que, además, la quema sólo se hará de manera controlada. Estamos convencidos de que así las molestias causadas por el humo serán mucho menores que las del año pasado. Hemos hablado de la cuestión repetidamente con los agricultores de la Albufera y estamos seguros de que, entre todos, conseguiremos reducir a su mínima expresión las posibles molestias, tanto al medio ambiente como a la salud de las personas. La quema tiene alternativas, como se reconoce en todos los informes y si, además, se sigue trabajando en la búsqueda de salidas rentables para facilitar la retirada, en próximas temporadas aún lo tendremos más fácil. 
 
La tarde la dediqué al trabajo interno y a preparar mi intervención en unas jornadas sobre la contaminación por ozono convocadas para hoy por "Ecologistas en Acción". 

 
El día lo terminé en la calle Colon de Valencia, a las puertas de la Delegación del Gobierno. Obviamente no estaba allí como Secretario Autonómico sino como ciudadano cabreado para protestar por la deriva antidemocrática del Gobierno de Mariano Rajoy en relación a Cataluña. Detenciones, registros, persecuciones, amenazas, incautaciones, censuras... gestos impropios de un Estado de Derecho. Ya no es cuestión de independencia o no independencia, es cuestión de democracia. Ante los atentados del terrorismo etarra se decía que la violencia no era el camino, que sin armas y por la vía política todo era defendible. Se ve que no. El referéndum no es el problema, el referéndum es la solución. En democracia, las discrepancias se resuelven votando. El miedo al referéndum va más allá de la independencia o no de Cataluña. El miedo es que después del tema catalán queramos votar más cosas: el modelo de Estado, el rescate de los bancos, las condiciones laborales, el modelo productivo... y votando, votando, se desmonte la estructura de un régimen que nos ha llevado hasta aquí pero que ya no da para más. Esto es lo que yo reclamaba ayer con mi presencia ante la Delegación del Gobierno, algo que va mucho más allá de si Cataluña debe ser o no independiente.

DE LA MAYOR CANTERA DE MÁRMOL DEL MUNDO AL CAMBIO CLIMÁTICO


Ayer estuvimos en la mayor cantera de mármol del mundo, la mayor cantera a cielo abierto de Europa, la de MonteCoto en Pinoso, en el Medio Vinalopó. Impresionante, sí. Un agujero inmenso. 300 metros de profundidad.
 


Una explotación que es un puntal económico en la zona pero, al mismo tiempo, con un impacto medioambiental negativo de primer orden por diferentes motivos. Nuestros anfitriones fueron el alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, y la concejala de Medio Ambiente, Silvia Verdú. También nos acompañaron representantes empresariales y concejales de diferentes poblaciones del Medio Vinalopó (Monóvar, La Algueña y La Romana).


 
La gestión de los residuos de la explotación, una mezcla de piedra y tierra denominada «marmolina», así como el conjunto de toda la actividad, está en un proceso de regularización desde hace años pero no acaba de rematarse. Ahora mismo, los depósitos de residuos se acercan al municipio vecino de La Algeña y, ambos Ayuntamientos, han iniciado un proceso para la aprobación de un Plan Especial urbanístico que suponga una solución de futuro a esta problemática. La gestión minera significa extraer de un punto, aprovechar las piezas de mármol que se obtienen y el resto del material extraído, toneladas y toneladas cada día, ir acumulándolo en otro punto. 

 
El objetivo es regular todo el proceso de una vez, acabar con años y años de «parcheo» administrativo para superar los obstáculos. 
 
La Asociación de Empresarios del Mármol comparte también esta pretensión. Su interés es plantear una gestión que les pueda garantizar la actividad durante los próximos 20 años, como mínimo. 

Nuestro compromiso fue que procuraríamos que no hubieran demoras administrativas y que, más allá del mantenimiento de la actividad, la protección del territorio, la regulación de los impactos ambientales y las sucesivas restauraciones a realizar fueran nuestras prioridades. Hablar de sostenibilidad ante una cantera de esa magnitud resulta contradictorio, pero la política la hacemos a partir de lo que hay, y a partir de ahí iniciamos los cambios. 

  
De hecho, tocamos dos aspectos más de cuestiones relacionadas con la extracción del mármol. Por un lado, la posibilidad de que los restos del mármol que salen de las fábricas donde se hace su tratamiento se puedan usar para restaurar las cavidades de viejas explotaciones o para el sellado de vertederos. Esta posibilidad resolvería dos problemas, por un lado la restauración de los espacios degradados y, por otro, la existencia de montañas de restos del mármol que, ahora, se acumulan de manera irregular junto a las fábricas. Estos restos de mármol tienen características parecidas a la arcilla pero su consideración como residuos dificulta su uso. El segundo tema es el preocupación que tienen los empresarios del mármol para poder exportar la piedra triturada como graneles desde el puerto de Alicante. Las dificultades que tiene la instalación portuaria para hacer el trasiego de graneles impide la manipulación en gran cantidades. La futura existencia de naves cerradas en depresión en el puerto de Alicante podría ser clave en este sentido. 
 
Después de toda la mañana en Pinoso, de un par de reuniones y de diferentes visitas alrededor de la cantera, nos fuimos hasta Cocentaina. 
 
Allí mantuve una reunión con el director de los Parques Naturales de Mariola y Font Roja, Salvador Palop, y el presidente de la Junta Rectora de la Sierra de Mariola, Xavier Anduix. También estuvo con nosotros el concejal Jordi Pla. Hicimos un repaso a diferentes iniciativas en relación con este espacio protegido: el aumento de brigadas del Parque que vamos a hacer efectivo a partir del próximo año; las mejoras en comunicación e información a la ciudadanía; la profundización en la coordinación entre las diferentes administraciones implicadas; e iniciativas diversas de dinamización y conservación de este espacio natural. 

  
A continuación, en la Casa de la Juventud, participé, conjuntamente con el concejal de Medio Ambiente de la localidad, Juan Saúl Botella, en la inauguración de las "II Jornadas Cocentaina hacia la sostenibilidad". 


Serán quince días de conferencias, visitas, proyección de documentales, rutas guiadas, etc. El hilo conductor de esta edición "El Cambio Climático y la Biodiversidad". Se trata, lo dije en mi intervención, de una iniciativa valiosa para fortalecer el nivel de conciencia ciudadana en torno a esta cuestión.

 
Estamos ante el mayor reto de la humanidad y no podemos dejar que las cosas más urgentes del día a día pero mucho menos importantes nos desvíen un ápice de la necesaria implicación en la lucha de cada uno contra el cambio climático. Una ciudadanía consciente será una ciudadanía exigente y esto obligará a los poderes públicos a no mirar hacia otro lado, a no ser cobardes, y a ser consecuentes con la magnitud del reto. 


Necesitamos nuevos modelos de desarrollo y desde las administraciones públicas tenemos que trabajar en ellos. Si hacemos las cosas "como siempre" tendremos un grave problema. Y lo tendremos todos nosotros, no el planeta. El planeta seguirá pero las personas quizás no tendremos ya lugar en él. Aprovechemos la oportunidad que significa el cambio climático para empezará hacer las cosas de otro modo. No estaremos ante una catástrofe si somos capaces de aprovechar esta oportunidad.

lunes, 18 de septiembre de 2017

POR UNA ALBUFERA LIBRE DE ENVASES ABANDONADOS

La mañana de ayer la dediqué íntegramente a la Albufera y a una iniciativa muy valiosa, un proyecto que encabeza la Fundación Global Nature, financiado por Lanjarón, y en el que participan otras asociaciones relacionadas con actividades medioambientales. Se trata de una acción que supondrá la recogida, selección, clasificación y reciclaje de los residuos que llegan a la Albufera, es decir, afecta sobre todo a envases de plástico abandonados. 

  
La Albufera es un espacio delicado, muy vulnerable, sometido a una altísima presión y que puede servir de ejemplo de hasta qué punto la acción humana, con su dejadez y falta de cuidado depreda el territorio. Son cerca de cinco millones los envases de bebidas que cada día se abandonan o se depositan allí donde no toca en nuestra Comunitat. Muchos de ellos, por barrancos, torrentes o acequias, acaban en el lago de la Albufera. Otros terminan en el mar. De hecho ayer, los trabajadores del servicio de limpieza en poco más de una hora recogieron un volumen de residuos muy grande que tuvimos justo al lado de donde hicimos la presentación del proyecto. 

 
Al margen del trabajo de recogida, la iniciativa de Global Nature hará también una tarea de caracterización de lo que se vaya recogiendo y diferentes iniciativas de concienciación para hacer llegar la información a la ciudadanía. 

  
El proyecto tiene valor no sólo por lo que significará de mejora de la Albufera sino porque a partir de un lugar tan "mediático" se puede hacer una gran tarea de concienciación para evidenciar un grave problema como es el del abandono de envases. 

  
En cuanto al resto de día, y ya por la tarde, aunque por la mañana ya había tenido que contestar algunos medios, tuve diferentes entrevistas con medios de comunicación. Los temas, varios. Fue un día de bastante movido. Por un lado, la cuestión de la quema de la paja del arroz que, como ya hemos dicho reiteradamente, con respecto a los informes medioambientales, estarán listos antes de lo que estuvieron el año pasado y buscamos un mayor control tanto de la superficie a quemar como del seguimiento de la quema. La presión va en aumento. Desde las organizaciones agrarias han sido muchas las voces que, en los últimos días, me han llamado para interesarse por la cuestión y, a todos les he ido explicando las cosas que acabo de apuntar. 
 
También sobre incendios di ayer explicaciones a diferentes medios de comunicación. Se acaba la temporada de verano y se nos pide un balance. Llevamos en lo que va de temporada un poco menos de 1.300 hectáreas quemadas; el año pasado fueron casi 6.000 y la media de los últimos 10 años es de 9.000. De cualquier modo no son buenas cifras, cualquier incendio es demasiado y todavía nos quedan algunos días de calor que podrían ser el escenario de algún que otro fuego. No podemos bajar la guardia. Todo el personal implicado en las tareas de vigilancia, prevención y extinción han hecho un gran trabajo y debemos rematarlo. Han bajado los incendios fruto de negligencias pero el número total de fuegos se mantiene estable. Queda todavía mucho trabajo por hacer. 
 
Por último, he tenido que desmentir las acusaciones del Ministerio de Fomento de Madrid que decía que nuestra Conselleria oponía al proyecto del tren de la costa que debe unir completamente Valencia y Alicante. Nada de oposición, simplemente alegaciones, hechas de acuerdo con la Conselleria de Vivienda y Vertebración del Territorio, que pretenden mejorar la iniciativa, hacerla medioambientalmente mejor y que pueda garantizar un mejor servicio a los pueblos y a las ciudadanía. Es curioso que, después de años y años de olvido del proyecto y de las repetidas peticiones de las comarcas afectadas, que no se realicen las obras sea culpa de quien no tiene ninguna responsabilidad. La obra es cosa del Gobierno del PP de Madrid y nadie más que ellos tiene la culpa de que no se haga. 
 
Una parte de la tarde la dediqué también a preparar una charla que esta noche daré en Cocentaina sobre "Cambio Climático y Biodiversidad". Mañana contaré algo más.

sábado, 16 de septiembre de 2017

SEGUIR TRABAJANDO PARA MEJORAR LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS, ENVASES INCLUIDOS

Pasado ya todo el ajetreo de los dos días del Debate de Política General, y que ayer aún tuvo continuación con la demanda de opinión por parte de diferentes medios, este viernes podríamos decir que fue un día tranquilo. La preocupación de los medios era saber qué opinaba yo de que dos propuestas de resolución que se habían presentado sobre el SDDR no hubiesen sido aprobadas. Creo que, precisamente, el hecho de que no se aprobasen hace que todo siga igual. Estamos trabajando de manera muy cuidadosa pero decidida en el conjunto de la mejora de la gestión de los residuos en nuestra Comunitat y en el apartado de los envases no hay mejor manera de llevarla adelante que con un sistema de depósito. Seguiremos como hasta ahora. Lo teníamos en el programa, disponemos de muchos estudios al respecto, mucho trabajo hecho y ahora estamos viendo como otras comunidades (Navarra, Cataluña, Baleares...) lo tienen tanto o más avanzado que nosotros.

Envases abandonados en el cauce del río Segura (Guardamar del Segura, 2016)
La mañana de ayer la empecé con una reunión con el alcalde y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Xaló, Marina Alta, Joan Miquel Garcés y Gerard Fullana, y diferentes técnicos municipales. Sobre la mesa, una serie de temas. Fue una visita bien aprovechada. Repasamos la necesidad de acelerar tanto como sea posible los trámites de revisión ambiental de un proyecto de construcción de un nuevo colegio para la población que el PP llevaba años prometiendo pero nunca hizo. La protección de la Sierra de Bèrnia también la tratamos. El lugar ha sufrido épocas de fuerte presión urbanístca y el ayuntamiento quiere garantizar la preservación del espacio. La Sierra de Bèrnia es, en estos momentos, paisaje protegido, lo que significa un alto grado de control y conservación. Ahora estamos en la fase de crear los entes de participación y gestión y elaborar los documentos de uso. No son procesos administrativos de conflicto pero sí largos y aún más debido a que son muchos los espacios protegidos que estaban aprobados pero sin documentos de gestión.

  
Xaló ha sido durante años un pueblo con graves problemas de pérdidas en la red municipal de agua. Desde los presupuestos municipales se ha hecho en los últimos dos años un fuerte esfuerzo para reducirlas y ahora nos pedían algunas inversiones complementarias que nos comprometimos a estudiar. Al igual que también acordamos que les ayudaremos a impulsar todavía más su proyecto de recogida de basura puerta a puerta.
 
Luego me reuní, junto con el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, con el director conservador del Parque Natural de la Sierra de Espadán, José Vicente Escobar. El tema central de la conversación fue cómo podemos gestionar mejor los bosques de esa zona (y puede servir para otros) para evitar incendios y arraigar a la gente en el territorio.
 
Escobar nos planteó el gasto absolutamente millonario que significaría hacer todas las fajas perimetrales junto a los caminos del parque y las zonas de protección más cerca de las zonas habitadas para prevenir incendios forestales. La alternativa a estudiar es ligar todo este proceso de mejora de las condiciones de caminos y pistas con el uso de la biomasa resultante para ser usada como fuente energética en instalaciones sanitarias o, en general, en infraestructuras públicas del entorno del Parque. Hay que considerar que la distancia entre el espacio protegido y la ciudad de Castellón es muy pequeña.

 
Este uso de la biomasa forestal residual es una realidad en muchos países, sobre todo del norte de Europa, donde, ciertamente, las características de los bosques son diferentes. En nuestro país, el uso de esta biomasa está ligada más al aprovechamiento en los propios municipios donde están los bosques, pero no podemos descartar iniciativas más ambiciosas.
 
De cualquier modo, trabajaremos en la propuesta, vinculándola a todo lo que ya estamos trabajando en esta área y, con la colaboración de otras instancias del Gobierno, procuraremos resolver (en lo posible) un triple problema: la hiperdensidad en muchos de nuestros bosques, la falta de actividad económica en el mundo rural y el uso insostenible de fuentes de energía no renovables.
 
Hasta la hora de comer me dediqué a cerrar la agenda de actividades de cara a la próxima semana y, sobre todo, a leer y firmar una serie de documentos que tenía acumulados y que ya me reclamaban desde diferentes departamentos. Un par de días sin tiempo para la firma es sinónimo de un par de horas ante el ordenador leyendo y, como no, llamando a unos y a otros, para que me den detalles que en los documentos no aparecen.

viernes, 15 de septiembre de 2017

EL PARQUE NATURAL DEL TURIA DOBLA SU EXTENSIÓN

Ayer la jornada comenzó pasadas las 10 de la mañana. Ciertamente no madrugué demasiado. Claro que, la noche anterior, habíamos acabado pasadas las 4. 

La primera reunión del día fue con el director general de Agua, Manuel Aldegeuer, y el subsecretario, José Moratal, para revisar una serie de convenios que tenemos en marcha en temas hídricos con las diputaciones de Castellón y Alicante, y estudiar el estado de la tramitación administrativa de diferentes proyectos. Tenemos una prioridad y hay que ir realizando el seguimiento para que los plazos previstos se vayan cumpliendo y, si los papeles se atascan, saber dónde y por qué. 
 
A continuación, como todos los jueves, fui al "Consellet", la previa del Pleno del Consell de los viernes. De nuestra área llevamos un convenio con la Federación de Deportes de Montaña y Escalada para el mantenimiento de sendas. El importe del mismo: 30.000 euros. 
 
A primera hora de la tarde hice un seguimiento de diferentes temas relacionados con mi Secretaría Autonómica que se estaban discutiendo en la fase de propuestas de resolución del Debate de Política General. No tuve demasiado tiempo para esta cuestión ya que me fui a Vilamarxant para participar en la reunión de la Junta Rectora del Parque Natural del Turia. Las Juntas Rectoras son los órganos de participación ciudadana en la gestión de los espacios protegidos. En ellas están representados Ayuntamientos, entidades culturales y deportivas, grupos ecologistas, etc. 

El tema a tratar era la presentación del proyecto de revisión del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Parque. Presidía la sesión Nieves Prat, máxima responsable de la Junta. También estaban el director general de Medio Natural, Antoni Marzo; el jefe de servicio de Parques, José Antonio Hernández, y el director del Parque Natural del Turia, Antonio Ballester. 

  
La revisión del PORN supone una importante ampliación del Parque, que pasa de 9.000 a 16.000 hectáreas e incluye a tres pueblos más: Gestalgar, Bugarra y Chulilla. Hasta ahora, el del Turia, era el único de los parques valencianos que no tenía espacio incluidos en la Red Natura 2000, ahora ya los tendrá, lo que facilita la consecución de las ayudas europeas. 
 
Con estas incorporaciones, el parque del Turia tocará con el de Chera-Sot de Chera, lo que mejora considerablemente la conectividad entre espacios naturales protegidos de interés. Esta modificación supondrá también la ampliación de las brigadas que trabajan en el Parque. 

 
Una vez presentado el proyecto, los diferentes agentes podrán ir haciendo observaciones dentro del grupo de trabajo que se formará en la Junta y, obviamente, cada uno de ellos, por separado, podrá hacer las alegaciones que considere oportunas cuando llegue el momento. Será una vez termine el período de Evaluación Ambiental que ahora se inicia y que puede tardar menos de un año. Al final el conjunto de la tramitación puede alargarse alrededor de un año y medio... aunque hablar de plazos siempre es cuestión resbaladiza. 
 
El turno de palabras fue largo y, como siempre en estos casos, muy interesante. La cuestión de la compatibilidad de usos se puso sobre la mesa en repetidas ocasiones. Se habló también sobre la preocupación que generan las limitaciones en el desarrollo urbanístico que pueda significar para los nuevos municipios que entran en el Parque; sobre la corrección de incongruencias que tenía el PORN aprobado en tiempos del PP; sobre las posibilidades de cambiar los límites propuestos... 

  
Explicamos que estamos en una fase ya avanzada pero en la que todavía hay tiempo para introducir cambios, nuevas propuestas, nuevos aspectos no contemplados o corregir posibles errores. 
 
Ya de vuelta, regresé al seguimiento del debate y votación de las propuestas de resolución en Las Cortes. En general, todas las que afectaban a mi departamento fueron, con respecto a los grupos que apoyan al Gobierno, aprobadas. No así la mayoría de las presentadas por Ciudadanos y el PP. Había un par de mociones sobre el modelo de gestión de envases con el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR). Una propuesta de resolución de Ciuadanos que pedía ampliar los estudios y que fue rechazada ya que sólo obtuvo los votos favorables del Partido Socialista y de su propio grupo; y una segunda, de Podemos, que pedía la aplicación más rápida del nuevo sistema y que también fue rechazada, porque sólo la votaron favorablemente Podemos y Compromís. 

 
En todo caso, el SDDR está incluido en la revisión del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana y, por tanto, seguiremos adelante con el enorme trabajo que hemos hecho para convertirlo en realidad, para satisfacción de la mayoría de la ciudadanía y al servicio de un nuevo modelo de gestión sostenible que debe procurar un mundo mejor y más habitable para todas las personas.